Además de los “fierros”, toda Institución Militar requiere contar con Recursos Humanos y Capacidades Técnicas propias que le otorguen el mayor nivel de autosuficiencia para operar y mantener sus sistemas de armas. En esa línea, la Fuerza Aérea Argentina (FAA) ha vuelto a enfocarse en capacitar sus RRHH, recuperar infraestructura y talleres, desarrollar tecnologías, etc.

De nada sirve contar con el mejor caza supersónico si no se cuenta con pilotos formados y adiestrados en Técnicas y Tácticas para aprovechar al máximo las prestaciones del avión que vuelan.

Del mismo modo, se puede tener los aviones más avanzados y pilotos adiestrados para el combate y, si no se dispone del personal técnico capacitado y habilitado para realizar el mantenimiento de las aeronaves, lo más probable es que la disponibilidad operativa de los medios sea baja, afectando el cumplimiento de la misión impuesta por el poder político de la nación.

Los aspectos citados precedentemente con relación a la disponibilidad de “fierros”, personal y capacidades técnicas propias, se tornan aún más relevantes en países con amplio territorio y acotados recursos asignados a la Defensa Nacional.

Específicamente hablando de la República Argentina, se trata del octavo país más grande del mundo en extensión territorial y marítima; sin embargo, desde hace casi cuatro décadas los diversos partidos políticos que se han sucedido en el gobierno vienen destinando menos del 1% del Producto Bruto Interno (PBI) a la Defensa Nacional, lo cual produjo un enorme éxodo de Oficiales, Suboficiales y Personal Civil altamente calificado de las Fuerzas Armadas (FFAA) al sector privado nacional o, incluso, su migración al extranjero.

Con esto queremos exponer una realidad que ha afectado negativamente al Estado, ya que las FFAA invierten una importante suma de sus limitadísimos recursos presupuestarios en formar y capacitar (en el país y en el extranjero) a sus Oficiales, Suboficiales y Personal Civil, los cuales luego piden la baja por la enorme diferencia salarial que perciben por hacer lo mismo en las FFAA en vez de en una empresa privada o incluso en otras instituciones estatales.

A fin de ilustrar al lector sobre esta situación podemos decir que los pilotos militares cobran en mano la cuarta o quinta parte del salario que percibe un piloto civil de Aerolíneas Argentinas (empresa 100% estatal), y similar proporción se repite con relación al personal técnico de mantenimiento aeronáutico.

El deterioro de la FAA

 Sin lugar a dudas, tras su excelente desempeño -reconocido incluso por los británicos- durante el conflicto de 1982, la Fuerza Aérea Argentina ha sido la institución castrense que más se vio afectada por la reducción presupuestaria y la falta de visión estratégica de la dirigencia política nacional.

La desidia de quienes han gobernado el país desde 1983 impidió compensar la gran cantidad de aeronaves destruidas durante la Guerra de Malvinas. Tampoco fueron modernizados los sistemas de armas pese a las duras lecciones aprendidas en el conflicto (sistemas IFF, dispensadores de chaff y flare, empleo de armamento inteligente, etc.), ni siquiera se reemplazaron aquellos que fueron llegando al fin de su vida útil (como los cazas supersónicos Mirage o los aviones de transporte estratégico B-707), provocando una peligrosa merma en las capacidades específicas de la FAA y, por supuesto, a nivel conjunto de todo el Instrumento Militar.

A la pérdida de medios aéreos que sufrió la FAA por hacer frente a la flota de la por entonces tercera potencia militar del mundo, debe añadirse el progresivo deterioro de las capacidades operacionales y técnico-logísticas.

En ese sentido, la escasez presupuestaria sufrida por las Fuerzas Armadas tras la derrota de Malvinas implicó, en el caso específico de la Fuerza Aérea,  la reducción de su actividad operativa, pasado de volar un promedio de casi 120.000 horas anuales en la década de 1970 a las apenas 30.000 horas promedio desde 2008 al presente.

En lo que hace a su dotación de aeronaves, en 1982 la Fuerza Aérea Argentina contaba con 44 Escuadrones Aéreos Operativos, totalizando una flota de casi 300 aviones y helicópteros, con una antigüedad promedio de 14 años (relativamente moderna a nivel mundial y la más potente de Latinoamérica).

