El Ministerio de Defensa del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte dio a conocer en Septiembre de 2020, con la presentación del Jefe del Estado Mayor de la defensa británica  General Sir Nick Carter, la introducción al Concepto Operativo Integrado 2025 (Introducing the Integrated Operating Concept) en el que se establece un nuevo enfoque en el uso del instrumento militar dentro del sistema multilateral utilizado hasta la fecha.

El concepto operativo integrado cuestiona el enfoque tradicional que se estructuraba para la lucha bélica y el empleo del instrumento militar como parte de la disuasión moderna ya que se plantea, a futuro, un contexto estratégico cada vez más complejo, dinámico y competitivo donde las características más representativas serán la diversificación de las amenazas y el desarrollo de actores no estatales que intentaran vulnerar  la seguridad y estabilidad.

El nuevo planteo implica un cambio fundamental en la filosofía militar atendiendo a la necesidad de estructurar fuerzas que tengan capacidad para operar pero a su vez estén entrenadas para una rápida adaptación a escenarios múltiples y con capacidad de distinguir la importancia y la necesidad de combinar acciones de guerra con operaciones de corte político, algo que no es nuevo en la historia del Reino Unido remitiéndonos  a modo de ejemplo a las acciones de Thomas Edward Lawrence (Lawrence de Arabia) en oriente medio o del Mariscal Gerald Templer con su planteo de “ganar los corazones y las mentes” de la población en la “emergencia malaya” de los años 50.

El documento, que analiza tanto las amenazas a las que se verán sometidos el Reino Unido y sus aliados como los cambios en la estructura de las fuerzas y la incorporación de nuevas capacidades no letales, plantea el concepto operativo integral como un cambio de paradigma donde las herramientas principales del sistema de defensa tienen que ver con una unidad de todos los instrumentos y herramientas del estado británico y de la sociedad civil en un paso más allá del concepto de poder blando, sin dejar de lado los sistemas de armas clásicos y que se acerca mucho al concepto de “La Nación en armas” elaborado por el Barón Colmar von der Goltz en 1883.

Se analiza como una amenaza la operatoria de «guerra política» destinada a socavar la cohesión, erosionar los aspectos económicos, políticos y sociales sobre todo incidiendo en la capacidad de resiliencia de la sociedad, es decir afectar la capacidad de la comunidad para superar circunstancias traumáticas. A su vez, el documento hace eje en los conceptos de Seguridad Nacional y protección de los valores y los intereses de la sociedad británica como forma de vida en tanto se plantea que el objetivo de las nuevas amenazas es ganar sin luchar, lograr sus objetivos mediante el quiebre de la fuerza de voluntad de las sociedades, usando ataques constantes por debajo del umbral que provocaría una respuesta militar clásica.

Debemos tener en cuenta que los escenarios de amenazas y las herramientas identificadas por el Ministerio de Defensa británico son, a su vez, herramientas potenciales para ser utilizadas para una proyección de poder sobre blancos determinados a los efectos de alcanzar objetivos de interés para el poder político en tanto los Estados se mueven por intereses y no por ideologías. 

El documento determina que conceptos que rigieron el carácter de la guerra tales como «paz» y «guerra», «público» y «privado», «extranjero» y «nacional» o «estatal» y «no estatal», han quedado desactualizados frente al uso no regulado de herramientas de información para influir en las actitudes, creencias y comportamientos de las poblaciones objetivo, interfiriendo en el normal funcionamiento de las instituciones, exacerbando divisiones y prejuicios sociales generando malestar social para socavar la democracia.

En este contexto el documento del Ministerio de Defensa británico afirma que “El triunfo de la narrativa determina cada vez más la derrota o la victoria y de ahí la importancia de las operaciones de información” las cuales pueden servir para para apoyar operaciones militares convencionales, para acciones de fuerzas paramilitares, coacción militar, operaciones psicológicas, operaciones cibernéticas ofensivas, y acciones de lawfare, un conjunto de instrumentos destinados a minar la cohesión de una sociedad objetivo mediante un proceso constante, segmentario, simultáneo y sedimentario.

Además se especifica que “técnicas establecidas, como asesinato, engaño, caos económico, coerción, espionaje, robo de propiedad intelectual y la subversión ganan potencia mediante el uso inteligente de ciberespacio, digitando información y redes sociales.”

Frente a todo esto La idea central del concepto operativo integrado es crear e impulsar las condiciones y una dinámica de actividades que en lugar de responder a las acciones del adversario desde una postura estática, reactiva o de respuesta contingente, tome la iniciativa para moldear situaciones sociales y generar debilidad política en el adversario logrando de esa manera objetivos sin la necesidad de escalar el umbral de la guerra.

