Mucho se ha comentado en los últimos meses sobre la construcción del tercer portaaviones chino, cuantiosamente más grande que sus predecesores, el Liaoning y el Shandong. Ambos miden, aproximadamente, 304,5 metros de largo. Esta nueva adición se convierte en uno de los pocos portaaviones con despegue asistido por catapulta pero recuperación detenida (CATOBAR, por sus siglas en inglés), un sistema utilizado para el lanzamiento y recuperación de aeronaves.

Las imágenes de satélites comerciales proveídas por CSIS que recientemente se han emitido, permiten observar que China ha logrado grandes avances en la construcción del mismo, conocido como Type 003. En este sentido, su culminación significaría una ampliación y mejora de las capacidades navales de China, posicionándose como el mayor combatiente de la Armada del Ejército Popular de Liberación. Hacia finales de marzo, estas imágenes satelitales mostraron que la cabina de vuelo del mismo se encuentra parcialmente completa, lo que representa un gran avance en el trabajo.

CSIS en Breaking Defense

En términos comparativos, el Type 003 se asemeja en tamaño a la clase de portaaviones Kitty Hawk de la Marina de los EE. UU, operados hasta los 2000. Se espera, además, que la utilización del sistema CATOBAR permitiría lanzar un avión de ala fija con cargas más pesadas que las habituales. Asimismo, considerando que los sistemas CATOBAR funcionan en su mayoría a vapor, se estima que China podría superar estas instancias.

Otro de los avances que podrían recuperarse de la información recabada por medios de comunicación como Breaking Defense es una posible mejora en la estructura de la torre de mando, que además alberga el equipo de comunicaciones. La intención es que la misma sea más pequeña que las de sus antecesores para que libere espacio en la cubierta de vuelo.

Entre otras características, se destaca la adición de dos ascensores de avión en el lado del estribor para poder “levantar” dos aviones en simultáneo. El portaaviones que ya adopta esta clase de modificaciones es el francés Charles de Gaulle (R 91), como también los transportistas estadounidenses de clase la Gerald Ford (CVN-78) que poseen tres de ellos.

Aunque todavía no pueden confirmarse muchos de los detalles del Type 003, se destacan ciertos elementos como los ya mencionadas o mejoras significativas, como las grandes aberturas en el centro de la embarcación. Pese a todo, su construcción continuará avanzando en los próximos meses y, como ocurrió con el ritmo adoptado en el Shandong, es probable que se bote hacia 2022. Entrará en servicio cuando esté finalmente construido y para eso, probablemente, restará esperar. Sin embargo, es certero que el mismo encarnará un significativo complemento en la armada china.

Tal vez te interese: Taiwán reporta la mayor incursión de China en su zona de identificación de defensa aérea

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.