Luego de una importante inversión de recursos humanos y materiales, la Fuerza Aérea Argentina finalmente completó la recuperación del Fokker F-28 TC-53, aeronave que venía de un prolongado parate obligado por diversas novedades que provocaron su baja anticipada en agosto de 2019. Con el retorno al servicio de esta unidad, el Escuadrón II de la I Brigada Aérea pasará a disponer de dos F-28, lo cual no es poco para los tiempos que corren.

El TC-53 fue el último F-28 en operar hasta que el sistema de armas fuera puesto en reserva en agosto de 2019. La aparición de novedades sumado a la baja disponibilidad adelantaría el retiro de los eternos y fieles holandeses. Sin embargo, su jubilación anticipada pronto llegaría a su fin con el inicio de los planes para recuperar aquellos medios que aún dispusieran de vida remanente. Pese a que la medida pueda resultar antipática, la misma resulta una solución a la hora de recuperar capacidades atento la imposibilidad de incorporar nuevas aeronaves.

Tal como comentó oportunamente a Zona Militar el Brigadier Pablo Solé, Subdirector General de Material de la Fuerza Aérea Argentina, los trabajos que se realizaban en mayo del 2020 para a la recuperación del TC-53 contaban con la participación del personal técnico de la Fuerza Aérea junto a personal de calidad de la Fabrica Argentina de Aviones (FAdeA). El esfuerzo estaba puesto en avanzar con el ciclo mayor del avión, denominado D Check, el cual incluyó la remoción de pintura y distintas partes estructurales del fuselaje a los fines de realizar una inspección total de la aeronave. A su vez, se le efectuaron controles funcionales a los distintos componentes y sistemas para proceder a su reparación o recambio.

Con la re-incorporación del TC-52 en el mes de febrero (su disponibilidad se daba justo con el inicio de la pandemia) el Grupo Técnico I concentró sus esfuerzos en el TC-53, trabajos que se efectuaron en las instalaciones del Palomar y que se realizaron con el soporte oficial y guía de Fokker Services B.V. en conjunto con personal de FAdeA, la cual mantiene la habilitación para liberar finalmente la aeronave.

Ya en mayo de este año informábamos algunos de los avances en los trabajos realizados en el TC-53, el cual ya contaba con el nuevo esquema gris baja visibilidad adoptado por la Fuerza Aérea Argentina. Las horas de trabajos y licitaciones para la adquisición de material pronto rendirían sus frutos: finalmente, durante el mediodía de ayer, el TC-53 volvía a volar.

En esta ocasión, el trabajo del spotter Vock nos permite apreciar algunos de los momentos vividos en la jornada de ayer. Para ver más de su fotos, pueden seguirlo en su perfil de Twitter.

Agradecimientos: A Vock por permitirnos usar sus fotos para la nota

11 COMENTARIOS

  1. Bien, otro hito más del TAA (Transporte Aéreo Argentino) jejeje.
    Bueno, en serio, una buena, importante recuperar la capacidad de transporte medio.

  2. Es una buena noticia, coyuntural, pero con el tiempo se deberá modernizar el parque aéreo de transporte. Estos aviones no durarán para siempre, y cuando más veteranos más caros son de operar y mayor es el riesgo de una falla mecánica. No quise ser aguafiestas, es bueno que se recupere un medio que todavía puede prestar servicios por un tiempo más, hasta que se pueda comprar su reemplazo.

  3. El Fokker F28 es una «máquina infernal» que no debería estar autorizada para volar por el altísimo nivel de ruido y vibraciones que produce al despegar. Cada vez que uno de estos aviones sale de la base aérea de El Palomar mis oídos y mi casa se sienten torturados. Vibran las ventanas y se fisuran las paredes y nos ensordecen. ¿Alguien se preocupa por poner un límite a este daño ambiental?

    • Algo parecido sucede con todas las instalaciones que hay alrededor al aeroparque de C.A.B.A., cuando yo iba a Ciudad Universitaria había que interrumpir las clases cada vez que pasaba un avión a casi…50 metros del techo!

  4. Los F 28 sin dudas que son aviones de Pu– madre. La clara demostración de que cuando se compra bien, el material devuelve con creces.

    Hay que tener en cuenta que estas máquinas burlaron el bloqueo inglés. Cruzando a las Islas Malvinas volando a menos de 100 pies del Océano.

    Tuve la oportunidad de volar en F 28, cuando todavía pertenecían al COAN y lo tengo como un gran recuerdo.

    Hablando del COAN. ¡Que bien que le vendrían a los marinos, algunos de los EMB 190 de AA!. Equipados para control del Mar Argentino.

    Abrazos

    Juan Martin Pettigrew

  5. Realmente…Aplaudo el Laburo de los «Magos» del Grupo Tecnico I que resucitaron al TC-53…pero…hacen falta aviones nuevos, no viejos, con spares Britanicos y caros

  6. Excelente noticia. Ese avión es histórico, ya que el TC-53 trajo a la selección juvenil de fútbol campeona del mundo en 1979 desde Río de Janeiro a Buenos Aires.
    Ojalá siga en el aire por muchos años más.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.