El uso de la fuerza militar debe tener un fin político, siempre. El de la organización política y terrorista conocida como Hamas lo tuvo. Lo que ocurre en los cielos de las ciudades israelíes importa, claro, pero mucho más lo que pasa en las calles. La posición de Hamas declara su accionar como una forma de «fortalecer la posición del pueblo palestino en Jerusalén y en la mezquita de al-Aqsa, y la firmeza de las familias amenazadas con la expulsión de sus hogares en Sheikh Jarrah»

La organización ha comenzado la noche del día lunes 10 de mayo una ofensiva con cohetes lanzada desde la Franja de Gaza hacia distintas partes del territorio israelí. Más de 1600 proyectiles han sido lanzados al momento en que se escribió este artículo. Es indudable la capacidad de destrucción física de esta artillería, pero lo más llamativo ha sido el efecto político.

Las protestas de ciudadanos israelíes de origen árabe, las manifestaciones y la vandalización han sido algunas de las escenas que más preocupan al gobierno de Netanyahu. Los “cohetes políticos” que aterrizaron en las calles de Lod, Ramla, Acre, Nazaret, Haifa,  Umm al-Fahm, Rahat, Jerusalén, Jaffa  fueron estos y están causando convulsión política. Los disturbios en la ciudad de Lod el día miércoles marcaron una importante señal del estado de las calles israelíes, en algunas manifestaciones se festejó el ataque.

Un total de 374 personas fueron arrestadas por causar disturbios el día miércoles. Un ciudadano judío de 30 años fue atacado con palos y piedras en la ciudad de Acre por parte de ciudadanos árabes. En Tel Aviv manifestantes judíos de tendencia extrema atacaron por error a un motociclista judío, también sufrieron ataques comercios y transeúntes.

El día jueves el Primer Ministro Netanyahu se mostró con la policía en Lod y consideró desplegar tropas en las ciudades mixtas así como también recurrir a las detenciones administrativas, pero hay voces políticas que consideran esto innecesario. La noche del miércoles fue muy intensa en protestas con graves escenas de violencia tanto de partes árabes como judías y el sur de Israel comenzó a inflamarse con enfrentamientos con la policía.

Mientras tanto en Gaza la situación social es precaria para la noche del jueves, la gasolina escasea, no hay suficiente electricidad ni siquiera para obtener el agua potable necesaria. Los civiles dicen estar muy asustados por los ataques aéreos israelíes y por los cohetes de Hamas que no logran salir del territorio y explotan en las calles de Gaza.

Confusión y posterior acción en el alto mando

El día domingo por la tarde-noche según reportan periódicos israelíes ocurrió una reunión de los altos mandos de inteligencia y las FDI. Estos últimos aseguraron al gobierno que la disuasión que proveían las fuerzas militares israelíes era suficiente para disuadir una acción por parte de Hamas. Los líderes de inteligencia se retiraron de la reunión con la postura contraria que se confirmaría horas después.

La postura de las FDI se basó en la aceptación y conveniencia de Sinwar (líder de Hamas en Gaza) de la situación actual, pudiendo recibir los fondos de Qatar para servicios públicos e infraestructura. La capitalización de las protestas sería suficiente. También se contempló el fin del Ramadán y la negativa que podrían tener los líderes de Hamas en escalar un conflicto. El análisis fue equivocado.

La débil posición política de Sinwar puede haber colaborado con el caos. La suspensión de elecciones en Palestina también es uno de los factores que pueden haber estado contemplados en la ofensiva pero la rivalidad con el aliado iraní, Jihad Islámica, por fondos iraníes pudo en realidad haber desencadenado la ofensiva de cohetes como una forma de mostrar su defensa del islamismo.

Tampoco es menor la relación del ejercicio militar masivo que conducirían las FDI el cual no fue cancelado sino 30 minutos antes de que se dieran a conocer los detalles del mismo, el cual contaría con decenas de miles de tropas y reservistas. Sería el mayor ejercicio en años.

La confusión fue tal que las FDI creían que Hamas había decidido el mismo día lunes lanzar ataques sobre Jerusalén y esto fue confirmado por Zilberman su portavoz, pero un exalto funcionario de las mismas negó tal posibilidad por la magnitud de los ataques.

