Durante el Foro Técnico-Militar Internacional «Army 2021», que se celebra entre el 22 y el 28 de agosto, el primer vicepresidente ejecutivo de Rostec, Vladimir Artyakov, anunció que se envió un lote de los mejorados T-90M Proryv, un lote «experimental» de los últimos tanques T-14 Armata, y la continuación de las entregas de los sistemas Pantsir-S. Por supuesto que la noticia coincide con lo anunciado previamente de que el Ejército ruso utilizará la serie de tanques de próxima generación de Armata para base en la práctica y la mejora de las tácticas de guerra, siguiendo las declaraciones de Mikhail Osyko, miembro de la Comisión Militar-Industrial de Rusia.

Si bien el T-14 Armata se presentó por primera vez en el Desfile del Día de la Victoria en la Plaza Roja del 2015, la nueva versión que se ha entregado al Ejército cuenta con un equipo completamente digitalizado, una torreta no tripulada y una cápsula blindada aislada para la tripulación.

Por otra parte, el T-90M Proryv en su versión mejorada está equipado con un nuevo sistema optrónico multicanal y un blindaje con revestimiento antideslizante especial, similar al del T-14. El primer lote de dichos tanques fue recibido por el Ejército en el 2020.

Finalmente, lo último anunciado es la continuación de las entregas del Pantsir-S, un sistema de misiles antiaéreos con capacidad de medio-corto alcance, complementado con cañones de 30mm. Posee la posibilidad de ser configurado con hasta 12 misiles AA. Además, cuenta con la capacidad de adquirir y destruir hasta 4 blancos de manera simultánea, y un alcance de hasta 20 kilómetros.

Créditos imagen destacada: Vitaly Kuzmin

Te puede interesar: Rusia desarrolla armas no guiadas para sus drones

Publiidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.