Tras la reciente elección del Rafale F3-R por parte de Croacia en su programa de sustitución de cazas, los responsables del fabricante de defensa sueco Saab destacaron la dificultad competitiva que se percibe a la hora de presentar las nuevas plataformas frente a las alternativas de segunda mano.

La competencia para el programa croata incluía la nueva variante del avión estadounidense F-16C/D Block 70, mientras que Suecia presentó el Gripen C/D de Saab. Mientras tanto, Israel ofreció cazas F-16C/D Block 30 usados en servicio con la Fuerza Aérea de Israel, y Francia colocó Rafale F3-R usados que estaban en servicio con la Fuerza Aérea y Espacial francesa.

La decisión tomada a finales de mayo por Zagreb fue un ejemplo de que la historia se repite, tras la fallida compra en 2018 de cazas israelíes F-16C/D Barak de segunda mano, que fue cancelada por la presión del gobierno estadounidense.

En una declaración en la que anunciaba que el Rafale había sido elegido como ganador del programa reiniciado, el Primer Ministro de Croacia, Andrej Plenkovi, dijo que la oferta francesa era «la mejor en términos de precio», y añadió que la plataforma «es la mejor solución para Croacia a largo plazo».

Cuando se entreguen, los cazas Rafale F3-R sustituirán a la envejecida flota de ocho MiG-21 de la Fuerza Aérea croata que aún está en servicio.

La decisión marca la primera vez que Croacia selecciona un avión de Dassault para sus fuerzas armadas y representa el quinto cliente de exportación de la plataforma francesa Rafale. El contrato, que se pagará a plazos entre 2022 y 2025, está valorado en 999 millones de euros y se ha concluido en régimen de gobierno a gobierno.

En respuesta a la decisión de Croacia, durante un seminario web anual sobre el Gripen celebrado el 8 de junio, los responsables de Saab dijeron que «respetaban» la decisión, pero señalaron los retos que supone competir con plataformas de segunda mano.

«Todos sabemos que estos procesos son bastante complejos«, dijo Jonas Hjelm, jefe del área de negocio de Saab Aeronautics, y añadió que «Saab nunca podrá ser realmente competitivo» cuando compita con ofertas de plataformas usadas de otros participantes en el programa.

«Siempre hemos dicho que es difícil competir con aviones usados. Es difícil para nosotros, ya que suministramos aviones nuevos, nunca podemos ser realmente competitivos con los aviones usados. Es lamentable, pero es una de las principales razones», explicó Hjelm.

A pesar de este revés, la plataforma está siendo propuesta para otros programas nacionales en curso, como el de Canadá, que necesita 88 aviones, y el de Colombia, donde Saab ha licitado 15 nuevas plataformas Gripen E/F.

Además, la compañía ha atendido una posible demanda india de más de 100 aviones, mientras que hubo «un diálogo» con Filipinas en relación con el Gripen, aunque no se trató de una negociación formal.

En cuanto a los clientes actuales, Hjelm confirmó que Saab entregará dos aviones de la serie Gripen E a Suecia este año, y que Brasil también recibirá un total de cuatro del tipo en 2021.

En respuesta a las preguntas sobre una posible compra adicional de Gripen por parte de Brasil, Hjelm dijo que la compañía primero tenía que demostrar que era capaz de entregar los primeros 36 aviones encargados antes de pasar a discutir cualquier posible «Lote 2».

Fotos: Jamie Hunter

Tal vez te puede interesar: Saab ofrece su mejor y última oferta a Finlandia

3 COMENTARIOS

  1. Me llama la atención que un país de desarrollo medio como Croacia elija un bimotor como avión de superioridad aérea… Si querían un bimotor, ya teniendo la logística rusa, podrían haber ido por un Mig 29 o 35… Seguramente hay cuestiones geopolíticas que desconozco.

    • La cuestión geopolítica debe de ser la superioridad técnica del avión francés. Sin contar que los radios de giro instantáneo y sostenido en combate aéreo del Rafale (que no acrobacia) son mejores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.