En lo que hace a las capacidades de investigación y desarrollo (I+D), mantenimiento y producción para la Defensa, la FAA se vio resentida por la virtual paralización de la actividad productiva y de mantenimiento mayor que se llevaba a cabo en la entonces Fábrica Militar de Aviones (hoy Fábrica Argentina de Aviones – FAdeA) y las Áreas de Material Quilmes (AMQ) y Río Cuarto (ARMACUAR), agudizando la crisis logística por la sensible reducción de aeronaves de ala fija y rotativa en servicio.

La cancelación del Proyecto Cóndor (vector que podría usarse como inyector satelital en órbitas polares bajas o misil con alcance de 1.000Km); la disolución de la entonces Comisión Nacional de Investigaciones Espaciales (CNIE, que dependía de la FAA) y el traspaso de sus funciones a la flamante Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE, dependencia estrictamente civil); la creación de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) y la Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA) con la transferencia a estas dependencias del control del tráfico aéreo con el personal especializado y los radares de la FAA; la disolución de la Policía Aeronáutica Nacional (PAN) y la creación de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA, institución netamente civil); son algunas de las decisiones que tomaron las sucesivas autoridades políticas desde 1983 al presente, afectando negativamente las capacidades de la Fuerza Aérea Argentina y su contribución a la Defensa Nacional.

El principal activo: los RRHH

Los hechos enumerados precedentemente no pretenden desmerecer el enorme esfuerzo del personal militar y civil que integra la Fuerza Aérea Argentina y sus familias (que deben acompañar los frecuentes traslados, soportar ausencias y limitaciones económicas, etc.).

Por el contrario, es justo reconocer el compromiso, la vocación de servicio y profesionalismo de los Oficiales, Suboficiales, Soldados y Personal Civil de la FAA, ya que pese al escaso presupuesto y malas condiciones laborales, siguen poniendo lo mejor de sí mismos para mantener viva esta importante Institución de la Patria, que debe ser respetada por el notable rol que desempeñó durante la Guerra de Malvinas y en cada oportunidad que salió en ayuda de la población argentina y de países amigos, ya fuera por desastres naturales, la pandemia del COVID, etc.

El blanqueo total de los magros haberes que percibía el personal de las FFAA, iniciado en la gestión macrista y completado durante el actual gobierno y la sanción de la Ley que creó el Fondo Nacional para la Defensa (FONDEF) para asegurar una asignación presupuestaria que permita planificar a mediano y largo plazo inversiones en la recuperación, modernización y adquisición de sistemas de armas para las Fuerzas Armadas son señales positivas sobre el consenso de los diversos partidos políticos respecto a la necesidad de contar con un Instrumento Militar moderno, con personal formado y adiestrado, equipado con medios idóneos para vigilar, controlar y defender la soberanía y los recursos naturales de la República Argentina.

Foto: Rodrigo Alvarez

Rumbo a la recuperación

En las siguientes líneas analizamos algunos aspectos para ver, concretamente, cómo se están recuperando y ampliando las capacidades de la FAA.

Personal

Conscientes que el mayor activo de cualquier organización son sus integrantes, es justo reconocer el empeño que se ha puesto -especialmente durante las últimas dos conducciones de la FAA- por volver a contar con una Fuerza Aérea Argentina que vuele más alto, más rápido y más lejos…

En lo que hace al Personal, tanto civil como militar, se han reforzado las partidas presupuestarias destinadas al racionamiento (alimentación), vestuario (provisión de nuevos y mejores uniformes), viviendas de servicio (reparación de las existentes y construcción de nuevas unidades), capacitación (cursos en el país y en el extranjero), etc.

Infraestructura

Pese a lo acotado del presupuesto, en los últimos años se concretaron reparaciones y ampliaciones de pistas, calles de rodaje, plataformas, hangares, casinos de Oficiales y Suboficiales, viviendas de servicio, etc. A modo de ejemplos se pueden citar los trabajos llevados a cabo en la Base Aérea Militar (BAM) Chamical y la VI Brigada Aérea de Tandil.

La inversión en infraestructura no sólo ha sido a través de la contratación de empresas privadas, sino que también ha contado con la participación del Grupo 1 de Construcciones (G1C), dependencia de la FAA que ha recibido fondos para recuperar e incorporar maquinaria, herramientas y personal.

