Durante el día de hoy, se produjo un ataque con drones Explosive-Laden en una base militar de Estados Unidos dentro del Aeropuerto Internacional de Erbil, en la región de Kurdistán, Irak. El ataque forma parte de una serie de sucesos de igual magnitud que ocurrieron en la última semana; y éste último, terminó con la evacuación de las personas que se encontraban en la zona, y el cierre del aeropuerto.

Según el Servicio de Lucha contra el Terrorismo de Kurdisán, el ataque se llevó a cabo con drones con trampa explosiva; y horas más tardes otro dron golpeó el campo petrolífero al-Omar en Siria, cerca de la frontera con Irak, aunque no se reportaron grandes daños en la zona. Los ataques están asociados a las Fuerzas de Movilización Popular, quienes al parecer mediante redes sociales afirmaron la utilización de 20 cohetes y tres drones para interceptar los objetivos.

La coincidencia de todos los ataques de la última semana, es que se produjeron poco después de que cuatro soldados de las Fuerzas de Movilización Popular hayan muerto luego de ataques con aviones estadounidenses no tripulados, en Irak y Siria la semana pasada.

Por su parte, el vicepresidente de la región de Kurdistán, el jeque Jaaf Mustafa, sostuvo que se están llevando a cabo las investigaciones para encontrar a los autores de los hechos: «La seguridad de las fuerzas de coalición en la región del Kurdistán de Irak es nuestra prioridad».

Te puede interesar: Irak considera el sistema ruso de defensa aérea S-400

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.