Durante un reciente viaje del portaaviones chino Liaoning, un grupo de pilotos instructores fue certificado para operaciones nocturnas, preparando el camino para la rápida incorporación de aviadores navales a la Armada del Ejército Popular de Liberación (EPL).

En una prueba realizada en una noche ventosa con fuertes olas en el mar de Bohai, varios pilotos instructores de la Universidad de Aviación Naval del EPL operaron con aviones de combate J-15 y aterrizaron en la cubierta de vuelo del Liaoning, informó el viernes el PLA Daily. Los despegues y el aterrizajes diurnos ya son difíciles y peligrosos, ya que la cubierta de vuelo de un portaaviones es mucho más pequeña que un aeródromo terrestre.

Las operaciones nocturnas conllevan una mayor cantidad de desafíos. En otras armadas que operan portaaviones, como las de Estados Unidos y Francia, menos del 60% de los pilotos están cualificados para operar de noche debido a su gran dificultad. El primer grupo de pilotos de aviones de combate con base en portaaviones del PLA dominó las habilidades de combate nocturno en 2018.

«El mayor desafío de aterrizar en un portaaviones por la noche es la baja visibilidad, ya que no hay un entorno circundante como referencia. Depender solo de las instrucciones de la luz en el portaaviones para aterrizar con precisión en la pequeña cubierta de vuelo es una gran prueba para la habilidad y el coraje de un piloto», dijo el PLA Daily citando a un oficial de señales de aterrizaje en el Liaoning.

Aunque es difícil, la operación nocturna es crucial para el combate. Esto se debe a que los ataques por sorpresa son más fáciles por la noche, y si una operación de larga distancia comienza por la tarde, requeriría un aterrizaje nocturno.

El último viaje del Liaoning obtuvo muchos otros resultados, como la certificación de la operación diurna del portaaviones a una nueva hornada de cadetes de pilotos, según reveló el informe del PLA Daily.

Los instructores de pilotos que operaron de noche y los cadetes de pilotos que operaron de día lograron aterrizar en sus primeros intentos.

En julio, una tripulación exclusivamente femenina completó de forma independiente una misión de apoyo de envío de helicópteros, incluyendo el Z-8 y el Z-9, en el Liaoning por primera vez.

Imagenes de archivo

Tal vez te puede interesar: Portaaviones de Estados Unidos y China cara a cara en el Mar de China

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.