El Poder Ejecutivo ya aprobó la iniciativa de construir una Base Naval Integrada, dependiente de la Armada Argentina, como centro neurálgico para la Antártida y el Atlántico Sur. El proyecto se encuentra en etapa de desarrollo, viendo su primera etapa ya concretada.

El objetivo es contener todas las actividades científicas, académicas, operativas y de logística que requiere la Antártida en un mismo lugar, que además funcionará como centro estratégico de operaciones para buques de gran porte que realicen actividad en el Atlántico Sur. Actualmente, la actividad marítima de buques de gran calado la satisface la base naval que se ubica en Punta Arenas, Chile.

La Base Naval Integrada se ubicará en la ciudad de Ushuaia en la provincia de Tierra del Fuego, posicionándola como la base más austral del mundo.

La misma es visionada como un centro neurálgico dado que la intención es que el rompehielos ARA Almirante Irizar y todos los medios destinados a la Campaña Antártica de Verano y las tareas de soporte logístico que se llevan a cabo durante todo el año en la Antártida, sean navales y/o áreas, tengan su base natural allí. El concepto básico es contener todas las actividades de proyección al continente blanco en un único espacio de trabajo.

Antártida
Instalaciones en la Antartida

Por otro lado, se espera que buques de gran calado puedan operar allí, lo cual permitirá tener una mejor proyección hacia el Atlántico Sur de la Armada Argentina.

De este modo se llegó a la determinación de posicionar la nueva Base Naval Integrada en Ushuaia, pero en una nueva zona, lo que implicaría una relocalización de la actual Base Naval Ushuaia. La nueva base en la ciudad se ubicará en las inmediaciones del aeropuerto de Ushuaia con el objetivo de contar en una misma zona tanto instalaciones navales como aéreas.

La definición del espacio donde va a ser construida la base militar implicó negociaciones entre el Ministerio de Defensa y autoridades locales, las cuales llegaron a buen destino en el ultimo tiempo.

Por otro lado, el planeamiento de la ubicación formó parte de la primera etapa de desarrollo del proyecto, que también contó con la ejecución de distintos análisis para determinar el impacto ambiental y el diseño de la base donde se contempla un muelle, galpones y todas las instalaciones que materializarán a la Base Naval Integrada.

La primera etapa se encuentra finalizada con éxito, y se espera avanzar con la segunda etapa del proyecto, que implica publicar una licitación pública y seleccionar a los posibles contratistas. Se estima que la financiación del proyecto se hará gracias a fondos propios de la Nación, restando solamente avanzar con la licitación, que se cree dará inicio en el corto plazo.

De este modo, la nueva base contará con un área exclusiva operada por el Comando Conjunto Antártico de forma permanente que permitirá optimizar las misiones y tareas a la Antártida, y contará a su vez con áreas exclusivas para el guardado de materiales y galpones para la ejecución de diversas tareas que podrá ejecutar la Armada Argentina, posicionándose como la base más austral del país, con una enorme capacidad de proyección hacia el Continente Blanco y el Atlántico Sur.

Originalmente, hace varios años, se había avanzado con la iniciativa de un polo logístico antártico, pero el mismo implicaba la intervención de varios actores que buscaban orientar el proyecto en base a intereses diferentes, lo que terminó por generar que el proyecto avance lento y con dificultades. Por tal motivo, se decidió desde el Ministerio de Defensa consolidar el proyecto desde el plano de la Defensa Nacional, planificandoló en torno a una base exclusivamente militar y de tal forma avanzar con un proyecto que se encontraba estancado.

De esto modo, como mencioné anteriormente, lo que resta es iniciar con la licitación, determinar quienes serán los proveedores para poder dar comienzo a la obra y resolver como se estructurará el financiamiento del proyecto.

Tal vez te interese: La Armada Argentina recibe propuesta técnica por los submarinos AMUR1650

6 COMENTARIOS

  1. Muy buena iniciativa, habría que agregarle una base aérea (si tuviéramos cazas) y la ocupación efectiva de la boca del estrecho de Magallanes con el cruce por aguas soberanas

  2. Esta nueva base, dada su importancia, debería estar bien defendida. Sería un objetivo prioritario de los que pretendan aislar a nuestras bases antárticas en un hipotético futuro conflicto con algún otro pretendiente a nuestra zona antártica. Es de creer que este tema ya fue tenido en cuenta por los planificadores de esta nueva base.

  3. Es una base eminentemente logística, la idea es que los buques antárticos no deban ir al «norte» abastecerse como sucede desde que existen.
    Se deberá concentrar la carga, equipos y personal en USU para embarcarlos.
    La base en sí son grande galpones y muelles que permita el amarre del RHAI y buques de esos calados.
    Va a significar un incremento habitación importante ya que la zona carece de ello.
    Si no me equivoco va a estar ubicada en lo que era el viejo aeropuerto de USU y zonas aledañas.

  4. El apoyo logistico aéreo sera fundamental y neuralgico para esta proyección que se tardaron en dar iniciativa… no solamente servirá de logistica a la Antártida, sino que por otro lado sera fundamental la proyección de poder para la defensa geopolítica de nuestro territorio continental Argentino. Argentina debe recuperar protagonismo en defensa en el cono sur y recuperar capacidades perdidas desde el ’82. ergo incorporar nuevos sistemas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.