Créditos: Lisa Vines. US Army National Guard.

En medio de crecientes tensiones con China, la administración de Joe Biden aprobó la primer venta de armamento a Taiwán en un posible acuerdo por US$750 millones. Si bien la venta debe pasar por un proceso de revisión del Congreso de los Estados Unidos y luego por las negociaciones entre Taiwán y BAE Systems Plc, según lo detallado por el Departamento de Estado el contrato incluiría 40 nuevos obuses autopropulsados M109A6, y casi 1.700 kits para convertir proyectiles en municiones guiadas por GPS más precisas.

La venta propuesta de los últimos M109A6 reforzaría el inventario envejecido de Taiwán de modelos anteriores del M109 y, además, los Kits de Guía de Precisión con navegación por GPS -que el Ejército de Estados Unidos posee kits similares- servirían para una precisión mucho más optimizada. Sin embargo, el acuerdo incluye además el equipo de logística y mantenimiento para los M109A6, como 20 vehículos M992A2 de transporte de municiones que seguirían a los obuses a la batalla; así como también los receptores GPS para las plataformas de armas, manuales técnicos, espoletas de proyectiles y lanzagranadas de humo.

M109A6. Créditos: The Defense Post

El nuevo acuerdo es complementario a las ventas previas realizadas durante el último gobierno de Trump, que incluyeron: 66 nuevos modelos de aviones F-16 Block 70 de Lockheed Martin Corporation; 135 misiles de ataque terrestre de rango extendido SLAM de Boeing valorados en US$1 mil millones (si la venta se realiza completamente); US$436 millones para los sistemas de cohetes de artillería móvil Himars fabricados por Lockheed Martin; y US$367 millones en sensores de vigilancia y reconocimiento de Raytheon Technologies Corporation para ser montados en aviones, además de una venta potencial de US$ 2.4 mil milones de misiles antibuque Harpoon de Boeing Company.

En total, desde el 2010 Estados Unidos ha anunciado más de US$23 mil millones en ventas de armas a Taiwán. Por supuesto que el Ministerio de Relaciones Exteriores de China ya ha denunciado la última venta propuesta, y dijo el jueves que Beijing tomaría contramedidas “basadas en el desarrollo de la situación”. China impuso sanciones no especificadas a la unidad de defensa Boeing Company, Lockheed Martin Corporation, y Raytheon Technologies Corporation durante el año pasado luego de las últimas ventas de armamento a Taiwán por parte de Estados Unidos.

Por otra parte, la oficina presidencial de Taiwán expresó su agradecimiento a Estados Unidos y sostuvo que el nuevo armamento le daría a Taiwán más confianza para garantizar la paz.

Créditos imagen destacada: US Army National Guard; Sgt. Lisa Vines.

Te puede interesar: Se aprueba la primera venta de armas a Taiwán en la administración Biden

Publiidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.