El 29 de julio de 2021 se produjeron algunos encuentros cercanos bastante interesantes entre cazas de la OTAN que apoyaban la misión BAP (Baltic Air Policing) y aviones rusos que volaban en el espacio aéreo internacional cerca del espacio aéreo de los Estados bálticos: en total, dos aviones de guerra electrónica Il-22PP «Mute», un Su-24 Fencer y un transporte Il-76 Candid fueron rastreados, interceptados e identificados en la misma zona cuando se dirigían a Rusia desde el óblast de Kaliningrado.

Según la OTAN, el Centro de Operaciones Aéreas Combinadas de la OTAN en Uedem (Alemania) lanzó los aviones de combate aliados para interceptarlos e identificarlos. Los aviones rusos no tenían planes de vuelo ni transmitían códigos de transpondedor, por lo que suponían un riesgo potencial para los vuelos civiles.

La misión de interceptación fue llevada a cabo por los Eurofighters de la Fuerza Aérea Española y los F-35 de la Fuerza Aérea Italiana, ambos en servicio QRA (Alerta de Reacción Rápida) en la región del Báltico.

Cabe destacar que fue la primera vez que la OTAN interceptó al Il-22PP Porubshchik (designación OTAN «Mute») en esa región. El avión de «escolta electrónica» hizo su primera aparición en 2017, durante las celebraciones del 105 aniversario de la fuerza aérea rusa sobre Kubinka. Según Piotr Butowski, la aeronave es una plataforma de interferencia SIGINT (Inteligencia de Señales) y stand-off, basada en un avión Il-22 «Coot-B» reconvertido (un avión de puesto de mando y retransmisión de radio basado en el avión de pasajeros Il-18D).

Según Mikhail Khodorenok, coronel retirado y analista militar del periódico online Gazeta.ru, el Il-22PP era una necesidad para los militares cuando no había otras opciones:

«En un momento dado, se consideraron algunas opciones más: Los aviones AN-140 y AN-158 con motores turborreactores, así como el Tu-214», dijo a RBTH. «Sin embargo, en el momento de la formación de la «adquisición de defensa» en 2009, ninguno de estos modelos estaba todavía totalmente preparado para ser equipado con los últimos sistemas de guerra electrónica [EW]».

«Por supuesto, esta no es una solución ideal», añadió, explicando por qué la nueva arma se ha colocado en un «viejo caballo de confianza». «Sin embargo, a falta de una opción mejor, había que elegir: quedarse sin el avión EW o montar el equipo en las alas probadas».

Aunque podría ser un relleno hasta que sea reemplazado por un avión más moderno en el futuro, el avión Il-22PP (también apodado «Fridge» por los rusos -porque es grande y blanco..), está equipado con antenas para que escanee las señales de radio en el área de su actividad e interrumpa selectivamente aquellas en las que trabajan aviones enemigos, drones o sistemas de defensa aérea.

Imagenes de archivo de Alex Snow

Tal vez te puede interesar: La Fuerza Aérea Rusa equipará sus escuadrones de reconocimiento con drones Altius-U

2 COMENTARIOS

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.