Ambos buques de cazaminas de la clase Sandown han prestado numerosos servicios durante sus carreras, que abarcan 21 años y 175.000 millas en el caso del Ramsey, y 185.000 millas durante 20 años en el caso del Blyth, apoyando operaciones en Oriente Medio, alrededor del Reino Unido o en tareas de la OTAN en aguas del norte de Europa y del Mediterráneo.

Decenas de aficionados y amigos se unieron a las tripulaciones, a los dirigentes de la RN y al capellán adjunto de la Flota, el reverendo Martin Evans, con música a cargo de la Banda de los HM Royal Marines de Plymouth.

El HMS Blyth se prepara para el desmantelamiento. Foto Royal Navy.

El HMS Ramsey abandonó su puerto de origen en Faslane por última vez en agosto del año pasado, navegando hasta Rosyth, donde ha sido sometido a trabajos de preparación para su desmantelamiento formal. El Blyth pasó por última vez por Gareloch hace un mes.

Los dos buques fueron los primeros en ser enviados a Bahrein cuando el gobierno decidió que era necesaria una presencia permanente de cazaminas en el Golfo, presencia que continúa en la actualidad.


Los buques están siendo sustituidos por el Proyecto Wilton, que se está ampliando para introducir barcos y sistemas autónomos/sin tripulación en la búsqueda de minas, una iniciativa que se está llevando a cabo en Faslane, donde ya hay tres barcos en servicio.

Mientras tanto, Blyth y Ramsey disfrutarán de una nueva vida en el Mar Negro. Una vez completados los trabajos en los dos buques, serán transferidos a la Armada ucraniana.

Mientras tanto, tras las vacaciones de verano, la tripulación del Blyth se hará cargo del HMS Grimsby para un nuevo período de operaciones a finales de año.


Foto de portada Royal Navy. El HMS Ramsey se prepara para el desmantelamiento.

Tal vez te puede interesar: ¿Cuál es la situación de la flota de superficie de la Royal Navy?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.