Por medio de una serie de procesos licitatorios, la Dirección de Arsenales del Ejército Argentino tiene prevista la compra de repuestos y accesorios para la reparación de los camiones Mercedes Benz Unimog 416 y de los jeep MB230G. En las últimas semanas se publicaron al menos cuatro pliegos correspondientes a las licitaciones públicas en las cuales se especifica el alcance de las adquisiciones planificadas.

En el caso de los Unimog 416, las compra de los repuestos y accesorios corresponden a la producción (repotenciación) prevista para el año 2022. En total, se trata de 208 ítems que incluyen cientos de piezas entre las cuales se encuentran desde kits de servo freno, embrague, parabrisas y reforma para motor pasando por asientos, guardabarros, paragolpes y amortiguadores, solo por mencionar algunos. El Ejército Argentino mantiene su Centro de Reparación, Modernización y Conversión de Unimog localizado en el Batallón de Arsenales 601, el cual es el encargado de recuperar aquellas unidades con potencial de vida útil.

Ante las dificultades que se presentan a la hora de lograr un reemplazo del material, el Ejército Argentino ha recurrido a la reparación integral de sus Unimog 416 a los fines de mantener uno de los medios que conforma la columna vertebral de su capacidad de desplazamiento terrestre. Oportunamente citamos las palabras del por entonces Director de Arsenales, General de Brigada Sergio Pucheta, el cual se manifestó respecto a la recuperación de los Unimog en el marco de la Tercera Jornada de Logística Militar realizada en el año 2019.

En aquella ocasión, el General Pucheta recordó los antecedentes de la reparación integral que fuera realizada entre la Dirección de Arsenales y la empresa Mercedes Benz, trabajo en conjunto que no arrojó los resultados esperados. También supo destacar las diferencias con los trabajos que se realizaban en 2019: «…no se agarra un vehículo en servicio y se lo mejora, sino que se toman los que están en cuentas logísticas (fuera de servicio), los que estaban en otra época para subastarlos…se lo desarma, se hace el análisis del chasis, si resiste como para ser usado 10, 20 años más. A partir de ahí se lo reconstruye completamente con todos repuestos nuevos. Naturalmente no son los repuestos originales por que no se hacen más, en Alemania no se hace más este vehículo, pero la ventaja es que son repuestos nacionales. Por lo que estando en una unidad, al que se le rompe la bomba de combustible por ejemplo, la va a conseguir. Realmente esto se viene haciendo en los últimos cinco años y el feedback de las unidades es que responde…»

A modo de corolario, recalcó que pese a la necesidad de un reemplazo por vehículos 0 km de similares características, la ejecución de un proyecto de esa magnitud estaba (y sigue) limitada por la cuestión presupuestaria, lo cual da mayor sustento a la recuperación de los veteranos Unimog 416 «… Para tener una idea, un vehículo de estas prestación, nuevo, sale 8 veces lo que sale reconstruir un Unimog…». Por supuesto que no se trata de una solución ideal debido a la antigüedad del material y a las falencias que presenta el mismo, sin embargo se destaca la facilidad de operar y mantener los Unimog, sobre todo en un constante contexto de muy limitados recursos presupuestarios.

Para los también veteranos jeep MB230G se abrieron dos procesos licitatorios a los fines de adquirir repuestos para su mantenimiento. El paquete es de tipo integral ya que incluye la compra de componentes para los distintos sistemas del vehículo (motor, refrigeración, combustible, eléctrico, carrocería, suspensión, transmisión, etc), abarcando 147 ítems y centeneras de piezas.

De la documentación adjunta se desprende que los trabajos de puesta a punto se realizarían en la Planta de Recuperación de Vehículos a Rueda que tiene que readecuarse en la Base de Apoyo Logístico «San Lorenzo», provincia de Santa Fe. Este último proyecto asignado al BAPIN Nro 130192 ya se encuentra en marcha, estando en proceso de pre-adjudicación la primera fase de ampliación de capacidades edilicias. El proyecto demandará una inversión de 440 millones de pesos, con un desembolso de poco más de 209 millones de pesos previsto para el año en curso.

Foto de portada: Ejército Argentino – V Brigada de Montaña

4 COMENTARIOS

  1. Me parece que tiene tiene razón el gral. Pucheta, además de que el costo es menor, también hay que tener en cuenta que se da trabajo acá y se cuidan las reservas.

  2. Creo que a medio plazo estos vehículos deben ser sustituidos, ya hay alternativas funcionando en el ejército Argentino pero la firma Española Urovesa ofrece dos buenas alternativas, el VAMTAC y el TT URO, están en la Web y los utiliza el ejército Español.

  3. Dadas las circunstancias, se compra nuevo, porque se está comprando, lo que se puede, no todo lo que se quiere y necesita. Nunca hay que perder de vista la situación económica del país, con una negociación con el FMI que no será fácil, donde seguramente pedirán, como siempre, ciertos ajustes en las cuentas, y como es bien sabido el rubro defensa suele ser uno de los más afectados y sin mayor impacto electoral. Todos quisiéramos ver las columnas de nuestras FFAA con vehículos nuevos, 0 km, pero la realidad actual no lo hace posible en las cantidades que desearíamos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.