Desde la desaparición del orden bipolar EEUU/Unión Soviética, el mundo lleva años descansando en el liderazgo norteamericano, pero con una creciente presencia y decisión de la República Asiática para disputar esta supremacía histórica. El poderío de su economía y del aparato militar, hicieron posible que China se haya convertido en una potencia regional con aspiraciones a extender su dominio a nivel global. Mientras tanto, en el discurso utilizado ante distintos medios de comunicación del mundo,  se insiste en difundir  declaraciones donde se enuncia una y otra vez el camino de “desarrollo pacífico”, plasmado en el  “Libro Blanco de la Defensa” que hace eje en  una política de paz y armonía.

Y aquí es donde se aprecian con claridad importantes contradicciones. ¿Es posible para un país extender un dominio político-económico-militar global siguiendo un desarrollo pacífico inspirado en la convivencia armónica?

¿El diseño de la estructura militar china actual responde a un planteo de naturaleza defensiva? Para dilucidar estos interrogantes,  intentando el abordaje, integral, se  analizarán aspectos significativos de la política regional/ exterior desarrollada por China, su fortalecimiento militar, las bases de expansión  en el Mar meridional, y en  Cachemira, para argumentar por último la síntesis final.

  • Política regional – internacional:

Las distintas declaraciones efectuadas por encumbradas autoridades de la República,  proporcionan a diario una idea cabal  que expresa, sin eufemismos de ningún tipo, los deseos de crecimiento ilimitado y las aspiraciones para consolidar su liderazgo en el continente asiático y a nivel mundial. A modo de referencia, podemos citar el análisis formulado por la experta en China, Liza Tobin, quien sostiene que si se estudiaran  las declaraciones del Presidente Chino Xi Jinping se observaría que en los últimos años  se ha estructurado “una red global de asociaciones centradas en China que reemplazaría el sistema de alianzas de tratados de EEUU.[1]

También es importante mencionar, que sobre la fortaleza de su economía, esta nación se perfila como un verdadero peso pesado en el campo de las definiciones  dentro de la Organización de las Naciones Unidas. Con capacidad de veto en el Consejo de Seguridad, China se consolida como contribuyente del sistema de financiación de este organismo. De contribuir con 12 millones de dólares en el año 2000-aproximadamente 1% del total-, hoy en día, su aporte es de 367,9 millones -un 12% del presupuesto-, realidad que la convierte en el segundo mayor país contribuyente.[2]

Otro elemento digno de evaluar, tiene que ver con el espíritu de  protagonismo en la arena internacional. China está claramente dispuesta a asumir un rol central en el mundo. Su dirigencia entiende que el auge económico es el garante del crecimiento político y militar de este país,  desde la conciencia  enfocada en que se deben tomar las medidas adecuadas tendientes a que el orden económico mundial centrado en occidente cambie a través de la construcción de un nuevo orden con núcleo en Asia y particularmente en China.

En el sendero de la estrategia que sus dirigentes delinearon para  la expansión de este país, reconocidos analistas internacionales coinciden en opinar que las principales acciones chinas parecen estar encaminadas en establecer en una primera fase el  dominio en el Pacífico, para luego expandir su poder económico y político en todo el mundo.

  • Fortalecimiento militar:

Constituye el punto esencial de su consolidación como potencia. Además de su capacidad militar nuclear, desde 1990, China comenzó a transitar un impactante desarrollo de la industria pesada para permitir el reequipamiento y modernización de sus Fuerzas Armadas. ¿El propósito? “mantener a EE.UU a raya”, ante la eventualidad de cualquier tipo de amenaza que este último pudiera realizar en su territorio.

Cuadro de evolución de buques de combate de China y su comparación con EEUU.

Tipo de buque200020052010201520202025
Submarino con misiles balísticos.113446
Submarino de ataque nuclear.5456710
Submarino de ataque diesel – eléctricos.565648535555
Portaaviones, Cruceros y Destructores.192525264355
Fragatas y Corvetas.38435074102120
Otros.918992149154
Total Buques de combate chinos:119220220255360400
Total Buques de combate EEUU (US Navy):318282288271297Sin datos

Fuente: Revista Janes Weekly.

