El portaaviones británico y su grupo de ataque han entrado en las aguas disputadas para la siguiente fase de su viaje.
El HMS Queen Elizabeth ha entrado en el Mar de China Meridional con su Grupo de Ataque de Portaaviones tras completar su paso por el Estrecho de Singapur.

El Grupo de Ataque liderado por el Reino Unido se encuentra en un despliegue de 28 semanas, en el que recorrerá 26.000 millas náuticas, incluyendo pasos por el Mediterráneo hasta el Mar Rojo, desde el Golfo de Adén hasta el Mar Arábigo y el Océano Índico hasta el Mar de Filipinas.

El Mar de China Meridional es una de las etapas más importantes de ese viaje, ya que su ubicación estratégica lo convierte en un punto de paso para lo que se calcula que es un tercio del transporte marítimo mundial, incluido el comercio marítimo de crudo.

La región tiene su cuota de disputas, a menudo con desacuerdos territoriales sobre los límites del mar y las islas de la región.

China, Taiwán, Brunei, Indonesia, Malasia, Filipinas y Vietnam tienen intereses en el mar y sus archipiélagos. El Gigante Asiático reclama derechos históricos sobre la mayor parte del Mar de China Meridional y fija sus propios límites con su controvertida «línea de las nueve marcas». Sin embargo, esto ha sido cuestionado por varios países, entre ellos Filipinas, Estados Unidos e Indonesia.

Esta semana, el Secretario de Defensa de EE.UU., Lloyd Austin, añadió su apoyo a la labor de la Royal Navy en la región durante una visita a Singapur.

Destacando la importancia de la zona, subrayó su creencia en el poder de la disuasión y el apoyo al imperio del derecho marítimo internacional. El Sr. Austin dijo a los periodistas: «La reivindicación de Pekín sobre la mayor parte del Mar de China Meridional no tiene ningún fundamento en el derecho internacional».

«Esa afirmación atenta contra la soberanía de los Estados de la región».

También tuvo una mención especial para el buque insignia de la Royal Navy: «El HMS Queen Elizabeth está navegando por esta región como buque insignia de un grupo de ataque de portaaviones multinacional que incluye un destructor estadounidense y un escuadrón de F-35 del Cuerpo de Marines de Estados Unidos«.

El Grupo de Ataque de Portaaviones ha tenido problemas en el despliegue recientemente, con varios casos positivos de coronavirus.

Entre ellos, el HMS Diamond, que tuvo que separarse del CSG21 tras sufrir también «problemas técnicos».

Esto dejó a la Royal Navy con sólo uno de los seis destructores Tipo 45 disponibles operativamente.

Tal vez te puede interesar: ¿Cuál es la situación de la flota de superficie de la Royal Navy?

4 COMENTARIOS

  1. Sin dudas, una gran oportunidad para probar la capacidad AS de los JF 17 B III.

    Le podríamos alquilar a Pakistán un escuadrón y hacer la «práctica operativa». Obviamente que con pilotos del COAN.

    Abrazos

    Juan Martin Pettigrew

    • Juan…los ultimos pilotos de combate del COAN, que tenian experiencia en reactores (Super Etendard), se fueron a la vida civil hace mas de 5 años y solo se ha capacitado a 1 en los Pmpa III…asi que sería interesante ver quien volaría esos supuestos JF-17…date una vuelta por el foro «Noticias del COAN» y verás que este ya no existe practicamente.
      Slds.

    • ¿ cual provocación?…la Royal Navy está haciendo valer los derechos sobre la libertad de navegación en mares que China intenta robar, en contra de los derechos de todos sus vecinos y los fallos de las Naciones Unidas…a Esos Chinos de Pacotilla debiesen darle un escarmiento para que dejen de hacer de «el maton del barrio»…además le recuerdo que China es una dictadura de la peor especie que encarcela y mata a los que no piensan como los Comunistas (preguntele a los habitantes de Honk Kong al respecto).
      No olvidar que China ya tiene una base militar instalada en la Patagonia y eso si es muy peligroso

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.