El Challenger actualizado cuenta con una serie de características mejoradas, como una nueva torreta, un motor actualizado y un cañón de ánima lisa de 120 mm. Los nuevos tanques Challenger 3 del Ejército Británico se entregarán en esta década, como parte de un contrato de 800 millones de libras esterlinas, con una mejora significativa y extensa de numerosas características.

El acuerdo con Rheinmetall BAE Systems Land (RBSL) supondrá la actualización de 148 de los actuales tanques de batalla Challenger 2 del servicio a Challenger 3. Los restantes Challenger 2 serán retirados.

El Ministerio de Defensa (MOD) ya predice que los nuevos tanques serán «los más mortíferos de Europa» en un salto significativo respecto a su predecesor. Pero, con unas expectativas tan grandes, ¿cómo está la nueva generación a la altura del Challenger 2 y qué mejoras se han prometido?

En términos de peso, el Challenger 2 y el 3 son similares y el nuevo modelo pesa 66 toneladas, sólo una tonelada más que su versión anterior. Ambos tanques tienen un tamaño similar y están pensados para tripulaciones de cuatro personas, la configuración tradicional de un comandante, un artillero, un cargador y un conductor.

Sistemas de puntería
Una de las mejoras más evidentes es la de los sistemas de puntería disponibles en el tanque actualizado.

El Challenger 2 sólo tenía una cámara térmica, mientras que su homólogo más moderno tendrá dos nuevas cámaras térmicas independientes y un seguimiento automático de objetivos totalmente integrado, búsqueda de área amplia y detección asistida de objetivos.

El Challenger 3 también tendrá un nuevo visor para el conductor con cámaras térmicas delanteras y traseras.

Munición, armamento principal y estructura de la torreta
El Challenger 3 cuenta con una torreta totalmente nueva y un nuevo armamento principal, un cañón liso L55A1 de 120 mm y munición programable de última generación (de alto poder explosivo y energía cinética), con lo que el nuevo modelo se ajusta al estándar de la OTAN. Se trata de una mejora significativa con respecto al Challenger 2, que contaba con un cañón de ánima rayada L30, así como con una torreta original, lo que limitaba la distancia a la que podía disparar y su eficacia general en las zonas de combate.

Supervivencia
En cuanto a la capacidad de supervivencia, el Challenger 3 también ha mejorado enormemente entre generaciones con un blindaje más avanzado, un nuevo sistema de alerta láser y una opción de sistema de protección activa. Esto supone un salto adelante con respecto a su iteración anterior, ya que el Challenger 2 tiene muchas menos características de supervivencia y depende mucho más de su blindaje especial incorporado.

Movilidad y eficiencia del motor
El Challenger 3 también será mucho más móvil gracias a la nueva generación de suspensión de hidrogás y a un motor actualizado con refrigeración mejorada, lo que se traduce en una reducción de los costos durante toda su vida útil.

El Challenger 2 no sólo era menos móvil, ya que funcionaba con la anterior generación de suspensión de hidrogás, sino que también tenía un costo de vida útil notablemente superior, ya que era menos eficiente y más caro de operar. Según el Ministerio de Defensa, el nuevo tanque de combate principal alcanzará una velocidad máxima de 95 km/h, mientras que el límite del Challenger 2 es de unos 60 km/h.

Arquitectura del sistema
Uno de los cambios más alabados es que el tanque Challenger 3 estará totalmente digitalizado, con nuevas características que mejorarán la comunicación y el intercambio de datos con otros vehículos y activos ISTAR (inteligencia, vigilancia, adquisición de objetivos y reconocimiento), como los drones, durante futuros despliegues.

Contará con una arquitectura de vehículo genérica, un sistema abierto y nuevas terminales digitales, en comparación con la arquitectura a medida punto a punto del Challenger 2 y un sistema cerrado, que puede dar lugar a conflictos de integración.

En una entrevista concedida a Forces News, el teniente general Chris Tickell, jefe adjunto del Estado Mayor, afirmó que esta mayor capacidad de intercambio de datos permitirá a los mandos «identificar al enemigo» y «trasladar esa información sin problemas a otras plataformas».

Tal vez te puede interesar: El Ejército Británico alcanza un acuerdo para la provisión de nuevos tanques Challenger 3

Publiidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.