Esta semana, la compañía aeroespacial y de defensa estadounidense, Lockheed Martin, abrió una nueva fábrica para construir misiles hipersónicos orientados a la Armada y el Ejército de los Estados Unidos.

Según Eric Scherff, vicepresidente de estos programas hipersónicos de la compañía, se utilizaron diversas técnicas de diseño e ingeniería digital para edificar las nuevas instalaciones, las cuales están equipadas con especificaciones claras en en pos de acelerar el desarrollo de estas armas y reducir su costo de producción para la próxima generación. 

Asimismo, Scherff afirmó que la apertura de esta nueva sede en Alabama permitirá a la compañía “utilizar la robótica para aplicar y medir la aplicación de ciertas características en la producción de armas hipersónicas”. 

En un comunicado de prensa, el funcionario agregó que la construcción y apertura de esta nueva fábrica “refleja el compromiso de la compañía” de establecer a Alabama como “la base de sus programas de huelga hipersónica”, lugar donde se espera que también albergue proveedores. 

En consonancia, el vicepresidente de Air Dominance and Strike Weapons de Lochkheed, Jay Pitman, emitió diversas declaraciones. Entre ellas, afirmó que esta nueva fábrica también ayudará a las Fuerzas Armadas a “contrarrestar las amenazas emergentes rápidamente”, ya que las capacidades de ataque hipersónico “son críticas”. Agregó que las mismas brindan “las herramientas necesarias para completar misiones complejas”, principalmente para combatir las constantes amenazas en evolución. 

Por su parte, el senador Richard Shelby, asistió a la ceremonia de apertura de la nueva fábrica y compartió el hecho en sus redes sociales, afirmando que “esta instalación de producción de clase mundial ayudará a mejorar las capacidades de defensa de nuestra nación”. 

La nueva planta de producción, en profundidad

La instalación de la misma es de aproximadamente 6038 m² bajo el nombre de “Edificio de Ensamblaje de Misiles 4” (MB 4, por sus siglas en inglés). 

Se estima que este nuevo agregado de la compañía brinde 70 oportunidades laborales a la zona de Alabama, ya sea a residentes o no residentes. 

Se destacó que este último proyecto de la compañía representa el compromiso para con la zona, ya que, en términos de Sarah Hiza (alta funcionaria de la compañía) las asociaciones de la compañía con Alabama son “de larga data”. 

La nueva fábrica cuenta, principalmente, con herramientas de producción avanzada y soluciones de fábrica inteligentes. Asimismo, apoyará programas como el US Air Force’s (USAF’s) AGM-183A Air-launched Rapid Response Weapon (ARRW) o el US Army’s long-range hypersonic weapon en materia de armas hipersónicas, y otros más básicos como el proyecto de misil de ataque rápido convencional (CPS) de la marina, entre otros. 

Te puede interesar: El Ejército de Taiwán confirma la posesión del misil «Yun Feng»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.