Si bien este país ha evidenciado una gran evolución en el desarrollo de armas de todo tipo-aviones, blindados, misiles, etc-, las más claras demostraciones de su intención de proyectar su liderazgo más allá de sus costas, se pueden apreciar en dos señales muy precisas. La primera: La transformación de su flota naval. China planificó  el cambio, de un pasado  de “aguas marrones”-ribereña- a una de “aguas azules”-oceánica-. Ello queda expuesto con la determinación de construir y operar portaviones, lo cual le da forma a una fuerza de proyección con la que no contaba. Situación que,  asimismo, puede visualizarse  con la creciente construcción y alistamiento de diferentes tipos de buques cuyos valores se ubican por encima de cualquier otra Armada mundial, inclusive la estadounidense. A continuación, el cuadro de evolución elaborado por analistas de la revista “Janes Defence” resulta ciertamente revelador.

La segunda señal queda evidenciada con la botadura de distintos buques de desembarco anfibio que le otorgan a su Infantería de Marina las herramientas óptimas para contar con fuerzas expedicionarias autónomas, capaces de trasladarse y participar en conflictos lejos de su territorio continental o para demostrar el conocimiento y poderío de las Fuerzas Armadas chinas. Estos buques complementan su poder naval y terminan de dar una adecuada forma a su Fuerza de proyección internacional.

Vistas del buque portaaeronaves Tipo 075

Agencia Noticiosa Sputnik

Entre estas clases de buques se destacan los barcos portaaeronaves del tipo “075”, conocidos como LHD-Landing Helicopters Dock-, son  pequeños portaviones de treinta y cinco mil toneladas con una capacidad de hasta novecientos  soldados, con espacio para equipo pesado y distintas embarcaciones menores para el desembarco. Pueden llevar hasta treinta helicópteros y según especialistas  occidentales,  podrían operar jets de combate, si China planifica o adquiere en el futuro aviones de despegue corto y aterrizaje vertical. Hasta ahora construyó sólo dos, pero la cantidad final total, se estima en siete buques de esta envergadura.

Obviamente que para poder proyectar sus fuerzas más allá de sus costas, primero debe fortalecer su capacidad de intervención sobre el Mar de la China, para lo cual también ha adoptado medidas pertinentes. Con ese fin ha puesto a punto  dos misiles específicamente diseñados para eliminar portaaviones: los Dong Feng-21D y Dong Feng-26. Estas armas, por su alcance y carga explosiva (nuclear o convencional),  se considera que pueden revolucionar la situación geoestratégica en el Sur de Asia y el Pacífico, permitiéndole controlar el Mar de China Meridional. Según especialistas estos misiles son más que capaces de cumplir su cometido por tener un radio de acción estimado entre 2.000 y 4.000 kilómetros, que le permitiría mantener a raya a cualquier tipo de Fuerza de Tareas con portaviones. Derivados de un misil balístico diseñado para su lanzamiento desde submarinos, ambos son ahora montados sobre plataformas móviles, lo cual hace muy difícil descubrir su ubicación, pueden dispararse con poco tiempo de alistamiento – preparación y se estima que un impacto directo puede dejar tan averiado un buque de gran tamaño como para impedir su uso y obligar a retirarlo del teatro de operaciones.

  • Acciones en el Mar de China meridional:

Se llevan adelante con la audacia necesaria como para consolidar su dominio y pretensiones, aunque se contrapongan a las ambiciones de numerosos países limítrofes, generando roces y fricciones. En los últimos años China ha ido conquistando una serie de pequeñas islas y arrecifes pertenecientes al archipiélago Spratlys, y del grupo insular conocido como Paracel. Donde fue  edificando puestos avanzados y pequeñas bases principalmente militares a efectos de ampliar su espacio soberano. Las ambiciones sobre estas islas responden al hecho que las mismas poseen un alto valor geoestratégico y económico. Se estima que en sus aguas existe una gran cantidad de recursos naturales, en particular petróleo y gas. En ese sector se aprecia que circula un tercio del tráfico marítimo mundial, y que además constituye, una de las zonas del planeta con una de las mayores riquezas del tipo ictícola. En esas acciones de consolidación del dominio sobre el mar de la China no debemos olvidar la construcción de islas artificiales en lugares estratégicos para el control y el apoyo logístico de su flota, con puertos, lugares de abastecimiento, estaciones de radar y aeropuertos.

