Un avión no tripulado repostó por primera vez con éxito un avión de combate estadounidense en pleno vuelo, según informaron las autoridades el lunes.

Un F/A-18 Super Hornet de la U.S. Navy y un avión no tripulado fabricado por Boeing estuvieron brevemente conectados por una manguera mientras el avión no tripulado transfería combustible para aviones en los cielos del Medio Oeste durante el vuelo de prueba del viernes.

Durante el vuelo, el Super Hornet se acercó al dron, conocido como MQ-25 Stingray, por detrás y se acercó hasta 6 metros el uno del otro, dijo Boeing. La manguera se extendió desde el dron, y cazabombardero se conectó con el extremo de la manguera para recibir el combustible. La U.S Navy publicó en Twitter un vídeo del vuelo de prueba.


La prueba se llevó a cabo desde el aeropuerto MidAmerica St. Louis en Mascoutah, Illinois, y la Marina y Boeing dijeron que planean realizar pruebas en un portaaviones a finales de este año.

Tal vez te puede interesar: El nuevo UAV MQ-25 de la US NAVY realiza su primer vuelo de prueba

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.