En las últimas semanas, Hamás ha lanzado miles de cohetes contra Israel, causando víctimas y daños materiales, aunque se estima que el sistema Cúpula de Hierro de Israel ha derribado la gran mayoría de los cohetes. La mayoría de los expertos y estudiosos han culpado a Irán de la gran cantidad de cohetes que Hamás ha lanzado contra Israel. Pero las pruebas demuestran que es probable que haya algo más en la historia.

Según un informe de The Telegraph de julio de 2014, Corea del Norte había llegado a un acuerdo con Hamás para vender a la organización terrorista tanto cohetes como equipos de comunicación. Se dice que el acuerdo estaba valorado en varios cientos de miles de dólares, por lo que es probable que, si se llevó a cabo, implicara la venta de miles de cohetes norcoreanos a Hamás.

Al parecer, el acuerdo se negoció a través de una empresa de fachada libanesa con vínculos con Hamás, situada en Beirut. Además, cuando se publicó el artículo, ya se había realizado un pago inicial, por lo que es probable que el envío de cohetes y equipos de comunicaciones se produjera en algún momento de finales de 2014.

Los cohetes que Corea del Norte presumiblemente vendió a Hamás en 2014 fueron probablemente sistemas de 122 mm y/o 107 mm (o variantes de los mismos), que Pyongyang produce de forma autóctona. Estos cohetes son muy baratos de producir y comparativamente baratos de vender (además de que los norcoreanos mantienen estos sistemas en stock), y de ahí la evaluación de que si el acuerdo se completó, el número de cohetes probablemente fue de miles.

Además, la necesidad de Hamás de contar con miles de cohetes más no podía ser más evidente a finales del verano de 2014, ya que habían disparado al menos 4.500 cohetes durante el conflicto ocurrido con Israel.  Así que era el momento perfecto para que Corea del Norte interviniera y proporcionara el apoyo (a cambio de un precio, por supuesto) que Hamás necesitaba para llevar a cabo con eficacia su próximo conflicto contra Israel.

Pero hay más apoyo a las operaciones de combate que Corea del Norte proporcionó a Hamás, algunos de ellos muy relevantes para el conflicto actual. Funcionarios militares israelíes que participaron en las operaciones de Gaza en 2014 han evaluado, según se informa, que Corea del Norte proporcionó ayuda a Hamás en la construcción de la extensa red de túneles que apoya sus operaciones de combate. Estos túneles son tan extensos que los israelíes los han apodado «El Metro».

Esto no debería sorprender, ya que los norcoreanos también proporcionaron ayuda a Hezbolá en la construcción de sus túneles y su red subterránea que fue utilizada durante la guerra de 2006 con Israel. Fue la extensa red de túneles subterráneos de Hamás la que Israel atacó recientemente como uno de los nodos clave destinados a la destrucción.

Por último, las imágenes y otros informes indican que Corea del Norte ha vendido a Hamás su versión de producción propia del Fagot 9K111 ruso, que los norcoreanos llaman «Bulsae-2» (un arma antitanque). Es probable que los norcoreanos hayan utilizado a Irán como conducto para la venta, y la foto mostraba a un miembro de las Brigadas Izz ad-Din al-Qassam (leales a Hamás) con la versión norcoreana del arma. Los tanques israelíes (al menos hasta ahora) no han entrado en Gaza. Pero si lo hacen, ésta es ciertamente un arma que será una amenaza.


Antitanque Fagot 9K111 ruso

Ahora debería ser obvio que la venta de armas de Corea del Norte en Oriente Medio, a Irán y Siria, y a apoderados como Hezbolá, Hamás y los Houthis, es una amenaza para los intereses nacionales estadounidenses.  En los últimos dos años es la segunda vez que vemos sistemas de armamento norcoreanos que constituyen una amenaza directa para las fuerzas estadounidenses o para importantes aliados de Estados Unidos.

Uno de los conjuntos de misiles lanzados pertenecía a la serie «Qiam», misiles basados en el sistema Scud C construido por Corea del Norte (y proliferado en Irán), y probablemente mejorado también con ayuda norcoreana.

Si Estados Unidos y sus aliados en la región y en otros lugares no consiguen detener la actual proliferación militar norcoreana, la amenaza de la venta de armas de Corea del Norte seguirá siendo una amenaza para los intereses nacionales de Estados Unidos y una valiosa fuente de ingresos que sostiene al ejército y a la élite norcoreana.

Tal vez te puede interesar: Hamás muestra los cohetes lanzados hoy contra Ashkelon, Israel

4 COMENTARIOS

  1. Y pregunto ¿Por qué está bien la producción descontrolada de armas de EEUU e Israel y está mal que haga lo propio Corea del Norte, Irán o cualquier otro país? Consideremos que las armas mas letales no son la de estos últimos, si mo por lejos las de EEUU e Israel.
    En resumen, quien más guerras inició x el mundo no es Corea del Norte o Irán. Y si algo queda claro, es que la venta de armas que pueda hacer Corea quizá le toca el negocio a EEUU y a Israel.

    Vivimos presos en un mundo donde solola está bien que las armas y las guerras las inicien un par de países, el resto, lo tiene prohibido, incluso defenderse.

    Siendo así, ni piensen en Argentina desarrollando sus armas teniendo a Gran Bretaña, la novia de EEUU en posible conflicto con otros.

  2. Edu, EEUU siempre querrá tener en lo posible la supremacía de la venta de armas, por razones económicas y geopolíticas. Esta es una de las razones de por qué castiga con sanciones a los que se atreven a comprar armas rusas o chinas. Con la increíble calidad de la inteligencia israelí, ya deberían saber de qué origen son los cohetes que consiguieron caerles encima.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.