La posición de Kochavi era de absoluta confianza, se barajó la posibilidad de una escalada por las frágiles condiciones de Gaza pero fue descartada, desde el año pasado se sostiene una posición de disuasión suficiente, nadie querría una guerra con Israel.

Según fuentes dentro de las FDI, gran parte del Estado Mayor se encontraba totalmente confiado en la imposibilidad de una escalada. Según un ex alto funcionario, la confianza era total en la disuasión y la baja probabilidad de que Hamas expusiera al pueblo de Gaza. Tal era la confianza que las decisiones eran tomadas por el Primer Ministro sin reunir al Gabinete de Seguridad, el control era muy laxo.

Hamas marcó el tempo de la acción desde el principio y todos lo saben dentro de Israel, los ataques a Gaza ya llegaron, están ocurriendo y la escalada terrestre no parece una opción por lo que Hamas se siente un poco más confiado en el escenario actual. Los lanzamientos sobre Tel Aviv asestaron un golpe psicológico a la población, y el día miércoles 13 las sirenas sonaron en gran parte del territorio. El cierre del aeropuerto y el desvío de vuelo del Aeropuerto Ben Gurion fue un duro golpe para todo Israel.

Pero a partir del miércoles los golpes comenzaron a doler en Hamas, las FDI alcanzaron objetivos militares valiosos como unidades drones y lanzamiento de cohetes, así como también unidades tecnológicas. El asesinato de Mohammed Deif fue un duro golpe para Hamas, ya que era uno de los hombres claves en la organización.

Al día jueves se realizaron más de 700 ataques, el 95% de ellos aéreos y unos 60 agentes, entre ellos altos miembros de la organización islámica fueron abatidos.

Los ataques israelíes a las fábricas de armamento por parte de la Fuerza Aérea de Israel son también un golpe muy duro a las capacidades de Hamas, restablecer las instalaciones para producir cohetes tomará mucho tiempo.

Una de las dudosas decisiones del día miércoles a puertas cerradas en las FDI fue si intensificar los combates o comenzar a negociar las propuestas de cese al fuego que extendieron las naciones musulmanas. La decisión fue que las hostilidades continuaran pero la incertidumbre por un aumento de la violencia y la posibilidad de que se transforme en un atolladero.

Pero una de las principales preocupaciones es la visión del mundo del conflicto. Las FDI están muy activas en redes tratando de mostrar y justificar todo el tiempo sus acciones.

El miércoles comenzó la operación Guardián de los Muros que consistió en atacar a la policía de Gaza, el Ministerio del Interior, los bancos, las casas de los comandantes, incluido el del comandante del batallón de Khan Younis, una unidad de comando naval y un túnel defensivo dentro de una escuela, blancos importantes para Hamas.

Varios cohetes hicieron impactos directos, incluso en Petach Tikva y Rishon Letzion, donde una parte de un cohete aterrizó dentro de una casa. Nadie salió herido.

En la mañana del jueves las FDI convocaron a 7000 reservistas en medio de una gran tensión debido al comienzo de ataques con drones y el lanzamiento de 30 cohetes hacia el centro del país. Se realizó un ataque en la zona norte de la Franja donde habría unidades de lanzacohetes de largo alcance. Los drones fueron derribados con misiles Python 5 y Tamir, algunos antes siquiera de ingresar al territorio israelí. Una plataforma de gas intentó ser atacada con drones. También se apuntó al comando de sistemas no tripulado de Hamas.

Otros 9000 reservistas fueron convocados por orden del Ministro de Defensa, Benny Gantz en la noche del jueves.

Un dato importante es que la Brigada Golani, la 7ma brigada blindada y una brigada paracaidista fueron desplegadas en zonas de frontera a la espera de una posible operación terrestre. El portavoz Hidai Zilberman comunicó que la posibilidad de una ofensiva terrestre existe y que los planes serían presentados a Kochavi la noche del jueves. El planeamiento es ejecutado por la División de Gaza y el Comando Sur. También el mismo protavoz declaró: «Anoche, comenzamos a destruir objetivos gubernamentales en la Franja de Gaza, como bancos centrales y edificios de seguridad interna. Hamas está comenzando a descubrir grietas y hay presión en la organización, incluso entre el público de Gaza que está perdiendo la paciencia y las ve en ruinas en la víspera de la festividad [de Eid al-Fitr]». El jueves por la tarde hubo un ataque significativo con cohetes hacia el aeropuerto de Ramon en Eilat que eta recibiendo los vuelos entrantes a territorio Israelí.

