En los últimos días, la empresa rusa Almaz-Antey ha presentado su nuevo sistema de misiles y cañones antiaéreos navales Palma (AAGM), según afirma el portal de noticias Tass. La misma está dedicada a la producción de sistemas de misiles antiaéreos de alcance pequeño, mediano y largo, como también a los sistemas de control automatizado (incluidas fábricas, oficinas e institutos de investigación).

La compañía, que presentó su nueva arma en el Salón Internacional de Defensa Marítima 2021 a finales de junio, posee su sede en Moscú y es el octavo contratista de defensa más grande del mundo. Su nuevo sistema naval AAGM (por sus siglas en inglés) de Palma ya se integró con la corbeta de misiles guiados Proyecto 22160E orientada a la exportación.

Es menester destacar que Proyecto 22160 se trata de una serie de patrulleros en construcción para la Armada rusa, destinados principalmente a funciones de patrullaje, seguimiento, protección en mar abierto, etc.

El «Palma» en profundidad

Este nuevo sistema de misiles y cañones antiaéreos navales se posiciona como un módulo de combate único (que pesa 6.900 kg), con cañones y armamento de misiles montados en un solo pedestal. Cuenta con dos cañones automáticos AO-18KD de 30 mm, dos bancos de cuatro celdas con superficie de corto alcance de rayo láser Sosna-R (SAM) y un conjunto de sensores óptico-electrónicos.

En términos de artillería, podrá atacar objetivos aéreos a una distancia de entre 0,2 km y 4 km con un alcance de ataque objetivo de hasta 3 km, o de hasta 5 km para los misiles.

Fuente: Rosoboronexport

Según la empresa Rosoboronexport, exportadora de armas y subsidiaria de la corporación estatal Rostec, puede atacar misiles antibuque a altitudes bajas, objetivos de superficie de tamaño bajo y botes inflables rígidos, principalmente por la alta efectividad que posee este sistema naval contra vehículos aéreos no tripulados. Además, su carga de municiones integra aproximadamente 1.000 cartuchos de 30 mm y ocho misiles, con un tiempo de reacción de 3-5 segundos.

Por último, el Palma está compuesto por un sistema de control de fuego óptico-electrónico (FCS) de dos canales, el cual soporta todo tipo de clima. Junto a un conjunto de sensores, este sistema le permite contar con procesos de combate automatizados completamente y una buena resistencia a las interferencias.

Tal vez te interese: Los F-16 de la Fuerza Aérea de EE.UU. arriban a Colombia

2 COMENTARIOS

  1. Hermoso sistema para que la Armada lo instale en las nuevas OPV!!! Pero si la Armada no le da manija a estos temas… son solo sueños nuestros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.