KC-46

Boeing tendrá que pagar para solucionar dos nuevos problemas técnicos que afectan al avión cisterna de reabastecimiento KC-46, que las Fuerzas Aéreas de EE.UU. han designado como deficiencias de «categoría 1» que se encuentran entre los problemas más críticos del programa.

La Fuerza Aérea ha descubierto que los tubos de drenaje en el receptáculo de reabastecimiento de aire del KC-46 -que se utilizan para eliminar el agua de la aeronave- pueden agrietarse cuando el avión cisterna opera en temperaturas frías, declaró el servicio en respuesta a las preguntas de los medios. Según el servicio, este problema ha ocurrido aproximadamente tres veces, cuando el agua en los tubos se congeló y se expandió, formando grietas.

El segundo problema tiene que ver con un error de software en el sistema de gestión de vuelo del KC-46, que ha provocado «anomalías de navegación», según Boeing. La Fuerza Aérea dijo que este problema se ha limitado a «incidentes aislados», el más reciente durante un vuelo del 3 de marzo sobre el Océano Pacífico. Entonces, la tripulación «recurrió a otros métodos de navegación y no declaró una emergencia en vuelo» antes de aterrizar con seguridad en Honolulu, dijo el servicio.

Boeing añadió que el problema no hizo que la aeronave fuera menos segura y que cada KC-46 ha sido autorizado para volar desde entonces.

«Boeing solucionará ambos problemas por su cuenta», dijo el portavoz de la Fuerza Aérea, el capitán Josh Benedetti, en un comunicado. «No hay restricciones operacionales en los KC-46 en el campo debido a cualquiera de estas deficiencias», dijo. «La [oficina del programa] y Boeing han establecido procesos operativos y procedimientos de mantenimiento para mitigar los impactos y garantizar que los problemas no añaden un riesgo adicional para el personal, las aeronaves o las operaciones».

Como estrategia a corto plazo para solucionar el problema de los tubos de recepción de reabastecimiento aéreo agrietados, Boeing ha emitido una guía de inspección a las Fuerzas Aéreas para mitigar los factores de riesgo conocidos. Sin embargo, para solucionar el problema de forma permanente, tendrá que rediseñar los tubos de la línea de drenaje y adaptar los KC-46 existentes con la modificación, dijo la fuerza aérea.

Tal vez te puede interesar: USAF y Boeing acuerdan diseño final del KC-46 e implementa medidas para contrarrestar el impacto del COVID-19 en la industria de la Defensa

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.