El 30 de septiembre, el Departamento de Estado de los EE.UU. aprobó la posible venta de una aeronave EA-18G Growler a Australia. La Agencia de Cooperación en Seguridad de Defensa ya ha entregado al Congreso la certificación necesaria para tramitar su aprobación en la Cámara de Senadores.

En base a lo informado, el gobierno australiano solicito la adquisición de una aeronave EA-18G perteneciente a los stocks de la Marina de los EE. UU. El monto de la operación alcanza los USD 125 millones, incluyendo los trabajos de modificación de la aeronave seleccionada para ser llevada a la configuración presente en los EA-18G que opera la Real Fuerza Aérea Australiana.

Créditos Real Fuerza Aérea Australiana

Con su incorporación, Australia busca reemplazar al EA-18G que se accidentó en la Base Aérea Nellis en el mes de enero de 2018. La aeronave, matrícula A46-311, formaba parte de un contingente que participaba de los Ejercicios Red Flag en Las Vegas. Mientras despegaba se produjo una falla en su motor provocando importantes daños, perforando diversas secciones del fuselaje. Los estudios realizados indicaron que la reparación de los daños poseía un costo superior al de adquirir una unidad de reemplazo.

 Al presente, la Real Fuerza Aérea Australiana es el único operador del EA-18G por fuera de la Marina de los EE. UU. Con la adquisición de un reemplazo del A46-311, el Escuadrón No. 6 de la RAAF volverá a contar con el número original de 12 unidades en servicio. Los Growlers australianos operan desde la Base Amberley, cumpliendo misiones de guerra electrónica en el campo de batalla, incluyendo la capacidad de atacar instalaciones de radar enemigas. Se espera que próximamente operen junto a los F-35A que se serán adquiridos por Australia.

Tal vez te interese Es aprobada la venta de 29 helicópteros AH-64E Apache a Australia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.