Una intensa actividad que está lejos de culminar. Por el contrario, la consolidación de su Armada, desde una creciente capacidad para desarrollar acciones anfibias a gran escala, permiten el alistamiento para el avance en el mediano plazo sobre otros territorios en disputa, como por ejemplo las islas Senkaku en proximidades de Japón y las islas Diaoyu. Obviamente, y sin dejar de recordar  su sueño de reunificar el país, conquistando Taiwán. Esta isla se encuentra a ciento veinte  kilómetros de la costa china a través del estrecho del mismo nombre, que ha permanecido fuera del control de Beijing desde hace más de setenta años gracias al apoyo militar de Estados Unidos de América, aunque sin un reconocimiento oficial de su independencia. La Unificación es una meta histórica irrenunciable y al respecto, resulta instructivo, tener en cuenta el discurso pronunciado el 29 de mayo de 2020 por el jefe del Estado Mayor Conjunto chino, el general Li Zuocheng, quien en una rueda de prensa, señaló:  “Las fuerzas Armadas tomarán todas las medidas necesarias para aplastar decididamente cualquier complot o acción separatista en Taiwán”, justificando cualquier intervención militar armada “si se pierde la posibilidad de una reunificación pacífica”.[3]

  • Otras acciones

La expansión territorial no sólo se circunscribe  al Mar de la China meridional. La frontera existente entre India y China también fue testigo de los deseos expansionistas de la República Popular Asiática. Desde 1950 este último país se niega a reconocer los límites diseñados durante la era colonial británica. En 1962 se desarrolló una corta, pero brutal guerra entre ambos países, que acabó con una importante derrota india. La región de Cachemira, de gran valor por ser la base de los principales acuíferos del subcontinente indio y la posible existencia de “insumos estratégicos”, es hoy en día otro objetivo territorial chino. A tal extremo son las acciones de expansión y roce en este espacio, que produjeron diversos enfrentamientos entre soldados chinos e indios en la región disputada del valle de Galwan, con un importante saldo de muertos y heridos en ambos bandos. En mayo del corriente año, la tensión aumentó luego  que fuerzas chinas instalaron posiciones y equipos dentro del espacio que India considera como propio.

Las diferencias entre ambas naciones no son sólo en el plano territorial y militar.   China por su parte realiza significativas operaciones  económicas e industriales en favor a Pakistán- tradicional rival de la India- concretando inversiones por más de sesenta mil millones de dólares con el propósito de recortar la expansión comercial india en el sur asiático. Asimismo, la alianza estratégica “sino-paquistaní” se ha consolidado en la fabricación armamento, en particular de aviones y tanques de combate.

  • Conclusiones.

Del análisis e investigación sobre los distintos aspectos e interrogantes presentados en el presente artículo acerca de la “Contradicción China”,  emergen las siguientes definiciones:

