La Fuerza Aérea Brasileña (FAB) ha emitido hoy un comunicado en el que informa de su decisión de revisar la compra del avión KC-390 de Embraer.

En el comunicado, el Mando de las Fuerzas Aéreas dijo que, debido a la actual situación económica del planeta a causa del COVID-19, ha tenido que revisar los planes de compra de los 28 aviones Embraer KC-390 del plan original.

El comunicado también dice que se han iniciado conversaciones para evaluar un nuevo número de pedidos en firme de la aeronave, sin detallar por el momento cuántos aviones se definirán, informando únicamente de que el número se reducirá, así como la tasa de producción anual.


A continuación, la declaración de CECOMSAER:

La crisis sanitaria que enfrenta el mundo desde finales de 2019 ha provocado reflejos en la situación económica global, con impactos también en la situación fiscal y presupuestaria brasileña. Como consecuencia, los recursos destinados al sector de la defensa vienen sufriendo restricciones que provocan limitaciones directas en los proyectos estratégicos de las Fuerzas Armadas.

En este contexto, la Fuerza Aérea Brasileña, manteniendo su compromiso con las metas presupuestarias y de acuerdo con el escenario actual, decidió revisar los caminos a seguir en la continuidad del contrato de producción de los aviones KC-390 con Embraer. Debido a la complejidad de esta cuestión, es necesario considerar los diversos aspectos que incidieron directamente en esta toma de decisiones.

La cuestión principal se refiere al número previsto de 28 aeronaves en el contrato actual, que, en este momento, ha demostrado ser superior a la realidad presupuestaria de la Fuerza, tanto para la adquisición como para el apoyo logístico a lo largo del tiempo.

Desde el inicio de su operación, la flota KC-390 ha presentado unos índices de disponibilidad y despachabilidad excepcionales, lo que se traduce en una capacidad muy superior en volumen de transporte de carga y personal y en agilidad, factores que se han observado con éxito durante las distintas misiones realizadas a lo largo de 2020 y 2021.

Así, teniendo en cuenta la actual situación socioeconómica y los elevados índices de rendimiento de las unidades ya entregadas, el Mando Aeronáutico considera que debe reevaluarse el alcance contractual, centrándose en la mejor adecuación de la producción y los intereses públicos.

Cabe señalar que, incluso en un escenario económicamente estable, las reevaluaciones y las modificaciones contractuales en el mercado internacional de la aviación se producen con frecuencia, ya que se trata de un ámbito dinámico y que implica grandes sumas de dinero.

En resumen, tras una serie de análisis presupuestarios y estudios operativos iniciados en 2019, con base en las disposiciones legales vigentes, el Alto Mando de la Aeronáutica determinó el inicio del proceso de negociación contractual con Embraer. El objetivo será reducir el número total de aviones entregados, sobre la base del contrato actual, y buscar una cadencia de producción de dos aviones al año, factores que se consideran adecuados teniendo en cuenta los aspectos operativos, logísticos y financieros.

Finalmente, la Fuerza Aérea Brasileña refuerza que considera a Embraer un socio estratégico en la implementación de soluciones y desarrollo de productos tecnológicos, que han sido fundamentales para el pleno cumplimiento de su misión constitucional. Prueba de ello son los proyectos conjuntos que están en marcha, como el estudio para el diseño de vehículos aéreos no tripulados y el desarrollo conceptual de un nuevo avión de transporte ligero.

Brasilia, 26 de mayo de 2021.

Centro de Comunicación Social de la Aeronáutica

Tal vez te puede interesar: Certificación de los KC-390 para reabastecimiento en vuelo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.