El documento advierte que la diversidad de amenazas se combinan con el fácil acceso a sistemas de armas que, gracias al cambio tecnológico, son cada vez más baratas y más rápidas de conseguir, presentan equipamientos más ligeros, más pequeños y más sigilosos. Además a esto se le suman los sistemas de armas tradicionales con alto grado de sofisticación, armas de efecto masivo ya sean químicas, biológicas, radiológicas, el dominio electromagnético y el ciberespacio lo que permite a los adversarios operar tanto por arriba como por debajo del umbral de guerra.

Se busca a partir del Concepto Operativo Integral 2025, crear una posición de ventaja a partir de una amplia gama de opciones políticas y/o militares que operen de manera simultánea y en forma paralela destinadas a generar amenazas o romper la voluntad de los adversarios y simultáneamente apuntalar la cohesión nacional y de las alianzas.

El planteo británico se basa en la necesidad de alcanzar un alto grado de integralidad dentro del instrumento militar, a través de los niveles de guerra (Estratégico, Operativo y táctico), pero también y sobre todo, en toda la estructura de gobierno y con sus aliados siendo en este caso  la diplomacia pública (Que apunta al seno de las sociedades con las que se establecen lazos comerciales y políticos), una herramienta fundamental.

El escrito determina la necesidad de pensar el conflicto de una manera diferente, con acciones en los cinco dominios operativos: espacio, cibernético, marítimo, aéreo y terrestre creando múltiples dilemas que generen vulnerabilidad en el adversario y se conviertan en herramientas dinámicas, preventivas de carácter continuo y sistemático dirigida por información selectivamente ambigua que tenga como finalidad trastornar la comprensión del adversario, su capacidad en la toma de decisiones, la ejecución de las mismas, el comportamiento, los procesos y estructuras sociales. Quizás precisamente por esto, en la mirada interna, se requiere fortalecer la cohesión, la confianza, los valores compartidos, los hábitos sociales, la capacidad de resiliencia y el comportamiento de la sociedad civil como elementos vitales a defender a lo largo de la introducción al concepto operativo integrado.

Estas acciones, afirma el  documento del Ministerio de Defensa británico, que deben desarrollarse por debajo del umbral de guerra a los efectos de disuadir y evitar que los adversarios logren sus objetivos, tienen como objetivo la población civil partiendo por alcanzar un dominio en la información que permitirá una mejor comprensión, evaluación, toma de decisiones y ejecución de las operaciones las cuales requieren una respuesta estratégica que integre todos los instrumentos del arte de gobernar: ideología, diplomacia, finanzas y política comercial y poder militar.

Este planteo multidominio, de acuerdo al documento, implicará una mayor inversión en I + D y explotación de la base científica y tecnológica del Reino Unido que servirá para mejorar la comprensión y ayudara a prevenir amenazas estratégicas, detectar actores estatales y no estatales hostiles así como aprovechar oportunidades estratégicas a los efectos de mejorar la capacidad para operar por debajo del umbral de la guerra mediante la proyección de una influencia global y promover (y proteger) la prosperidad del sistema demostrando voluntad política y capacidades tanto en lo letal como en lo no letal para enfrentar las amenazas de manera temprana y presentar a los adversarios una abanico de múltiples dilemas como elemento de disuasión.

Operar, de acuerdo al documento, implica tres funciones complementarias: Proteger, involucrar y restringir. Proteger en lo referido a comprender y atender las vulnerabilidades del funcionamiento del Reino Unido y los territorios de ultramar frente a las amenazas modernas tales como  contrarrestar incursiones aéreas, marítimas y cibernéticas; reforzar y capacitar a las autoridades civiles en la lucha contra el terrorismo y en emergencias civiles.

Involucrarse refiere a garantizar influencia, disuadir, brindar tranquilidad a la población, mantenimiento de redes internacionales y alianzas, desarrollar la capacidad de los socios estratégicos a través de operaciones de capacitación, asesoramiento y asistencia, fortalecer las coaliciones, mejorar la seguridad regional y brindar una alternativa a las ofertas de los adversarios.

Restringir implica directamente el uso del instrumento militar, incluso en operaciones de combate yendo más allá de la formación, el asesoramiento y la asistencia a los aliados para que puedan actuar de forma ofensiva, limitar la capacidad de acción de un adversario mediante el despliegue del instrumento militar, demostrar alcance y capacidad de respuesta; condicionar al adversario a través de actividades encubiertas y/o abiertas; impugnar el dominio cibernético, desafiar las afirmaciones de soberanía a través de despliegues y operaciones de libertad de navegación que apuntan a restringir las estrategias de hechos consumados y sobre todo evitar que un adversario logre el dominio de la escalada de un conflicto.

El documento afirma que estas funciones son complementarias y simbióticas. Requieren una mentalidad que piense en varias dimensiones para que la escalada y la desescalada se gestionen dinámicamente sin perder de vista que la historia aunque no se repita, tiene un ritmo.

