A lo largo de las últimas semanas, desde diversos medios y redes sociales, se han divulgado imágenes y videos del despliegue militar ruso en diversos puntos cercanos con la frontera con Ucrania. Las tensiones entre ambos países, como en el resto de Europa, han aumentado conforme al cada vez mayor número de medios y personal concentrando en la región. Al presente, el número de tanques, IFV, transportes de tropa, como de otros equipos, es ostensiblemente mayor a los observados en Bielorrusia durante el último ejercicio Zapad 2021, celebrados en el mes septiembre de 2021.

La respuesta de varios países europeos no se ha hecho esperar con el envío de armamento antitanque de manera acelerada con destino a Ucrania. Sin embargo, poco se ha hablado sobre que tipo y cantidad de equipo militar ha provisto los Estados Unidos a Ucrania desde los últimos años, más allá de los misiles Javelin. Recientemente, esta pregunta ha encontrado respuesta a través del gobierno norteamericano, el cual ha brindado mayores precisiones al respecto.

El 20 de enero, gracias a una nota oficial publicada por el Departamento de Estado, se pudieron conocer alguno de los equipos militares suministrados durante los últimos años a Ucrania. El flujo de recursos financieros y materiales cobró relevancia desde el año 2014, cuando la Federación Rusa anexara de facto la península de Crimea. Sin embargo, tanto los recursos financieros como materiales a priori son insuficientes para que Ucrania pueda presentar una defensa efectiva por sus propios medios en caso de un ataque. A continuación, solo brindaremos una descripción, como algunas apreciaciones, sobre cantidades y fondos destinados a la defensa ucraniana desde el periodo comprendido entre los años 2014 y 2021.

Cómo se indicó previamente, la asistencia financiera y material ofrecida por los Estados Unidos a Ucrania ganó relevancia a partir del año 2014, posterior a la perdida de Crimea a manos de la Federación Rusa. Desde entonces, el Departamento de Estado ha totalizado la suma de USD 2.700 millones enviados en concepto de equipamiento y entrenamiento para las Fuerzas Armadas Ucranianas.

En total, USD 721 millones pertenecen al fondo de Financiamiento Militar Extranjero (FMF); mientras que los restantes USD 1.350 millones corresponden con la Iniciativa de Asistencia de Seguridad de Ucrania del Departamento de Defensa. Por su parte, para la educación profesional de 370 militares ucranianos en Estados Unidos fueron destinados USD 19,7 millones por medio del programa de Educación y entrenamiento militar internacional (IMET). Por último, teniendo como marco las crecientes tensiones, el gobierno de Estados Unidos autorizó el envío otros USD 200 millones, por medio del retiro de acciones que posee el Departamento de Defensa.

Durante los últimos años Ucrania ha recibido diverso material a través de dos importantes programas destinados a la venta de equipamiento militar norteamericano a países aliados. Por un lado, se tiene al Excess Defense Articles (EDA), mientras que por el otro tenemos al Foreign Military Sales (FMS).

El grueso de transferencias y ventas se la han llevado los misiles antitanques Javelin, los cuales son provistos con sus respectivos lanzadores. En el año 2018 fueron autorizados y enviados 210 misiles junto 37 lanzadores. Por su parte en 2019, se sumó otro lote de 150 misiles y 10 lanzadores. A su vez, el 21 de enero fue confirmado por parte de la Embajada de EE. UU. en Ucrania el arribo de un nuevo cargamento de material, entre el que se pudo listar nuevos lotes de munición. En base a imágenes divulgadas, se apreció que parte del nuevo envió consiste en lotes de misiles Javelin, sin apreciar la presencia de lanzadores; como munición de diverso tipo.

En lo respectivo a vehículos, ha sido reportada la entrega de lotes de vehículos utilitarios de la familia HMMWV – Humvee – en las versiones M-1114 y M-1151, siendo el primer lote de 10 unidades recibido en marzo de 2015, de un total de 30 unidades. Según el comunicado oficial se expresó que habían sido prometidos hasta 230 HMMWV adicionales. Sin embargo, no hay más información al respecto, solo reportando otro lote entregado en el año 2021 compuesto por 35 unidades.

