Rumbo a expandir sus Fuerzas Armadas y alcanzar diversos objetivos a largo plazo, desde China circularon diversas imágenes en redes sociales que mostraron una especie de maqueta de un FC-31, también conocido como J-31, utilizado en una instalación de prueba para el primer portaaviones nacional. Ubicado en Wuhan, se cree que el portaaviones se estaba utilizando para evaluar el uso potencial de los aviones en el mar.

The Sun

Como uno de los principales candidatos, el FC-31 se convertiría en el avión de combate de próxima generación, procedente de la compañía Shenyang Aircraft Co. Ltd. Al respecto, el experto en aviación militar chino, Fu Qianshao, declaró que situar tal modelo de avión en la plataforma de prueba implicaría considerar al mismo como una opción sumamente viable a utilizar. Esto permitiría a China competir con los aviones caza más avanzados del mundo, ya que se trata de un avión de combate multi-rol de 17.3 metros de largo con una envergadura de 11.5 metros.

China ya posee dos portaaviones basados en antiguos diseños, los cuales pesan aproximadamente 60.000 toneladas. Sin embargo, se espera que este nuevo modelo alcance las 80.000 toneladas y sea similar a aquellos en servicio de la Marina de los Estados Unidos.

Tal vez te interese: China presentará al nuevo helicóptero Z-8L en el próximo desfile militar

1 COMENTARIO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.