Los dos objetivos muertos y el otro herido estaban implicados en la planificación del atentado en el aeropuerto, pero no eran miembros de alto nivel del ISIS-K, dijo el general de división del ejército William D. “Hank” Taylor en una sesión informativa del Pentágono el sábado.

El Pentágono describió a los dos objetivos muertos como un “planificador” y un “facilitador” de los complots del ISIS-K, pero declinó nombrarlos.


Otro funcionario de defensa dijo que el ataque del viernes sólo tuvo lugar después de que la vigilancia del complejo confirmara que la esposa y los hijos del objetivo se habían ido.
El ataque con drones tuvo lugar hace unas horas cerca de la frontera con Pakistán, dijo el funcionario.


El ataque se produce un día después de que un atentado suicida, cuya autoría fue reivindicada por el ISIS-K, sacudiera el perímetro exterior del aeropuerto de Kabul, al que han acudido miles de estadounidenses y afganos para evacuar Afganistán.

El presidente Biden está siendo atacado desde todos los frentes tras la muerte de al menos 13 miembros del ejército estadounidense el jueves en un atentado terrorista del ISIS-K en el aeropuerto de Kabul, con peticiones de destitución y dimisión por parte de algunos.

La indignación por las muertes estadounidenses del jueves se vio agravada por la noticia de que Estados Unidos dio a los talibanes los nombres de los estadounidenses y aliados afganos que quería evacuar.

La crisis política de Biden se produce tras la crisis de la política exterior en Afganistán, después de que los talibanes se hicieran con el poder cuando las tropas estadounidenses se retiraron del país por orden de Biden. Incluso los demócratas están criticando las acciones del presidente. Antes de los bombardeos de ayer, las imágenes de Afganistán contribuyeron a la caída de los índices de aprobación del presidente.

“Aunque tengo claro que no podemos seguir poniendo en peligro a los militares estadounidenses por una guerra que no se puede ganar, también creo que el proceso de evacuación parece haber sido atrozmente mal manejado”, tuiteó el jueves la representante Susan Wild, demócrata de Pensilvania. “Para poder avanzar, necesitamos respuestas y rendir cuentas sobre los fallos en cascada que nos han llevado a este momento”.

Los críticos sostienen que Biden debería haber dejado algunas tropas en Afganistán para evitar que el brutal régimen talibán llegara al poder, o que debería haber manejado más estratégicamente la retirada para evitar evacuaciones frenéticas y mortales. La Casa Blanca replica que la retirada iba a ser complicada pase lo que pase y que el puente aéreo fuera del país ha salvado muchas vidas.

Tal vez te puede interesar: El Pentágono busca 85 nuevos aviones F-35 para el próximo año

Publiidad

1 COMENTARIO

  1. Los supuestos muertos pueden ser cualquier perejil. Sin Inteligencia en tierra es imposible saberlo. Biden y su entorno tratan de cubrirse un poco las espaldas, lo demás es pura especulación, cuando no pura fábula.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.