A su vez, el Departamento de Estado confirmó la autorización para la venta de hasta 16 botes de patrulla Mark VI, sumándose 2 adicionales. A la primera tanda de 8 Mark VI se le sumarán 5 patrulleros Clase Island que pertenecieran a la Guardia Costera de los Estados Unidos (USCG). En base a lo informado, estas ventas buscan constituir “una pequeñaflota mosquito” de patrulleros armados que es capaz de contrarrestar una posible agresión rusa en las aguas territoriales de Ucrania. Las lanchas patrulleras también permitirán la integración de Ucrania en un programa regional de Concientización sobre el Dominio Marítimo del Mar Negro, al que Estados Unidos ha contribuido $142 millones en FMF”.

Según las últimas confirmaciones, de lo anteriormente autorizado, solo se concretó la entrega de dos patrulleros Clase Island. Los patrulleros, de 171 toneladas de peso cada uno, fueron recibidos en Ucrania a finales del pasado mes de noviembre. A pesar de las expresiones de deseo, es improbable que esta pequeña “flota mosquito” pueda establecer por si sola una defensa realista contra las unidades de la Flota del Mar Negro de la Armada de Rusia. Esta cuestión no es menor, frente a los reportes de que un total de 6 Buques de Desembarco anfibios rusos se dirigen a la zona, cada uno con capacidad de transportar un promedio de 300 efectivos o 10 tanques cada uno.

Entre otro equipamiento provisto, el Departamento de Estado ha informado que: “Desde 2015 hasta 2019, Estados Unidos también autorizó la exportación permanente de más de $287 millones en artículos de defensa a Ucrania a través del proceso de Ventas Comerciales Directas (DCS). Las principales categorías de DCS a Ucrania durante ese período fueron municiones de armas y artillería ($ 129 millones); Equipos de control de fuego, laser, imágenes y guía ($56 millones); y armas de fuego y artículos relacionados ($54 millones)”.

En el plano de radares, Ucrania recibió un total de 13 radares de localización para artillería TPQ-36 Firefinder. Estos equipos fueron donados por el Ejército de Estados Unidos de segunda mano. Su principal función es la de detectar, localizar y seguir proyectiles de artillería, como de morteros, para así determinar su origen para efectuar fuego de contrabatería.

Sin embargo, Estados Unidos no ha realizado esfuerzos para suministrar a Ucrania radares más modernos de este tipo, como los AN/TPQ-53 (EQ-36) desarrollados por Lockheed Martin. Esta nueva generación de radares esta reemplazando a los TPQ-36, a la par que poseen integración con sistemas del tipo C-RAM y brindan una protección a unidades o instalaciones militares contra el fuego de artillería y mortero.

A la par que Estados Unidos, otros países de Europa han comenzado a suministrar a Ucrania con diverso equipamiento. Entre los esfuerzos más destacados se encuentra los efectuados por el Reino Unido, teniendo como marco la Operación Orbital. Desde la última semana, la Royal Air Force estableció un puente aéreo para suministrar lotes de armamento antitanque liviano NLAW. Según diversas fuentes, las estimaciones indican que ya han sido entregados aproximadamente 2 mil lanzadores de este tipo de un solo uso.

Si bien Ucrania no esta en posición de rechazar ningún tipo de ayuda y suministros de material bélico, el equipamiento descrito en los párrafos anteriores no representa (en palabras del propio Secretario de Defensa Británico, Ben Wallace) ningún tipo de amenaza “estratégica” a las Fuerzas Armada de la Federación Rusa desplegadas en la región. A pesar de la acuciante situación ucraniana, las potencias occidentales se han mostrado reticentes a enviar equipos que podrían representar un mayor riesgo para el despliegue militar ruso. El fin busca no seguir aumentando la escalada militar que pueda desatar un conflicto bélico. Esta posición ha llegado al extremo en el caso de alemán, donde el gobierno germano inclusive ha impedido a terceros países como Estonia suministrar piezas y municiones de artillería de 122mm. Estos obuses, de origen soviético, fueron vendidos al país báltico a finales de los años 90´como resabios de la Alemania Democrática.

Al presente, los trenes que transportan equipamiento militar de la Federación Rusa también están arribando a diversos puntos de Bielorrusia, comprometiendo aún más las opciones ucranianas. Con el armamento descrito anteriormente, es difícil que Ucrania pueda presentar una defensa frente a un ataque que podría darse en tres flancos diferentes (norte, este y sur). Solo queda una certeza: los Javelins por si solos, independientemente de su eficacia y número, no podrán cambiar las tornas en favor de Ucrania frente a la magnitud del despliegue ruso.