  • Las acciones llevadas adelante por China en diferentes ámbitos, muestra  que este país se encuentra firmemente decidido a obtener un importante protagonismo en el mundo. Un protagonismo que incluye disputarle el liderazgo a los Estados Unidos de América. La base de estas pretensiones se sustenta en el  imparable crecimiento económico/ militar y en la búsqueda del cambio del orden mundial existente por uno nuevo centrado en Asia y liderado por China.
  • La entrada en servicio de los porta-aeronaves del tipo “075”,  proporcionará a la Armada China, una trascendente herramienta de proyección internacional. Cuando estos buques estén activos, China tendrá la capacidad de combinarlos con otros nuevos buques anfibios y de apoyo, permitiéndole participar en conflictos/acciones lejos de su territorio o desplegar estos elementos como una muestra de fuerza para disuadir a enemigos potenciales,  proteger a sus ciudadanos o sus intereses en territorio extranjero. Del mismo modo, permitirían al Ejército de Liberación Popular, asumir un papel hegemónico a nivel global, con plena disposición de un invaluable instrumento de ayuda en caso de desastre y asistencia humanitaria, pudiendo competir con EE.UU por el prestigio y el ejercicio del poder blando en el escenario internacional.
  • El equipamiento de sus fuerzas de Infantería de Marina, sumado a su potente capacidad para desarrollar acciones anfibias a gran escala – lejos de su territorio-, las operaciones expansivas materializadas en la ocupación de numerosas islas y arrecifes-Spratlys y Paracel- y la amenaza sobre los archipiélagos de Senkaku, Diaoyu y Taiwan demuestran una política ofensiva que no condice con las posturas estratégicas de naturaleza defensiva que sugiere la lectura de su “Libro Blanco de la Defensa”.

Consideraciones finales

 Existe una indudable contradicción entre lo que la República Popular China muestra como una política exterior pacífica y lo que esta nación ha desarrollado en el campo de las acciones concretas. El contenido expresado en el “Libro Blanco de Defensa” se contrapone con las distintas operaciones de tipo expansionistas realizadas hasta  la fecha, al igual que con el rediseño de su capacidad militar… Día a día, se observa  con mayor claridad, que cada incursión  obedece a un comportamiento de neto carácter ofensivo más que defensivo.

Por lo tanto, y desde el conjunto de las evidencias evaluadas, resultaría muy difícil que la aspiración de China de consolidarse como una potencia a nivel mundial y de crear un nuevo orden económico pueda realizarse de una manera pacífica. Esta nación y sus dirigentes son plenamente conscientes que existen países que se opondrán por todos los medios a la concreción  de los objetivos estratégicos chinos prefijados, causa por la cual,  ya se encuentran alistando y diseñando sus Fuerzas militares de manera que sean capaces de enfrentar y salir victoriosos sobre cualquier obstáculo o amenaza que trate de impedir los objetivos políticos/estratégicos establecidos.

Bibliografía consultada:

Agencia Noticiosa Sputnik. “China first helicopter carrier Type 075 nearing completation”. Rusia. 26 de agosto de 2019. Recuperado de: https://sputniknews.com/military/201908261076646446-chinas-first-helicopter-carrier-type-075-nearing-completion-photos/

Brands, Hal. ¿Qué quiere China, dominar el mundo? Diario digital Infobae. Buenos Aires. 21 de mayo de 2020. Recuperado de: https://www.infobae.com/america/mundo/2020/05/21/que-quiere-china-realmente-dominar-el-mundo/

Diario Jornada. “China amenaza con intervenir militarmente a Taiwan si trata de independizarse”. 29 de mayo de 2020. Recuperado de: https://www.diariojornada.com.ar/274579/paismundo/china_amenaza_con_intervenir_militarmente_taiwan_si_trata_de_independizarse/

Fabey, Michael. “Update: US report highlights Chinese focus on near seas as it eyes greater overseas projection”. Revista Janes. Londres. 07 de setiembre de 2020. Recuperado de: https://www.janes.com/defence-news/news-detail/us-report-highlights-chinese-focus-on-near-seas-as-it-eyes-greater-overseas-projection_12124

Harper, Jon. “Eagles vs Dragon: How the U.S. and Chinese Navy Stack Up”. National Defense Magazine. Arlington. 03 de setiembre de 2020. Recuperado de: https://www.nationaldefensemagazine.org/articles/2020/3/9/eagle-vs-dragon-how-the-us-and-chinese-navies-stack-up

Lague, David. “Special report: China expands anphibious force in challenge to US beyond Asia”. Agencia Reuters. Hong Kong. 20 de julio de 2020. Recuperado de: https://in.reuters.com/article/china-military-amphibious/special-report-china-expands-amphibious-forces-in-challenge-to-u-s-beyond-asia-idINKCN24L1DV