La idea de la FAA es que el G1C pueda volver a hacerse cargo de la reparación y mantenimiento mayor de pistas, balizamientos, barreras de contención, usinas e instalaciones para el suministro de agua, calles de rodaje y plataformas para aeronaves y grupos electrógenos.

Resulta pertinente explicar al lector por qué es tan importante para la FAA potenciar la capacidad operativa del G1C, no tanto en tiempos de paz, sino más que nada en situación de crisis o conflicto, ya que será entonces cuando se deban realizar obras bajo fuego enemigo, asumiendo riesgos que no se pueden exigir a las empresas privadas.

Concretamente en Malvinas, la Fuerza Aérea analizó la posibilidad de extender la única pista de hormigón existente en 1982, lo cual hubiera permitido operar los cazabombarderos de la FAA y de la Aviación Naval desde las islas, ampliando su radio de acción y reduciendo los tiempos para atacar a los buques y tropas inglesas.

Algunos de los trabajos más relevantes que se han llevado a cabo en cuanto a la recuperación de infraestructura son la repavimentación de las pistas, calles de rodaje y plataformas de las VI Brigada Aérea de Tandil y de la Base Aérea Militar Chamical, incluyendo instalaciones eléctricas, sanitarias y viviendas.

Servicios de base

En 2020 se decidió implementar un Plan de Seguridad Integral de la FAA, el cual se basa en la incorporación de más Soldados Voluntarios y la restauración de la “Especialidad de Seguridad y Defensa”, a fin de contar con personal formado y adiestrado para brindar protección física y electrónica a la infraestructura, medios y personal de la Institución.

El pasado 2 de agosto se realizó la ceremonia de puesta en funcionamiento del Sistema Integral de Seguridad y Defensa Terrestre de la Fuerza Aérea Argentina, siendo la I Brigada Aérea -con asiento en El Palomar- la primera Unidad en contar con personal especialista en Seguridad y Defensa.

Se espera completar la asignación de personal y medios para Seguridad y Defensa Terrestre en todas las Unidades de la FAA durante el año próximo, dependiendo ello de la asignación presupuestaria para incorporar más personal y medios específicos (armamento, chalecos antibala, cámaras, canes, etc.).

En el marco del “Plan de Recuperación de Capacidades del Servicio de Extinción de Incendios” de la Fuerza Aérea Argentina, se ha realizado una importante inversión en el mantenimiento, recuperación y ampliación de la flota de autobombas, máscaras y equipos de respiración autónoma, uniformes antiflama, herramientas especiales, etc.

Se estableció la necesidad de asignar al menos un helicóptero a cada Unidad  que cuente con Grupo Aéreo (las Brigadas y la Escuela de Aviación Militar), a fin de brindar una mejor respuesta ante un eventual accidente.

 Incorporación de medios

Si bien se carece de algunos sistemas de armas que son indispensables para cualquier Fuerza Aérea que se precie de tal, el ejemplo más emblemático es la carencia de cazas supersónicos, en los últimos años se ha comenzado a revertir la tendencia negativa del promedio anual que venía dando la proporción entre bajas (por accidentes y/o desprogramación por llegar al fin de su vida útil) y altas (por recuperación, modernización, desarrollo nacional y/o adquisición al extranjero) de aeronaves.

En los últimos quince años las adquisiciones más relevantes de medios para la FAA han sido: ocho TECNAM P-2002JF “Sierra” y diez Grob G-120TP para la formación de pilotos; nueve IA-63 “Pampa III y doce Beechcraft T-6C+ “Texan II” para entrenamiento avanzado y ataque ligero; un Boeing B-737 de transporte de medio/largo alcance; un Lear Jet 60 de transporte VIP; un SAAB 340 de transporte de pasajeros para Líneas Aéreas del Estado (LADE); doce Beechcraft TC-12B “Hurón” para formar a los pilotos de transporte y trasladar personal y material; dos helicópteros MI-171E y seis Bell 412EP; lanzadores y misiles antiaéreos RBS-70NG; radares primarios 3D, fijos y móviles, de medio y largo alcance; dos Sistemas Aéreos Militares Remotamente Piloteados (SAMIRP) Clase I modelo AR-1F “Búho” junto a su Dispositivo Entrenador de Vuelo (DEV) desarrollados por la FAA para formar personal y operaciones tácticas hasta 10Km; un sistema inhibidor de drones; equipos israelíes de comunicaicones, ciberdefensa y guerra electrónica; seis radares primarios 3D de largo alcance (RPA-240T) y dos radares 3D móviles RPA-170M diseñados y producidos por INVAP.