Fuentes

Tal vez te interese El Reino Unido confirma el envío de nuevo armamento antitanque a Ucrania

Publiidad

11 COMENTARIOS

  1. El ejército de Ucrania dispone de 169.000 soldados y 1.139 carros de combate, no será un paseo militar si los Rusos entran allí, sin la OTAN ya pueden tener muchas bajas solo con los Ucranianos.

  2. Y recordemos que Ucrania no está en la OTAN, y no hay ningún tipo de misil OTAN de largo alcance en su territorio que amenace Rusia, Rusia no corre peligro de ser invadida por Ucrania, es al revés.

  3. Eso sería justamente lo que quieren los rusos, no? Que no halla ningún tipo de misil OTAN de largo alcance, ni ninguna base OTAN ni nada que se le parezca a la vuelta de la esquina, justamente lo mismo que pretendía USA con la crisis de los misiles Cuba…

  4. A veces desde el foro se opina de Rusia de forma frívola y superficial, la opinión real la tendrá el Capitán Ucraniano al mando de una compañía antitanque cuando vea acercarse a una gran cantidad de T-90 de 46 toneladas a casi 70 Kmh, es posible que al otro lado del Atlántico algunos vean las cosas a su manera, pero los que estamos en Europa, sabemos quién nos puede invadir.

  5. Aquí hay una actitud clara, Rusia ya invadió Ucrania y se quedó con Crimea, ahora tiene más de 100.000 soldados en la frontera Ucraniana con cientos de carros de combate y piezas de artillería, a qué juega Putin? No hay misiles de largo alcance USA en Ucrania y sí hubo misiles Rusos de largo alcance desplegados en Cuba.

  6. No hay que olvidarse de toda la película. Con los últimos fotogramas es fácil decir que Rusia es la mala, como suele pasar en el cine hollywoodense. La crisis de los misiles fue hace 60 años y también EEUU amenazaba a los soviéticos con armamento nuclear en Turquía. El tema es que EEUU organizó un golpe de estado en Ucrania sobre un gobierno que no era favorable al acercamiento con la UE -por ende, con los intereses norteamericanos-. Como siempre, desestabilizaron mediante la violencia. Y estaba claro que la población del este ucraniano pediría ayuda a Rusia porque la represalia caería sobre ellos. Si no hubiese sucedido eso Rusia no se habría anexado Crimea. Y hay armamento nuclear táctico norteamericano en bases europeas, que está dirigido contra Rusia en caso de conflicto con la OTAN. También hay sistemas antimisiles en países con los que Rusia ni siquiera limita ¿Por qué sucede eso? ¿Quién garantiza que en unos años no habrá armamento ofensivo o sistemas antimisiles en Ucrania? ¿Por qué hay armamento nuclear norteamericano cerca de Rusia y a miles de km de EEUU? ¿Rusia amenaza a EEUU en sus puertas con bases? ¿Por qué continúan las bases norteamericanas en Europa si terminó la Guerra Fría hace tres décadas? Lamentablemente, Europa sigue ciegamente los intereses anglosajones. Ya son los suyos, al menos para sus gobiernos y buena parte de su población.

  7. Bien Daniel la OTAN son los malos, y los pobres Rusos son los buenos, la guerra fría terminó, que se lo cuenten a los Ucranianos, según tu consejo creo que tendré que salir de España e ir a vivir con los pacifistas Rusos, no sea que los EEUU invadan España.

  8. Joaquín, mirá que el presidente ucraniano, sus ministros de Asuntos Exteriores y de Defensa, y un alto funcionario de seguridad nacional están instando a la calma. Y negaron que hayan pruebas suficientes para esperar una invasión rusa pronto. Del otro lado, tenés a los funcionarios estadounidenses y a la prensa norteamericana afirmando lo contrario, generando histeria. ¿Quién estaría interesado en qué se pudra todo? Tal vez los halcones de la Casa Blanca, esos que delinean la política exterior, sean demócratas o republicanos, siempre hacen lo mismo: desestabilizar otros países. No les interesa Ucrania, les interesa que esos países hermanos se lleven mal así sacan provecho de la situación.

  9. Daniel esto empezó con la invasión de Crimea, y el despliegue de 100.000 soldados en la frontera Ucraniana y el traslado de miles de inmigrantes a la frontera Polaca através de Bielorrusia, eso no es desestabilizar?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.