Corea del Sur ha presentado oficialmente el primer prototipo de avión de combate KF-X desarrollado localmente, que se conocerá como KF-21 Boramae.

El avión fue presentado en las instalaciones de Korea Aerospace Industries (KAI) en Sacheon el 9 de marzo, con banderas surcoreanas e indonesias en el fuselaje. Indonesia sigue siendo oficialmente un socio del 20% en el programa de cazas, a pesar de los rumores sobre la intención del país de adquirir otros aviones, como el Rafale francés o el F-15EX estadounidense.

El caza Boramae (que significa halcón en coreano) fue lanzado un año antes de su primer vuelo, previsto para 2022.

En su intervención en la ceremonia de inauguración, el presidente surcoreano Moon Jae-in dijo que el objetivo del país era poner en funcionamiento más de 100 cazas KF-21 para 2032.
El caza de “generación 4.e” fue presentado seis años después de que Corea del Sur comenzara a trabajar en el programa con Korea Aerospace Industries como contratista principal. El país ha asignado unos 8.000 millones de dólares para el programa que sustituiría a los jets F-4 y F-5.

Según las declaraciones de KAI, el Boramae se acercará a un caza de quinta generación con capacidades comparables a las versiones avanzadas del F-16.

Aunque el avión tiene un alto grado de contenido local, como el radar AESA nativo, los sistemas de búsqueda y seguimiento por infrarrojos (IRST) y un conjunto de guerra electrónica, depende de la tecnología extranjera para algunas características. Esto incluye sistemas de seguimiento en tierra y de evitación de impactos en tierra de Israel o misiles aire-aire de alcance visual de Francia, entre otros.

El KF-21 contiene más de 30.000 piezas, de las cuales el 65% son de fabricación local. Más de 700 empresas nacionales, desde grandes a pequeñas y medianas empresas, participan en el programa. Ya se han asegurado unos 12.000 puestos de trabajo de alta calidad durante el desarrollo. Según el Presidente Moon, se crearán 100.000 puestos de trabajo adicionales cuando comience la producción en serie.


El KF-21 “Boramae” se convertirá en la columna vertebral de la Fuerza Aérea de la República de Corea (RoKAF). Tiene una gran maniobrabilidad con una velocidad de vuelo de 1,8 veces la velocidad del sonido y una capacidad de armamento de 7,7 toneladas. Además del combate aéreo, el KF-21 también puede realizar ataques aéreos contra objetivos terrestres.

Corea del Sur tiene previsto iniciar la producción en serie del avión tan pronto como termine las pruebas y espera tener 40 cazas al servicio de la Fuerza Aérea de la República de Corea en 2028.

Tal vez te puede interesar: KAI desarrollará un nuevo avión de transporte militar

Publiidad

1 COMENTARIO

  1. Todos los cazas de 5ta generación actuales tienen un diseño parecido, el caza ruso que tanto tienen en secreto es similar, hay otro modelo futuro europeo que también, lo que cambia es la aviónica y el armamento.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.