En relación a los medios adquiridos para la formación de aviadores militares, el actual Jefe del Estado Mayor General de la FAA (JEMGFAA), Brigadier General Xavier Isaac, afirmó que: “Con la incorporación del Sistema de Armas Texan T-6 podemos decir sin temor a equivocarnos que tenemos una calidad de instrucción a la altura de las mejores Fuerzas Aéreas del mundo”.

Foto: Rodrigo Alvarez

Mantenimiento y Modernización

La necesidad de aprovechar al máximo los escasos recursos presupuestarios, la alta burocracia (completar múltiples instancias, plazos, formularios, etc.) que implican las contrataciones de servicios, insumos y bienes de capital (la mayor parte a través de licitaciones públicas, nacionales y/o internacionales, las menos contrataciones interadministrativas o directas por exclusividad), la inflación y el limitado acceso a fuentes de financiación sumado a la diferencia cambiaria entre el peso argentino y el dólar/euro que representan las monedas en las cuales se realizan las contrataciones han llevado a la Fuerza Aérea a buscar la máxima autonomía en lo que hace al mantenimiento y modernización de sus medios.

Además, sigue siendo marginal la oferta de bienes y servicios que pueden ofrecer hoy las Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES) del sector privado (REDIMEC, FIXVIEW, CICARÉ, DTA, etc.) y sus homólogas estatales (FAdeA, INVAP, VENG, Fabricaciones Militares, etc.) dedicadas a la Defensa.

Por lo expuesto, en los últimos años la FAA ha suscripto contratos para mantenimiento y modernización que implicaban transferencia de tecnología y capacitación del personal, civil y militar, de los Grupos Técnicos de cada Brigada Aérea y -especialmente- de los integrantes del Área de Material Quilmes (AMQ) y del Área Material Río Cuarto (ARMACUAR).

A modo de ejemplos sobre las últimas contrataciones en las cuales la FAA exigió con offsets podemos citar los siguientes: contratos con INVAP para el mantenimiento y modernización de radares primarios 3D, fijos y móviles; contrato con REDIMEC para actualizar la aviónica de la flota de aviones Lear Jet 35 y equipar uno de ellos (VR-24) para inteligencia de señales y comunicaciones (SIGINT), trabajos que se llevaron a cabo en el Grupo Técnico 2 (de la II Brigada Aérea), incluyendo mano de obra y capacitación al personal civil y militar de la FAA; contrato con REDIMEC para modernizare en el ARMACUAR y con la intervención de personal de la FAA la aviónica de los aviones Cessna 182, Piper PA-28  y EMB-312 “Tucano”; contratos con FAdeA para producir y modernizar la flota de IA-63 “Pampa” al estándar “Pampa III Block 2” y los “Hércules” (KC-130H, C-130H y L-100-30) y transformar los IA-58 “Pucará” al estándar “Pucará Fénix” como plataforma ISR (Inteligencia, Vigilancia y Reconocimiento); contrato con ROSTEC para realizar en el AMQ la inspección mayor de los helicópteros MI-171E con personal técnico ruso y argentino; contrato con VIKING AIR para modernizar en el AMQ los DHC-6 “Twin Otter” y ofrecer este servicio a otros usuarios (se modernizaron los ejemplares en dotación de la FAA y del Ejército Argentino); con FOKKER se están recuperando los F-27 y F-28.

Con respecto a la modernización de los “Twin Otter”, la FAA negoció la certificación del AMQ como “Centro de Servicio Militar en Sudamérica” por parte de Viking Air, lo cual permite ofrecer la capacidad adquirida por este taller de la FAA a otros usuarios de la región que quieran modernizar sus DHC-6 de las series 100, 200 y 300.

En relación al mantenimiento mayor de los MI-171E, el JEMGFAA afirmó que: “…estamos en pleno proceso de inspección del primer MI-171, aspirando para fines del 2022 tener la totalidad de la flota en servicio”.