Sierra, Gustavo. “China busca expandirse a los manotazos mientras siembra el mapa mundial de confrontaciones”.  Diario digital Infobae. Buenos Aires. 21 de mayo de 2020. Recuperado de: https://www.infobae.com/america/mundo/2020/06/21/china-busca-expandirse-a-los-manotazos-mientras-siembra-el-mapa-mundial-de-confrontaciones/

State Council Information Office of the People’s Republic of China. “China´s National Defence en the new era”.  People’s Republic of China. Julio de 2019. Recuperado de:

http://english.www.gov.cn/archive/whitepaper/201907/24/content_WS5d3941ddc6d08408f502283d.html


[1] Brands, Hal. ¿Qué quiere China, dominar el mundo? Diario digital Infobae. Buenos Aires. 21 de mayo de 2020. Recuperado de: https://www.infobae.com/america/mundo/2020/05/21/que-quiere-china-realmente-dominar-el-mundo/

[2] Sierra, Gustavo. “China busca expandirse a los manotazos mientras siembra el mapa mundial de confrontaciones”.  Diario digital Infobae. Buenos Aires. 21 de mayo de 2020. Recuperado de: https://www.infobae.com/america/mundo/2020/06/21/china-busca-expandirse-a-los-manotazos-mientras-siembra-el-mapa-mundial-de-confrontaciones/

[3] Diario  Jornada.  “China amenaza con intervenir militarmente a Taiwán si trata de independizarse”.  29 de mayo de 2020. Recuperado de: https://www.diariojornada.com.ar/274579/paismundo/china_amenaza_con_intervenir_militarmente_taiwan_si_trata_de_independizarse/

Te puede interesar: Reino Unido presenta su «Revisión Integrada»: análisis sobre armas nucleares, China y Rusia

Guillermo Castellanos
Coronel Retirado, Oficial de Estado Mayor, Analista en Programación Administrativa por el Instituto Superior Juan XXIII, Licenciado en Estrategia y Organización, Magister en Estrategia y Geopolítica por la Escuela Superior de Guerra. Se desempeña actualmente como profesor en la Universidad Siglo 21, y en el Centro de Estudios Internacionales "Córdoba Global".

6 COMENTARIOS

  1. Usted se pregunta en la nota y nos pregunta:
    ¿Es posible para un país extender un dominio político-económico-militar global siguiendo un desarrollo pacífico inspirado en la convivencia armónica?

    ¿Por qué incomoda que China aspire a disputar el dominio global y no molesta que EEUU venga hace más de 60 años bombardeando países, usurpando, derrochando gobiernos en todo el planeta e inventando guerras y enemigos solo para sostener su supremacía?

    En todo caso, hay un matón mafioso en el barrio y otro le quiere disputar su territorio.
    A cualquiera, lo vamos a padecer todo el resto, pero sin dudas es peor cuando uno solo manda. Fue muy dañino que EEUU haya estado tantos años siendo el guapo del mundo. Muy dañino.

    No me gustan las notas dónde solo se cuestiona juzga como malo a otro, y nunca se critica al país de las barras y las estrellas, único que hizo masacres globales sostenidas e incluso arrojó 2 bombas atómicas a civiles hasta la fecha. SON HECHOS, NO OPINIÓN.

    • Estoy de acuerdo con el comentario. Es cierto que los chinos no son carmelitas descalzas, pero más o menos, viendo las fuentes que se utilizaron para la redacción de la nota, se nota que inquietan más los planes chinos que los norteamericanos, ya que habría una cercanía política y cultural mayor con estos últimos. La diferencia es que para ellos, no existimos ni nos tienen en cuenta, salvo por los recursos que tenemos. De todas formas, está bueno que hayan artículos de opinión como éstos.

