El Láser Aerotransportado de Alta Energía (AHEL) fue sometido a pruebas de aceptación de fábrica antes de ser entregado a la Fuerza Aérea, pero será probado a bordo del AC-130J Ghostrider. Rick Cordaro, vicepresidente de soluciones de productos avanzados de Lockheed Martin, sostuvo «la finalización de este hito es un gran logro para nuestro cliente.

Estos hitos del éxito de la misión son un testimonio de nuestra asociación con la Fuerza Aérea de los EE.UU. para lograr rápidamente importantes avances en el desarrollo de sistemas de armas láser». El arma se está sometiendo a pruebas rápidas para el cumplimiento del contrato de la empresa con la Fuerza Aérea otorgado en 2019, que consistía en integrar, probar, y demostrar el sistema a bordo de la flota AC-130J Ghostrider: desde Lockheed Martin, aseguran que la tecnología está lista para usar.

AC-130J Ghostrider, Oct. 15, 2020. Créditos: U.S. Air Force por Senior Airman Dennis Spain.

Actualmente la Marina de los EE.UU. también se encuentra interesada en el sistema: se entregó un contrato de entrega indefinida por cinco años en julio de este mismo año por un valor de US$12 millones, consistiendo en servicios técnicos, integración, prueba y demostración del láser.

Con respecto al Láser Aerotransportado de Alta Energía (AHEL), se desconocen sus especificaciones técnicas exactas, pero se especula que es similar al Láser de Alta Energía y Deslumbrador Óptico Integrado con Vigilancia (HELIOS) que Lockheed está desarrollando actualmente para los destructores de la Armada de Estados Unidos.

Te puede interesar: El Ejército de EE.UU. evalúa un VCBR Stryker equipado con láser

1 COMENTARIO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.