Investigación y Desarrollo

 La Fuerza Aérea Argentina fue pionera en Latinoamérica en materia de I+D de tecnologías militares y de uso dual, habiendo desarrollando vectores de combustible sólido con alcance hasta 400Km de aplicaciones científicas y bélicas; sistemas de aviónica y control tiro; armamento lanzable (cohetes, bombas antipista, de fragmentación, de submuniciones, etc.); biocombustibles para aeronaves; drones; extractores de datos y sistemas de presentación de datos de radar; microsatélites (uSat “Víctor”); entre otros importantes desarrollos que la posicionaron a la vanguardia regional.

El constante recorte de fondos hizo que muchos de los proyectos de I+D no pudieran concretarse y otros que no pasaran de la etapa de prototipos.

Actualmente, y aún en un marco de severas restricciones presupuestarias, la Dirección General de Investigación y Desarrollo (DGID) de la FAA está avanzando en una serie de proyectos de alta tecnología, a saber:

  • Desarrollo y producción en el ARMACUAR de Pod Subalares con Ametralladoras calibre 7,62mm (“Tordo”) y 12,7mm (“Alacrán).
  • Desarrollo con FAdeA de Pod de Cañón de 30 mm para montaje ventral de aviones “Pampa”.
  • Diseño y producción de Sistemas Aéreos Militares Remotamente Piloteados (SAMIRP) de Clase 1 y 2 en el Centro de Investigaciones Aplicadas (CIA) de la DGID.
  • Desarrollo y construcción de Simuladores y Entrenadores de Vuelo de aeronaves tripuladas y no tripuladas.
  • Diseño y provisión de Sistemas Operativos y Juegos de Guerra de uso táctico y estratégico.
  • Desarrollo y fabricación de montajes de puerta de helicópteros Bell 212 y 412 para ametralladora MAG calibre 7,62mm.
  • Determinación de requerimientos, fase conceptual y de ingeniería básica y asesoramiento técnico para el desarrollo, modificación y modernización de aeronaves (“Pampa”, “Pucará”, Hércules”, etc.).
  • Desarrollo y producción de un Pod ISR (Inteligencia, Vigilancia y Reconocimiento) en conjunto con INVAP y FIXVIEW, el cual tendrá un radar en banda X y una plataforma giroestabilizada de cámaras diurnas y nocturnas.
  • Desarrollo, junto con FIXVIEW, del Pod de Observación Aérea (POA), el cual cuenta con un gimbal con sensores EO/IR, telémetro láser, sistema de autotracking, capacidad de transmisión de imágenes y video en tiempo real.
  • Desarrollo, junto a FAdeA, del avión IA-100 “Malvina B” como avión de entrenamiento básico para la formación de pilotos.
  • Desarrollo de tecnologías en materia de vectores de combustible sólido de uso dual; sensores y micro/nano satélites para ISR.
  • Desarrollo, junto a INVAP, de radares primarios y secundarios; fijos, móviles y transportables; de mediano y largo alcance.

Conclusiones

No hay dudas que un país tan extenso y rico en recursos naturales como la Argentina requiere disponer de Fuerzas Armadas equipadas y adiestradas para asegurar la integridad territorial, la autodeterminación y soberanía nacional.

La rapidez de despliegue a largas distancias y la relativa sencillez para reconfigurar las aeronaves (sean aviones o helicópteros) para cumplir una amplia variedad de misiones, ya sean estrictamente militares o en apoyo a la comunidad, constituyen algunos de los motivos por los cuales el Poder Aeroespacial de una nación debe ser desarrollado y consolidado en consonancia con la dimensión geográfica, tecnológica, económica y política que tenga o pretenda alcanzar cualquier Estado.

En el caso específico de la Fuerza Aérea Argentina, su notable desempeño durante las acciones de combate en 1982 contra la tercera potencia militar del mundo dejaron en claro cuán importante es contar con sistemas de armas modernos y personal (pilotos, técnicos, etc.) capacitado y adiestrado.

Además de vigilar y controlar el aeroespacio de jurisdicción nacional, la FAA debe asumir misiones tan disímiles pero importantes como lo son la búsqueda y rescate, el puente logístico entre la Argentina continental y las bases antárticas, el despliegue de nuestros Cascos Azules, el apoyo a la comunidad ante catástrofes (inundaciones, incendios, etc.) y la actual pandemia del COVID, etc.