El jefe del departamento de desarrollo y proyectos, Gamal Zabad, una pieza clave alrededor de la producción de cohetes y fuente de conocimientos, también fue asesinado junto con el jefe del departamento de ingeniería Khazem Khatib, en el transcurso del jueves. La lista del personal dedicado a la fabricación de armamento que fue abatido continúa con Zaher a-Shahri, jefe del proyecto de I+ D y producción de Hamas, Mahmoud Fares, un mecánico del proyecto deI + D y producción del grupo, Majad Hadidi, ingeniero de control, AkramAleta, asistente de Bassem Issa, Hassan Aki y Kamal Krike ambos activos en las unidades especiales de Hamas.

En los ataques a las oficinas de inteligencia de Hamas también fueron abatidos dos agentes importantes del ala de seguridad militar. Se suman al comandante de la Brigada de Gaza Bassam Issa, el comandante de la Brigada Khan Younis, Rafa Salama, y el jefe de inteligencia de Hamas, Mohammed Yazouri, todos ellos también abatidos en ataques aéreos.

Las FDI también atacaron tres complejos de apartamentos, que albergaban a los comandantes de compañía de los batallones Sajaiya y Shabura en la zona norte de la Franja, y al comandante de la compañía del batallón Deir el-Balah en el centro de la Franja.

En las primeras horas del jueves el gabinete sostenía la posición de seguir infligiendo todo el daño y acumular todo el daño posible en las estructuras militares de Hamas. Parte de la opinión pública también se expresa a favor de este enfoque, dejar a la organización islámica lo más dañada posible. Este sería el método definitivo de disuasión, evitar futuros ataques requerirá de medidas duras en estos momentos. La ventana continúa abierta y se debe continuar infligiendo daño.

El objetivo político también debe contemplar evitar que Hamas logre una victoria pública, erigiéndose como el representante de la defensa del Monte del Templo ni tampoco canalizar todas las protestas y el apoyo público por su postura en un conflicto social y religioso.

Netanyahu ha evitado caer en la trampa de una gran operación terrestre, pero los mandos de las FDI están listos para una incursión. El problema con esta solución es que podría sumir al pueblo israelí en un peligro mucho mayor y podría presionar a los líderes políticos y militares a una invasión total que es lo que tratarían siempre de evitar.

Algo es seguro, esta escalada no la necesitaba nadie. La idea es disuadir al enemigo, no destruirlo. La ausencia de liderazgo o la anarquía total es algo que se debe evitar. La disuasión falló, pero en los momentos que corren Israel está en una posición ofensiva y niega la posibilidad del alto al fuego que quiere Hamas. Eso se vería muy mal en la población israelí y permitiría a Hamas terminar de capitalizar los disturbios y la agitación interna.

La política y el conflicto

El liderazgo israelí y palestino fue tomado por sorpresa por un Hamas efusivo. La formación de un nuevo gobierno en Israel parecía inminente y Netanyahu sería depuesto del poder. Cuando la violencia explotó en las calles nadie pudo medir el alcance de la situación, la policía quedó sin comando político. Todo esto se sumó a  un liderazgo palestino que aún se encuentra desaparecido.

La suspensión de elecciones de legislativas en Palestina vino como anillo al dedo a un Abbas que no puede competir, era la excusa perfecta la imposibilidad de votar en Jerusalen Este, culpar a Israel de la suspensión de elecciones y estirar su agonía en el poder. Tuvo una escisión clave en su partido, el Partido de la Liberta dirigido por Nasser al-Qudwa y el Partido del Futuro de Muhamad Dahlan. El frente Fatah rondaría los 30 puntos de intención de voto, y en una elección presidencial con Barghouti perdería por muchos puntos de diferencia. La frustración de Hamas con este escenario es una de las razones detrás de su postura de defensa de los árabes y los ataques subsiguientes.

