Por medio de decisiones administrativas de la Jefatura de Gabinete de ministros, el Ministerio de Defensa ha recibido la aprobación de los esperados contratos para la certificación y fabricación en serie del Pucará Fénix así como para la provisión del sistema pod ISR aerotransportado. De acuerdo con lo expresado en los contratos interadministrativos, los montos ascienden a USD 10.621.250 en concepto de materiales y $628.552.356 en concepto de mano de obra para el Pucará Fénix y de $1.225.787.763 para el desarrollo, fabricación y provisión del pod ISR, contrato adjudicado a la empresa rionegrina INVAP.

En el caso del Pucará Fénix, el objeto del contrato incluye la Certificación de la Modernización de Navegación y Comunicación de Aeronave Prototipo Pucará Fénix OVX-501 y la modernización de TRES (3) aeronaves Pucará para llevarlas a configuración Pucará Fénix. Tal como hemos informado en contadas ocasiones, el prototipo del bimotor aún se encuentra en proceso de finalizar la campaña de ensayos en vuelo a los fines de certificar su remotorización con los Pratt & Whitney PT6A-62, por lo que cada tanto se lo puede observar operando por el Centro de Ensayos en Vuelo de la FAA desde la pista de la Fábrica Argentina de Aviones “Brigadier San Martín”.

Desde este espacio también hemos informado el avance en la recuperación y traslado de los IA-58 Pucará provenientes de la III Brigada Aérea, aeronaves que presumíamos serían las destinadas a recibir la conversión a Pucará Fénix. El proceso se realizó en dos tandas, el primero en marzo de este año y el segundo a inicios de noviembre, lo que permite contar actualmente con cuatro IA-58 Pucará en las instalaciones de FAdeA: los A-568, A-571, A-582 y el A-585. Vale recordar que el A-582 fue la unidad destinada a realizar los primeros vuelos de ensayo con el MET 1 (Modelo de Evaluación Tecnológica), un radar SAR aerotransportado desarrollado por INVAP, el cual fue instalado en un tanque auxiliar de 318 litros y con el que se pudo avanzar en las pruebas y validación de diferentes módulos tecnológicos constitutivos del sensor radar del futuro pod ISR.

En cuanto al contrato para el desarrollo y provisión del pod ISR aerotransportado, el objeto del mismo incluye distintos hitos, a saber:

PO (Prototipo Operativo) POD ISR-AP (Antena Pasiva): Diseño, desarrollo y provisión de un POD-ISR AP de pre-serie para el Pucará Fénix el cual constará de un sensor RADAR SAR Banda X desarrollado por INVAP con Antena Pasiva, de un sensor EO (Electro Óptico) a adquirir por INVAP a la Empresa FixView, (según Especificación Técnica de FAA), una estructura POD contenedor y Subsistemas de Servicios compatible con MIL-STD 1760 diseñado para el Pucará Fénix, un sistema de misión lSR compatible con la operación Pucará Fénix.

También incluye el diseño, desarrollo y provisión de los componentes de Hardware para un Puesto de Operador de Abordo en aeronave Pucará FENIX para operación del POD-ISR, un Link de Comunicaciones Aire-Tierra del tipo LOS (Line Of Sight), con Hardware de los segmentos aéreo y terrestre, una Estación de Presentación de información en tierra y la obligada certificación aeronáutica del PO POD-ISR AP ante la Dirección General de Aeronavegabilidad Militar Conjunta (DIGAMC)

MET.3 AESA: Diseño, desarrollo y provisión de un MET-3 AESA para el Pucará Fénix el cual constará de un sensor RADAR SAR Banda X desarrollado por INVAP con Antena AESA, una estructura POD contenedor y Subsistemas de Servicios, compatible con MIL-STD 1760 diseñado para el Pucara Fénix, un Sistema de Misión lSR compatible con la operación Pucara Fénix y la provisión de los componentes de Hardware para un puesto de operador de abordo en aeronave Pucará FENIX para operación del POD lSR.

De acuerdo con lo mencionado en el contrato, “…el objetivo final de esta etapa es un Prototipo Operativo (PO) de POD-ISR AP y un MET-3 AESA que permitan validar los requerimientos y conceptos de operación provistos por Fuerza Aérea, y alcanzar un estado de madurez suficiente en la tecnología AESA, ambos a los fines de verificar las características que permitan el desarrollo final de un POD ISR AESA y posterior fabricación en serie del POD ISR definitivo…”

Con la aprobación de ambos contratos se la ha dado finalmente el marco de proyección al programa, esperando que el flujo de asignaciones presupuestarias sea constante y permita que el mismo pueda concretarse según el cronograma establecido.

Publiidad

9 COMENTARIOS

  1. Buenas, del tema de la modificación de las alas para los nuevos motores, ¿hay detalles? ¿Se hace acá o se envían a Israel nuevamente?

  2. Israel hizo el estudio de factibilidad, ya están hace años con las pruebas acá. Así que si necesitamos llevar las alas por cada avión. Nos merecemos que no vuele ninguno.

  3. Quizá por las mismas razones por las que en su momento Brasil no compro el Pucara y decidió fabricar el Tucano… no obstante eso, el Pucara hoy en día tendría tareas diferentes a las de un Super Tucano (excelente avión por cierto).

  4. Yo, al Super Tucano no lo usaría para misiones ISR, más bien como avión de ataque y apoyo aéreo cercano en entornos no muy complejos. ¡Bien Leonardo¡ así de defienden nuestras cosas. Hay que usar las células que se puedan usar para optimizar los recursos. Esto es un proyecto que suma a las capacidades de nuestra fuerza. Seguramente no es todo lo que muchos esperamos, pero es una nueva vida para los Pucará. Queda lo sustancial, la recuperación de la caza supersónica, pero hay cosas que demuestran que podemos hacer cosas interesantes y útiles para nuestras fuerzas. Yo al Pucará Fénix le pondría medidas de autodefensa contra misiles, tales como flares y chaffs.

  5. Ya he escuchado la palabra “modernización” y muy pocas veces ha significado actualizar las capacidades de combate de las armas. El Pucará tenía una función en los años 70, digamos que tendría otra función hoy día, pero si ya no tiene capacidad de combate no podemos esperar que nos sirva, a lo sumo puede perseguir helicópteros.

  6. Simplemente porque el pais no posee la tecnología, ni los recursos para realizarlo, y mucho menos diseñar y fabricar los motores, asientos, etc. todo esto deberia ser comprado afuera, si hasta el Pucará Fenix y el Pampa utilizan motores importados, incluso el Ia-100 Malvinas que lleva un motor a pistónes, este es importado (Lycoming)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.