Durante la tarde del 25 de junio, el helicóptero que transportaba al presidente de Colombia, Iván Duque, fue atacado. La aeronave, operada por pilotos de la Fuerza Aérea Colombiana, recibió diversos impactos de proyectiles mientras se aproximaba para aterrizar en la ciudad Cúcuta, ubicada en las cercanías con la frontera con Venezuela.

El atentado se produjo cuando el mandatario regresaba luego una visita realizada al municipio de Sardinata, en una zona conocida como el Catatumbo. Durante la semana pasada, una base militar fue atacada con un coche bomba en Cúcuta dejando el saldo de un total de 36 heridos. La ubicación, al Norte Santander, es considerada de alto riesgo al existir la presencia de diversos grupos armados, cuyo principal sostén económico es el narcotráfico. Entre ellos se destacan: la organización identificada como Los Pelusos, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), y disidencia de las FARC del Frente 30. Sin embargo, ningún grupo u organización ha reclamado la autoría del atentado perpetrado.

Créditos a quién corresponda

La información fue confirmada por el mismo Iván Duque a través de las redes oficiales de la Presidencia de Colombia. «Quiero informarle al país que luego de cumplir un compromiso en Sardinata, en el Catatumbo y aproximándonos a aterrizar en la ciudad de Cúcuta, el helicóptero presidencial fue víctima de un atentado«.

A su vez, el presidente indicó que no se tienen que lamentar heridos, ni daños de consideración mayor, gracias a la capacidad del helicóptero en el que viajaba: «Tanto el dispositivo aéreo, como la capacidad de la aeronave evitaron que ocurriera algo letal, lo cierto es que es un atentado cobarde donde se ven impactos de bala a la aeronave presidencial«. Si bien no hay información disponible de una pericia balística, los impactos pueden haber sido producidos por fuego de ametralladora de calibre 7,62mm.

Créditos a quién corresponda

La aeronave atacada es un Sikorsky UH-60L Black Hawk, matricula FAC-0007, configurado para transporte de VIP. El helicóptero es utilizado por la Fuerza Aérea Colombiana, teniendo capacidad para transportar 12 pasajeros, y equipado con sistemas de comunicación y protección adicionales. Otra característica de esta versión son sus motores T700-GE-701C, los cuales poseen una mejor performance en elevadas altitudes y climas cálidos, como una mejor protección contra la corrosión.

En lo relativo a protección balística, tomando las lecciones aprendidas por Estados Unidos en la Guerra de Vietnam, posee diversos grados de blindaje para garantizar su supervivencia frente al fuego enemigo. Su rotor principal, compuesto por cuatro palas, esta fabricado en una aleación de titanio y fibra de vidrio. Otras partes blindadas del UH-60L son capaces de soportar el impacto de disparos de calibre de hasta 23mm.

La Fuerza Aérea Colombiana es el principal usuario a nivel regional del UH-60L, siendo las primeras unidades incorporadas en el año 1988. En total opera tres variantes del helicóptero: la AH-60L Arpía para misiones de ataque, UH-60L para transporte de personal y carga, y UH-60Q, versión especializa en evacuación médica.

Tal vez te interese El helicóptero UH-60 Black Hawk podría estar operativo durante 50 años

2 COMENTARIOS

  1. Fué un ataque o un «autoataque ? que les permita llevar a cabo todo lo que la embajada de los EE UU tenía planeado pera ellos . . . ( digo las protestas que debilitan a Duke )

    • Estimado Gabriel.

      Colombia, gracias a la política de mano dura de Don Álvaro Uribe y con amplio apoyo de USA. Logró poner de rodillas a los grupos narco terroristas. Pero lamentablemente, luego vinieron los gobiernos dialoguistas, y el terrorismo volvió a ganar espacio.

      Espero que los colombianos, hagan memoria y vuelvan a barrer a los terroristas de su hermoso país.

      Abrazos

      Juan Martin Pettigrew

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.