Confiamos que, más pronto que tarde, se concretará el necesario incremento presupuestario para que la FAA pueda cumplir cabalmente con la misión que le asigna la Constitución Nacional

La dirigencia política, de todos los partidos, le debe un justo y merecido reconocimiento a la Fuerza Aérea Argentina y a sus héroes, tanto los caídos en defensa de la Patria como a nuestro Veteranos de la Guerra de Malvinas.

El presente articulo no representa necesariamente la visión, pensamientos y opinión del equipo editorial de Zona Militar.

Te puede interesar: La Fuerza Aérea Argentina se despliega en el ejercicio combinado Ángel de los Andes

Publiidad

El autor se desempeñó como Oficial del Cuerpo Comando de la Armada Argentina y Asesor de los Ministros de Defensa y de Seguridad de la Nación.

25 COMENTARIOS

  1. Buena nota con muchos detalles, pero los políticos tienen una importante deuda con la FAA, en 1981 había 51 reactores supersónicos entre Mirage lll y Dagger, después de los 12 cazas que quieren traer tienen que venir más.

  2. Coincido en que es muy bueno el informe, ahora sólo le pediría que no hablemos más de RRHH, es un término perimido, cómo me comentaba un coronel de Ecuador ellos hablan de Talento Humano, o bien hablemos de Capital Humano. Nuestro personal es muy importante para rebajarlo a bienes de uso, descartables… son un fin en si mismo, sin ellos no hay FFAA.
    Gracias!

  3. Y parece que la opción de cazas F-16 se reduce después de las declaraciones de Alberto Fernández de distanciarse de USA y acercarse a Rusia, recogidas en la prensa Argentina, quizá se compren Mig-35 o JF-17 en China, pero en cuatro años quizá venga otro gobierno que piense lo contrario, y se vendan los aviones a países aliados Rusos, y vengan cazas USA o Franceses, nada es imposible, como sucedió en Polonia y Rumanía, o quizá se tome una solución mixta como en Perú. Pero no se puede estar al mismo tiempo pidiendo a Biden ayuda con el FMI, que se la están dando, y luego contentar a Putin diciendo lo contrario.

  4. Argentina para 1981 debe haber tenido unos 150 aviones de combate de todo tipo entre fuerza aérea y armada, hoy solo hay en vuelo seis aproximadamente, y no fue la guerra en si misma la causante de tal disminución de capacidades sino la desidia de los últimos 25 a 30 años.

  5. Me gustaría preguntarle a los Sres del DGID, las razones o motivos o si es cierto que hay una negativa de cablear a los IA-63 Pampa III para que puedan asi disparar los misiles AIM-9 Sidewinder…

  6. EEUU no va a permitir que lleguen cazas orientales, va a hacer todo lo posible para que los rusos o chinos no copen más Sudamérica, más un país como argentina que siempre fué pro-yanki, EEUU le va a hacer el caldo gordo a gran Bretaña hasta ahí nomás, yo no creo que no le mueva la aguja a EEUU, sería un grano allá abajo si argentina se acostara de lado de Rusia y china…..

  7. No sabemos que tuvo que entregar la Argentina para arreglar con el fondo Joaquín, el arreglo seguramente no fue gratis…

  8. En lo educativo y en el plan de desarrollo de los recursos humanos, estos espacios institucionales son cajoneras de favores de personal ,que ingresa de la mano de los políticos. Lamentablemente es complejo visionar mejoras si no se supera la manipulación oportunista bajo un paraguas de doble discurso: repudio al pasado y crecimiento de personal sin funciones algunas.

  9. creio que não seja «a negligência dos que governam o país desde 1983» que deteriorou a estrutura das FFAA, mas a precaução de que o passado não se repita.

    além do mais, na minha percepção, FFAA hoje não tem a capacidade de defender qualquer país das «agressões estrangeiras».

    nenhuma «potência» precisa de armas, quando se tem o FMI, monstruoso poder de compra de seu mercado interno e imensa capacidade de impor sanções à economia alheia.

    vocês acham mesmo que JF-17, F-16MLU ou gripen, com o míssil mais avançado do mundo, fazem alguma diferença?

    quem vende as peças de reposição? os foguetinhos que liberam os assentos ejetaveis?

    nossas armas só funcionam se os vendedores quiserem. e o Gap tecnológico?

    nossas economias aguentam 1 semana de guerra? e depois da guerra, venderemos nossos produtos pra quem?

    vocês acham mesmo que mudarão o cenário militar enquanto a questão política das falcklands não for resolvida?

    quem quiser i cadir a amazônia, invade. sem disparar um tiro!

    mais realidade e menos drama, senhores. nossas FFAA são guardas nacionais com anabolizante, nada mais.

