Con la presencia del presidente Jair Bolsonaro, la Marinha de Brasil efectuó en el campo de instrucción Formosa la demostración de maniobra táctica denominada Operación «Formosa 2021». De acuerdo a lo informado por la fuerza, «…en esta ocasión el ejercicio, que se realiza anualmente en la ciudad de Goiás, contó por primera vez con la participación de recursos y personal militar de las tres Fuerzas Armadas, pasando a formar parte del calendario operativo del Ministerio de Defensa…»

Las actividades de Operación «Formosa 2021» ponen en primer plano las funciones, misiones y capacidades del Corpo de Fuzileiros Navais brasileros así como el trabajo en conjunto que estos ejecutan con el personal y medios de las demás Fuerzas Armadas brasileras. En esta ocasión, se pudo apreciar el completo despliegue de aeronaves de ala fija y ala rotatoria, vehículos blindados anfibios y diversas piezas de artillería.

La operación «Formosa 2021» inició el 2 de agosto y se extenderá hasta el 18. Las actividades previstas involucran alrededor de 2500 hombres y mujeres de las FFAA brasileras, los cuales despliegan en el terreno junto con sus vehículos de combate SK-105A2 Kürassier, vehículos anfibios AAV7, VCBR 8×8 Piranha III C, piezas de artillería de 105mm Light Gun y sistemas de lanzamientos múltiples de cohetes ASTROS. También se contó con el apoyo de la aviación naval, la cual partició con helicópteros UH-15 Super Cougar y Esquilo.

Por su parte, la Força Aérea Brasileira informó que para «Formosa 2021» puso a disposición un Embraer R-99 del Segundo Escuadrón del Sexto Grupo de Aviación (2/6º GAV) «Escuadrón Guardián» para reconocimiento, aviones de ataque ligero Embraer A-29 Super Tucano pertenecientes al Segundo Escuadrón del Tercer Grupo de Aviación (2/3º GAV) «Escuadrón Griffin» para misiones de ataque y el apoyo aéreo cercano, C-105 Amazonas para el lanzamiento de tropas de operaciones especiales , el Grupo de Comunicación y Control (GCC) y el Primer Centro Integrado de Defensa Aérea y Control del Tráfico Aéreo (CINDACTA I).

El evento forma parte de la tercera fase del mayor ejercicio de la Armada en la Meseta Central y presentó una síntesis de las principales actividades realizadas por la Infantería de Marina y la interoperabilidad entre las Fuerzas en un escenario de conflicto armado. Se simuló un ataque coordinado durante una operación anfibia, con el uso de munición real y explosivos. En la ocasión, el presidente Bolsonaro y el ministro Ciro Nogueira hicieron fuego con una de las piezas Light Gun de los fuzileiros navais.

Foto de portada: Marcello Casal Jr/Agência Brasil

Fotos: Marcello Casal Jr/Agência Brasil

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.