La presentación se realizará en la conferencia anual de la Asociación del Ejército de Estados Unidos, donde además de exponer la última clase de los Robotic Combat Vehicle-Medium (RCV-M), se mostrará el nuevo vehículo de combate Tracked Robot de 10 toneladas (TRX), que formará parte de ésta última versión del RCV-M por General Dynamics.

La nueva versión, llamada Katalyst NGEA (por sus siglas en inglés de «Arquitectura Electrónica de Próxima Generación»), posee una nueva arquitectura abierta modular que cuenta con hardware y software escalables para capacidades de próxima generación. Se mejora significativamente la efectividad del combatiente a través de una movilidad incrementada que permite salvar obstáculos con mayor facilidad y planificación de rutas; la letalidad; y la supervivencia y reconocimiento de situaciones.

Presentación del Tracked Robot que acompañará al Katalyst NGEA

Además, Katalyst NGEA proporciona capacidades centrales en computación, fusión, y procesamiento de sensores y administración y distribución de energía. Como parte del vehículo de combate, el Tracked Robot (TRX) establece una nueva capacidad de carga útil para adaptarse a cualquier tipo de misión. Además, está posicionado para proporcionar un rendimiento superior en diversas funciones dentro del campo de batalla, como por ejemplo el fuego directo e indirecto, el reabastecimiento autónomo, la ruptura de obstáculos complejo, los sistemas aéreos no tripulados, la guerra electrónica y la tecnología de reconocimiento.

Te puede interesar: Estados Unidos adjudica a Boeing un contrato por sistemas de misiles Harpoon para Taiwán

Publiidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.