En la jornada de ayer, fuerzas aeronavales italianas, británicas y de los EEUU ejecutaron con éxito una serie de operaciones conjuntas en el Mediterráneo Central. Durante las mencionadas actividades, jugaron un importante rol los portaaviones Cavour C-550 de la Marina Militare y el HMS Queen Elizabeth de la Royal Navy, unidades desde las cuales operaron los F-35B Lightning II italianos, norteamericanos y británicos. El Queen Elizabeth es nuevamente noticia luego de que, el pasado 18 de noviembre, unos de sus F-35B se accidentara en aguas del mar Mediterráneo, incidente que implicó un apresurado despliegue de medios a los fines de recuperar los restos del avanzado cazabombardero.

De acuerdo con lo informado por el Ministero della Difesa italiano «…la actividad aérea a bordo del portaaviones Cavour, realizada en plena sinergia entre la Armada y la Fuerza Aérea, representa un hito en el desarrollo de la capacidad nacional para proyectar el potencial que ofrece el nuevo avión de quinta generación desde el mar, el F-35B…». Vale recordar que el portaaviones italiano concluyó durante el primer trimestre de 2021 la campaña de certificación del F-35B, fase del programa que fue ejecutada con asistencia de la US Navy. El buque italiano operó desde la Base Naval de Norfolk, ocasión que también fie aprovechada para realizar adiestramiento conjunto con elementos de la 2nd Fleet norteamericana.

La gacetilla del MinDef italiano menciona que gracias al alto nivel de interoperabilidad alcanzado, la interacción con el portaaviones británico incluyó el apontaje de dos F-35B Lightning II de la Marina Militare en el Queen Elizabeth, y al mismo tiempo, dos F-35B del escuadrón VMFA-211 del USMC integrantes del grupo aéreo embarcado británico, imitaron la operación en el portaaviones Cavour, maniobra denominada cross-deck. Italia es uno de los diez usuarios de F-35 y, junto con los EEUU y el RUGB, únicos operadores de la variante F-35B (STOVL).

«…Además del éxito de las actividades conjuntas llevadas a cabo por los aviones de la Armada y la Fuerza Aérea a bordo de la Nave Cavour, la interacción de hoy con el grupo de portaaviones británico ha permitido probar con éxito los procedimientos técnico-operativos conjuntos destinados a lograr la plena interoperabilidad entre los dos Armadas…» concluyó el parte oficial italiano.

En cuanto a los británicos, el comodoro de la Royal Navy Steve Moorhouse, comandante del Carrier Strike Group del Reino Unido, destacó que «…el hecho de que los F-35B de EE.UU., Italia y Reino Unido puedan volar hacia y desde las cubiertas de los demás ofrece agilidad táctica y ventaja estratégica a la OTAN…». La ocasión también le sirvió a Moorhouse para resaltar algunos de los hitos alcanzados durante la navegación del HMS Queen Elizabeth: «…la actividad de hoy es una demostración elocuente de la capacidad del buque insignia del Reino Unido para trabajar sin problemas con otras naciones; Italia es la tercera nación que aterriza un F-35B en la cubierta del HMS Queen Elizabeth y el séptimo avión F-35 de operación militar con el que el Carrier Strike Group del Reino Unido se ha ejercitado en el CSG21.»

Foto de portada: Royal Navy

3 COMENTARIOS

  1. Ahora no hay presupuesto, pero una imagen similar a la de la nota podría verse en Argentina en 8 o 10 años, España inició negociaciones con EEUU para incorporar a medio plazo cazas F-35B que sustituyan a los AV-8B Harrier ll del portaaeronaves anfibio «Juan Carlos l» de 231m de eslora. Navantia construyó dos para Australia y uno para Turquía, el siguiente cliente podría ser Argentina a largo plazo, incorporando de Lockheed Martin algunos F-35B nuevos o con algunas horas más económicos. Con presupuesto esto es posible. Por otra parte hace años Izar hoy Navantia presentó el proyecto de portaaviones convencional SAC-220 de 27.000 toneladas y 240m. de eslora para 25 aviones tipo RAFALE o F-18, y fue ofrecido a España, Argentina y Brasil, pero no hubo pedidos, si hay algún país interesado en el futuro Navantia podría retomar el proyecto de un SAC-220 modernizado, la capacidad técnica existe, en la web hay imágenes.

  2. No sorprende, de la época que ambas armadas usaban los Harrier que hay tanta interoperatividad entre sus marinas. Además, las industrias militares de ambos países están muy compenetradas y comprometidas, más allá del vínculo por el tratado atlántico. Sólo les diría a los tanos: vergognatevi, siete degli escrementi.

  3. En 1941 las cosas eran diferentes y curiosamente el acorazado Queen Elizabeth fue hundido en el puerto de Alejandría por minas magnéticas lapa colocadas por submarinistas italianos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.