    • Brasil500, coincido con algunas de las cosas que expresas. Hoy en día no se hacen golpes de estado cívico-militares, las potencias tienen al FMI para doblegar a los países en vías de desarrollo (más la inestimable ayuda de actores locales entreguistas). En lo que no estoy de acuerdo es en que es lo mismo depender de la OTAN que de China para disuadir o para responder a una provocación. Está claro que para EEUU es mejor que las FFAA latinoamericanas sean «guardias nacionales con anabolizantes», destinadas a controlar los problemas internos más que a disuadir a las potencias interesadas en los recursos naturales. Por último, creo que como latinoamericano deberías llamar a las islas por su nombre: «Malvinas». Saludos.

  10. No creo que haya negativa a cablear el Pampa lll con Sidewinder, creo que es cuestión de dinero y se dejaría para el final, antes se incorporarían Pods y bombas láser, Chaff y Bengalas antimisil, e incluso algún misil de ataque a tierra, tipo Spike, y creo que solo a los aviones de la 6ª Brigada Aérea en su función de ataque a tierra, allí no se utiliza como entrenador avanzado como en la 4ª Brigada Aérea.

  11. Súper interesante El artículo . Siempre aprendo mucho de las notas de esta página. Lo que me hace un poquito de ruido es la insistencia en muchas notas de la frase «desde el año 83 todos los gobiernos». Esa frase la tomo como un intento de avalar la dictadura y de diferenciarla poniéndole una patina de eficiencia que ,según los mismos pilotos veteranos de Malvinas, no tuvo. Los A4 que lucharon en malvinas tenían los asientos eyectores vencidos y las alas fisuradas, eso implica que ANTES DEL 83 LA POLITICA DE DEFENSA ERA UN CHISTE.

    • Estimado Daniel,
      Habiendo sido Oficial de la Armada y, ante todo, un ciudadano que respeta el orden constitucional y el imperio de la Ley, expreso mi condena hacia todo aquel que haya cometido un delito, sea civil, militar, sacerdote, etc.
      Expresiones como «desde el año 83 todos los gobiernos» o «desde el retorno de la democracia» no implican mi apoyo a las dictaduras, pero sí pretenden exponer un hecho fáctico que es la enorme reducción presupuestaria a la que se sometió a las Fuerzas Armadas.
      Es una pena que los partidos políticos hayan «castigado» a las Instituciones castrenses de la Nación en vez de sólo a los criminales que se hicieron con el poder apoyados/alentados por un importante sector de la sociedad civil (en el que hubo participación de dirigentes políticos, sindicalistas, autoridades de la Iglesia, empresarios, etc.).
      Saludos
      José Javier Díaz

  12. Si era un chiste, que es ahora? Y es cierto que algún A4 tenía los cartuchos vencidos, pero aún así funcionaron aunque la eyección se produjo con menos fuerza, caso del A4Q 306 del Capitán de Corbeta Carlos Zubizarreta que tuvo que eyectarse, y algún A4Q tenía fisuras pero no impidieron cumplir las misiones,

  13. Y la opción F-16 Block 52 todavía tiene posibilidades, después de las declaraciones pro Rusia, de Alberto Fernández, justo al día siguiente ( y creo que no por casualidad) el Jefe de Gabinete Juan Manzur se reunió con el embajador USA Mark Stanley diciendo que » Hay que profundizar en los vínculos bilaterales, en proyectos que benefician a las dos naciones».

  14. Pienso que antes del 83 había presupuesto suficiente pero también parquedad, soberbia y negociados. Posteriormente al 83, disminuyó abruptamente el presupuesto pero sobreabundó la parquedad, la soberbia y los negociados. Nuestros males trascienden nuestras ideologías.