La suspensión del diálogo de Ra’am o Lista Árabe Unida con Lapid y Bennett debido a las protestas y los ataques siembra dudas en ambos líderes políticos y esto fue cosechado por el Likud para atacar a ambos partidos por querer formar una coalición con una facción islamista. Según trascendidos de la prensa la coalición ya estaba formada, los ministerios repartidos y estaban listas las partes para informar a Rivlin. Todo esto quedó en la nada.

Tanto Lapid como Bennett instaron al gobierno a responder con mano de hierro y respaldaron las acciones del gobierno provisional de Netanyahu luego de que comenzaran los ataques el día lunes. Liberman y Gideon Sa’ar también se sumaron al pedido de una respuesta enérgica del gobierno.

El miércoles por la noche el Presidente de Ra’am, Mansour Abbas hizo un llamado a detener la violencia de ambas partes principalmente a las turbas callejeras que atacan a personas en las calles.

En la noche del jueves lo que se barajó fue la imposibilidad de un gobierno de coalición y Naftali Bennett decidió dejar fuera de la mesa la opción de un cambio de gobierno porque lo necesario en la situación actual es un gobierno de unidad, dejando ver la posibilidad de formar gobierno con el Likud. Los arrestos y el despliegue militar sepultaron cualquier posibilidad de un gobierno de cambio. Por su parte Lapid declaró que seguirá trabajando y explorando oportunidades.

Las negociaciones entre Zarif y el líder de Hamas para detener los ataques israelíes en el territorio de Gaza. Haniyeh ha estado en contacto y negociando un cese al fuego con Qatar y Egipto, incluso se barajó la posibilidad de una delegación egipcia que viajara a Gaza para negociar una tregua. Pero la entrada de Irán en las negociaciones puede ser el camino a un acuerdo. El comandante de la Guardia Revolucionaría comentó la semana pasada la dificultad de la defensa israelí debido a su particular geografía, hay quienes sostienen que los ataques a la ciudad de Askhleon fueron con el fin de probar las defensas y la resolución israelí frente a un ataque masivo. También había lanzado amenazas el jefe del ala militar de Hamas, Mohammed Deif que condujo al despliegue de baterías Iron Dome.

La negativa israelí a la negociación el día martes y miércoles fue clara, la debilidad no podía ser una opción. La respuesta a los ataques a complejos y edificios iban a desencadenar una respuesta, las FDI lo sabían y pudieron defender la ciudad de Dan de forma efectiva.

El frente político interno israelí se ve mal, no pudo contener ni ejercer la autoridad del estado. La ofensiva militar nunca estuvo acompañada de protestas de la magnitud actual en los barrios y ciudades. Las protestas, toques de queda y violencia no son algo con lo que Netanyahu haya lidiado antes en sus escaladas y conflictos con Hamas. Y la imagen de árabes festejando los cohetes fue algo muy fuerte y difícil de digerir para todo Israel, la solución de dos estados parece sepultarse en estas horas. Para los árabes pareciera haber una sola solución, que Israel deje de existir. Es importante como se realinea la región ante esta nueva realidad, o la salida a flote de la misma.

Los próximos días no serán fáciles, pero un puede pensar que el fin de semana sea un punto de inflexión para el liderazgo israelí: puede sumergir a Hamas en una pendiente de derrota o puede ser arrastrado a una operación terrestre. Las siguientes horas lo revelarán.

Te puede interesar: Los tipos de cohetes utilizados contra el Iron Dome de Israel

2 COMENTARIOS

  1. Es muy difícil entender como a esta altura todavía está gente se pelea como en la época de las cruzadas,es muy difícil de entender como los políticos de ambos lados usan la guerra para perpetuarse en el poder,es muy difícil de entender que se confunda la religión con la nacionalidad y lo más difícil de entender es porque las naciones unidas no intervienen de una vez por todas ocupando todo Israel y palestina,formando dos naciones,durante al menos 30 años,tiempo suficiente para que las nuevas generaciones aprendan a vivir en paz y dándose cuenta que se necesitan los unos a los otros

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.