En el marco del Ejercicio Conjunto Tínia, las Fuerzas Armadas brasileras concluyeron con éxito la «Operación Escudo», ejercitación que tuvo como eje el entrenamiento y coordinación de algunos de los sistemas antiaéreos que dispone Brasil. El contexto se dio en un escenario bélico simulado, contando con la participación de cerca de 400 militares de las tres Fuerzas Armadas.

De acuerdo con lo informado por la Força Aérea Brasileira, durante la Operación Escudo Antiaéreo fue «…la primera vez que llevamos la Operación Escudo al contexto del Ejercicio Diminuto, donde se produce un entrenamiento de guerra convencional con gran saturación de vuelo de aviones. De este modo, hemos llevado la Operación Escudo a este escenario, para que aumente la dificultad y el nivel de realismo…» mencionó el Jefe de la Asesoría de Inteligencia, Vigilancia y Reconocimiento del COMAE y uno de los coordinadores de la Operación Escudo Antiaéreo, el Mayor Henrique Moraes Furtado.

El Comandante del Primer Grupo de Defensa Aérea (1º GDAAE) de la FAB, el Teniente Coronel Pedro Antonio Garcez, explicó la participación de las Fuerzas Armadas en la actividad: «…Actuamos con las llamadas unidades de tiro sobre el terreno. La Armada, con el misil Mistral, y los grupos de Defensa Aérea, con el misil IGLA-S, distribuidos en el terreno para la defensa antiaérea ante la presencia de amenazas…» Por su parte, el Exército Brasileiro aportó su sistema RBS-70, unidades de lanzamiento que estuvieron enlazadas al Centro de Operaciones Antiaéreas.

Foto de portada: Sargento Samuel Figueira – FAB

1 COMENTARIO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.