China presentó algunos de sus últimos logros en tecnología militar inteligente mediante la exhibición de avanzados robots de combate terrestres, marítimos y aéreos en una exposición celebrada en Pekín el 5 de julio, mostrando el rápido desarrollo de la industria armamentística china para satisfacer las demandas de la guerra del futuro.

Organizada por el Instituto Chino de Mando y Control, la 9ª Conferencia China de Mando y Control y la 7ª Exposición de Tecnología Militar Inteligente de China comenzaron en Pekín el 5 de julio y se prolongarán hasta el 7.


El evento pretende acelerar el desarrollo de la «inteligentización» del ejército chino, mejorando su capacidad de combate conjunto y en todo el campo basada en un sistema de red e información e impulsando su desarrollo integrado de mecanización, informatización e «inteligentización», según declaró el instituto al Global Times en el evento.

Desarrollado por Beijing North Vehicle Group Corporation, dependiente de la empresa estatal China North Industries Group Corporation, el vehículo terrestre no tripulado Pathbreaker pesa 1,2 toneladas, alcanza una velocidad máxima de 30 km/h y está equipado con un sistema de reconocimiento armado que le permite realizar operaciones de reconocimiento, apoyo de fuego, patrullaje, búsqueda y destrucción, así como de guía de ataque en terrenos complicados con una gran movilidad.

Puede ser controlado a distancia, o seguir automáticamente al personal de combate y evitar obstáculos de forma independiente, dijo un empleado del stand al Global Times, señalando que se están desarrollando tipos más avanzados de robots terrestres similares al Pathbreaker y que se espera que se incorporen al servicio militar chino en el futuro.

Bautizado como Robo-Shark, el robot subacuático que parece un pequeño tiburón desarrollado de forma independiente por Boya Gongdao Robot Technology, con sede en Pekín, se caracteriza por su bajo nivel de ruido, su gran resistencia, su rápida velocidad y su gran flexibilidad. En lugar de la hélice tradicional, la fuente de energía del Robo-Shark es la aleta caudal biónica, que puede darle una velocidad máxima de 6 nudos.

El robot marino puede llevar a cabo misiones de reconocimiento submarino cercano, búsqueda y rescate, vigilancia del campo de batalla, antisubmarinos, estudios hidrológicos, retransmisión de comunicaciones y rastreo submarino, según informó el Global Times.

Beijing Aerospace Zhongfei Technology llevó a la exposición diferentes drones, entre los que se encontraban drones objetivo que no sólo se utilizan en ejercicios de entrenamiento sino también en combate real como señuelos, y drones de despegue y aterrizaje vertical para misiones de reconocimiento y patrulla.

También se expusieron sistemas digitales utilizados para el mando y control de las unidades de combate.

Fotos: Liu Xuanzun/Global Times

Tal vez te puede interesar: China presentará al nuevo helicóptero Z-8L en el próximo desfile militar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.