  15. Qué va a hacer la FAA si no tiene cazas interceptor supersónicos para la vigilancia y defensa del espacio aéreo?…Se acabó la teoría…

  16. Buenos días a todos. Muy interesante el artículo. Estoy leyendo frecuentemente en este foro y centrándome especialmente en los comentarios de los foristas. Particularmente viendo la situación de la defensa en Argentina, trate de encontrar países que estén o hayan estado en situaciones similares. Lo más parecido que encontré es Irán. Después de la revolución Islámica y la guerra contra Iraq y el bloqueo occidental, el gob.tuvo que arreglárselas con lo que tenía y desarrollar lo que podían. Aún en la actualidad Irán no tiene una fuerza aérea moderna, pero si tiene un sistema de defensa aérea poderoso y una artillería colosal con todo tipo de misiles balísticos y guiados. Recientemente están teniendo algunos éxitos en la puesta en órbita de satélites, que les va a permitir tener información valiosa de objetivos y quizás algún tipo de mini GPS para sus armás de precisión. Con esto queria compartir , que Argentina ya posee esas capacidades desde hace mucho tiempo y por las idas y venidas nunca se concretan en algo que pueda ser disuasorio y ayudar a nuestra soberanía. Si ya tuviéramos un injector satelital y satélites de reconocimiento sobre nuestra área de interés , (cono sur.) Dispusiéramos de misiles cóndor o similares . Ya tendríamos un poder disuasorio importante. Solo restaría comprar algo como S 400 y tendríamos defensa aérea en todas las distancias , más misiles antibiques costeros de largo alcance . Para nuestras hipótesis de conflicto sería suficiente. Después desarrollar más el arma aérea y marina para fines más puntuales y objetivos dónde se requiera más flexibilidad. Que quede claro que soy partidario de tener y desarrollar todos los sistemas defensivos y de ataque que fueran necesarios, solo apuntaba que con 4 sistemas bien desarrollados, cómo satélites, Artillería y un sistema antiaéreo de largo alcanse más antibiques , tendríamos bastante poder disuasorio. Las Islas no se mueven, un buen sistema de misiles SS sería bastante disuasorio y es algo que si podríamos hacer por nosotros mismos.

    • Buena observación. La diferencia con esos países son nuestros políticos. Todo recurso para defensa es visto como menos dinero para sus bolsillos.

  17. La guerra la perdimos y no terminamos de negociar la rendicion. Cuando trasparentemos la realidad, entonces podremos volver a rearmarnos en el sentido que necesitamos, no va a ser en el que queremos.

  18. El artículo no condice con la realidad. Vean el estado de las pistas de Mariano Moreno, Morón y Taller Regional Quilmes. Reynolds se sirve de una sola de las dos pistas existentes. La otra está abandonada. Tandil se tuve que arreglar porque estaba hecha pedazos y no quedaba otra. Mendoza, Paraná, Palomar, Santa Cruz y Río Gallegos se mantuvieron en estado por una razón obvia: funcionaban como aeropuertos.
    Si así están las bases y las pistas desde donde deben despegar los aviones que debieran de defendernos o asistirnos, que tampoco están; si así está lo básico, lo imprescindible…para qué nos dedicamos a enfatizar y promocionar el resto, fuera de la propaganda?

  19. Esa costumbre de denunciar frases que sugerirían (y enfatizo el potencial) que en la dictadura estábamos mejor va de suyo y expone una insistente susceptibilidad de origen partidario que negativiza automáticamente todo concepto que refiera a las FFAA, tal como en una caza de brujas. Y más teniendo en cuenta que ya pasaron casi 30 años desde el 83 aludido. Así es que sea más reflexivo a la hora de andar soltando acusaciones sin tener un fundamento firme y comprobable.
    Por otra parte las FFAA argentinas estaban bien equipadas para una guerra regional en aquellos tiempos. A nadie de la oficialidad orgánica se le hubiera ocurrido cachetear la entonces tercera potencia mundial y nuclear. No se puede juzgar entonces por el aventurerismo de unos pocos iluminados la planificación en medios y equipos que se hacían entonces.

  20. Muy buen informe. Nuestras Fuerzas Armadas hacen lo que pueden con el paupérrimo presupuesto que los políticos les asignan, mientras despilfarran miles de millones de USD en estructuras improductivas que sólo sirven para acomodar militantes , punteros políticos y familiares. Por otro lado el País se halla endeudado desde hace décadas, también por la mala administración de los políticos de turno y, la condicionalidad que pueda imponer el FMI al reequipamiento, es sin duda también una consecuencia de esa mala administración.
    Lo indignante es que pasan las décadas y ningún político responde ante la Justicia por ello.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.