Durante la semana pasada, sobrevolaron sobre la Base de la Fuerza Aérea Edwards de California, dos drones furtivos con un sistema central de autonomía Skyborg instalado a modo de prueba. Se comprobó no solo que funciona, sino que además también es funcional en otros tipos de drones.

Desde la Fuerza Aérea de Estados Unidos se planea instalar el sistema Skyborg en una amplia gama de vehículos aéreos no tripulados, permitiendo que se controlen los drones armados partiendo de una intervención humana mínima. Los drones que fueron probados con la tecnología son los MQ-20 Avenger de General Atomics: uno era el modelo estándar del avión no tripulado sigiloso subsónico; mientras que el otro era un modelo de alcance extendido con un fuselaje más largo.

MQ-20 Avenger por General Atomics.

Dentro de las pruebas realizadas, una consistió en que los drones puedan levantar una cápsula del sensor Legion bajo su ala (el sensor Legion es fabricado por Lockheed Martin para enfrentamientos aire-aire sigilosos y sin radar). «La aeronave respondió a los comandos de navegación, se mantuvo dentro de geovallas especificadas. Ambos drones fueron monitoreados desde una estación de comando y control en tierra» explicó la Fuerza Aérea de EE.UU. Los drones Avenger son los más grandes para transportar el cerebro de Skyborg. Sin embargo, la Fuerza Aérea de EE.UU. ha probado el sistema de control a bordo de los drones XQ-58 y los UTAP-22, siendo significativamente más pequeños.

Te puede interesar: Estados Unidos favorece la venta de drones armados a Qatar

Publiidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.