Si bien la combinación de herramientas vinculadas al poder blando en un criterio de anticipación, rigen el documento con el objetivo de aumentar la gama de opciones políticas y estratégicas, respecto del componente físico operativo de las FFAA británicas no está prevista su desaparición.

Las operaciones, los programas y plataformas en funcionamiento conservaran su utilidad y se reconvertirán a medida que se desarrolle el Concepto Operativo Integrado 2025 que implicará tener capacidades más pequeñas y más rápidas para evitar su detección por parte del adversario, incluir  tecnologías de sigilo y de baja visibilidad, incrementar las capacidades de guerra electrónica y las medidas de engaño pasivo para obtener y mantener la ventaja de la información, incluir una combinación de plataformas tripuladas, sin tripulación y autónomas; integrar redes de sistemas cada vez más sofisticados a través de una nube de combate que hace el mejor uso de los datos; tener una arquitectura de sistemas abiertos que permite la rápida incorporación de nuevas capacidades incluso ser menos dependiente de los combustibles fósiles son componentes de la estrategia a futuro.

Esta modernización requerirá adaptación a combinaciones de tecnologías centradas en la información para lograr el efecto disruptivo que se necesita.

Más allá de las herramientas con las que cuenta históricamente The Foreign & Commonwealth Office o las acciones que lleva adelante, entre otras, la 77ma Brigada perteneciente a la 6ta División del British Army (Considerada de vanguardia y encargada de operaciones de información y difusión que entre otras cosas realizan análisis de audiencias, actores y adversarios, divulgación y contra información, apoyo a diversas áreas del gobierno británico y aliados, contenido multimedia, evaluación de entornos, grupos humanos, contexto geoespacial y asesoramiento cultural y lingüístico, todo esto mediante periodistas,  fotógrafos, especialistas de márketing, especialistas en contenidos digitales y redes sociales entre otros tantos) cabe preguntarnos si el Concepto Operativo Integral 2025 no es en verdad la formalidad de una herramienta ya probada en combate a partir de las acciones del entonces Strategic Communication Laboratories (Luego SCL Elections, grupo al que pertenecía la firma Cambridge Analytica) líderes en minería y análisis de datos que ya en 2005 en la exposición  Defense and Security Equipment International demostró mediante su injerencia en más de 50 campañas electorales, su capacidad en » operaciones de influencia” mediante métodos desarrollados por el entonces Behavioural Dynamics Institute, que incluso formaban a las divisiones de guerra psicológica de la OTAN e incluso (Como lo denunció el periódico The Guardian en 2014) a unidades del ejército británico tal como el grupo 15 de operaciones psicológicas perteneciente a la 1a Brigada de Inteligencia Militar que posteriormente se incluyó en la 77ª Brigada dentro de la 6ª División en el año 2015.

Nuestro país, recordemos, tiene un amplio sector del territorio ocupado militarmente por esta forma de concebir el dominio, lo que requiere una pronta puesta a punto en el tema para enfrentar semejante desafío.

Daniel Symcha.

Enlaces al documento en el sitio web del Ministerio de Defensa del Reino Unido.: https://assets.publishing.service.gov.uk/government/uploads/system/uploads/attachment_data/file/922969/20200930_-_Introducing_the_Integrated_Operating_Concept.pdf

Enlace al sitio web de la 77ª Brigada: https://www.army.mod.uk/who-we-are/formations-divisions-brigades/6th-united-kingdom-division/77-brigade/

Te puede interesar: Fuertes criticas de Rossi al Reino Unido: veto de armamento y militarización de Malvinas

Periodista productor en Mestiza Radio Universidad Nacional Arturo Jauretche. Maestrando en Estrategia y Geopolítica (ESG UNDEF) Estudiante de Relaciones Internacionales (IRI UNLP) Lic. en Artes Plásticas (FBA UNLP)

2 COMENTARIOS

  1. No leí este Documento o Escrito en su totalidad, pero está en claro que Gran Bretaña no ha cesado en su actitud Imperialista y destructora a través del tiempo. Argentina ha sido atacada en diferentes formas desde el año 1806 y ese ataque no cesa. Pienso que hay Periodismo y Fuerzas Políticas en la Argentina que ayudan a desintegrar la Nación con diversos ataques Informativos y que representan un gran riesgo a la Seguridad Nacional y que esas negativas acciones por parte de esos Ciudadanos Argentinos deben de tomarse como Traicion.
    Sino se juzga a esos individuos, no importa quienes sean, La Nación y su Independencia quedará inexistente.

  2. inglaterra y eeuu atacan de 2 maneras una externa de manera tradicional (militarmente) y la otra interna y mas sutil que es reclutar traidores comprar politicos entrar dentro de las naciones, destruirla por dentro humillarlas enfermarlas pero no aniquilarlas. si no que sirvan a los intereses anglosajones. tambien financian revueltas desestabilizaciones etc y si sumamos al nuevo orden mundial o globalistas es una pelea muy dificil pero no imposible. DIOS nos ayude.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.