La República Popular China se está preparando para un desfile militar a gran tamaño, que marcará el Centenario del Partido Comunista Chino. Los funcionarios que planifican el acontecimiento anunciaron previamente que no habría el desfile militar tradicional en la ciudad Pekín el 1 de julio, sino que sobrevolará la ciudad una formación de modernas aeronaves chinas. Por primera vez se presentará públicamente el nuevo helicóptero Z-8L de 15 toneladas.

El nuevo helicóptero es la última evolución de un diseño de helicóptero que en su día nació como Super Frelon y fue designado como Z-8. Equipado con un nuevo tipo de dispositivo fotoeléctrico y sistemas de autodefensa que incluyen un receptor de alerta por radar y señuelos infrarrojos, con una mayor capacidad de supervivencia.

En comparación con los anteriores Changhe Z-8 y Z-18, la forma del Z-8L ha sufrido enormes cambios. En concreto, su morro ha cambiado al estilo de los «Super Hornets» y el Z-8, que es algo similar a la combinación del Z-20 y el Mi-171, mientras que el fuselaje es obviamente alargado, y los ojos de buey también han cambiado de la tradicional forma redonda a una zona más grande. La cola horizontal es sorprendentemente grande.

Tal y como ha observado GlobalSecurity.org, el cambio más evidente es el gran carenado con un gran depósito de combustible integrado en el tren de aterrizaje trasero (principal) en el lateral del fuselaje, que tiene un aspecto similar al del Sikorsky S-92. De este modo, se puede eliminar el depósito de combustible integrado de la cabina anterior de la familia Z-8.

Tal vez te puede interesar: Las nuevas variantes del helicóptero Z-20 destacan los esfuerzos ASW de China

2 COMENTARIOS

  1. Yo se que algunos van a saltar pero yo lo tendría en cuenta como helicóptero pesado, capacidad perdida con la baja delCH-47…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.