  2. La pregunta principal de la nota es: ¿Es posible para un país extender un dominio político/económico/militar global siguiendo un desarrollo pacífico inspirado en la convivencia armónica? La Respuesta debería comenzar por preguntarnos otras cuestiones secundarias que rodean ha la principal para responder a la principal. Comencémos: ¿Se miente en los temas políticos/económicos/militares de cara la la opinión pública local y mundial de un país? La respuesta es rotundamente SI!! (Salvo que seas Argentina y que tus políticos desde 1983 renunciarán a invertir en la defensa nacional y que encima tuviera en las universidades y especialistas del campo apoyo en esta visión de indefensión nacional como política de estado. En claro apoyo a la ocupación tal nazis del Reino Unido del territorio nacional. Al parecer no hay mucho interés en algunos de defender la bandera y territorio argentino).

    ¿Está mal mentir en estos asuntos estratégicos? Porsupuesto que no; si es justamente de lo que se trata la política! El experto en estos temas y liderar con hipocresía, demagogia y mentira es Estados Unidos seguida por su esbirros de la OTAN y la UE.

    Esto nos lleva nuevamente a otra pregunta ¿Por qué algunos analistas juzgan y despotrican contra China críticas sin par por aplicar las mismas y de mejor forma medios que usa Estados Unidos y la Unión Europea? Ahí deberíamos preguntarnos que intereses políticos he ideologícos defiende dicho individuo/institución. En nuestro caso debería ser únicamente a la República Argentina y a sus instituciones. No a otros países y sus instituciones. Deberían ver donde está el mayor beneficio nacional y no personal…

    ¿Por qué China, Estados Unidos, India, Reino Unido mienten de cara a la opinión pública sobre sus intereses geoestrategicos? Porque de decir la verdad comenzarían ha sufrir conflictos económicos, políticos y militares que harían imposible del desarrollo nacional y en definitiva sus aspiraciones geopolíticas. El que no miente pierde en política. (Ojalá en la derecha/ conservadurismo y fuerzas armadas nacionales aprendieran algo de ésto)…

    ¿China con su aumento en el gasto militar y sistemas de armas busca invadir territorios y dominar el mundo? La respuesta del principio va a depender de tu sesgo ideológico (sos pro-china, neutral o anti-China) de ser los dos primeros vas a responder que China únicamente desea evitar un bloqueo marítimo y terrestre de los estados unidos en el mar de China y rutas terrestres por medio de la discusión militar. Que tampoco busca invadir por ahora Taiwan. Que por el contrario quién invade y tiene bases en el extranjero es Estados Unidos ¿Por qué se critica nuevamente a China por lo mismo que luego no critican a Estados Unidos? Esto se llama hipocresía en su máxima expresión.

    En fin. Respondiendo a la pregunta principal de la nota: es imposible lograr para un país extender su dominio político/económico/militar global siguiendo un desarrollo pacífico inspirado en la convivencia armónica. China miente al servicio de lo que la política necesita para ocultar sus verdades intenciones como toda organización que busca lograr sus objetivos. La pregunta principal debería ser ¿De qué lado quiere estar la República Argentina y sus fuerzas armadas de cara al mundo que viene? Por ahora estamos en el bando perdedor de la inacción política… Saludos compatriotas

  3. Argentina debe estar del lado de las potencias que apoyan la causa Malvinas, de las potencias que apoyan nuestro desarrollo militar vendiéndonos armas de avanzada sin limitaciones y sin oponerse a nuestro desarrollo tecnologico propio, de las que nos compran nuestros productos sin peros ni trabas, o sea, debemos estar de lado de Rusia y de China.

  4. China se prepara hace años para la invasión global. Un país que posee 1500 millones de habitantes, que tiene una flota pesquera clandestina que recorre el mundo, que es una potencia industrial y no para de fabricar armamento, dudo que pueda pensar en una «estrategia pacífica» en la directa rivalización con EEUU, más bien yo diría que su objetivo es ocupar ése lugar, quizás con otras estrategias, una de éllas es la bomba demográfica, China ya ha poblado a la mayoría del mundo occidental e inclusive ha exportado a sus mafias, al igual que la Rusa y la italiana, se fueron generando mundos dentro de otros mundos, un proceso de transculturación que ya lleva varias décadas, esa podría considerarse como la estratégia pacífica, la «no tan pacífica» es la que puede llevar a la expansión en oriente que también empezó con la guerra de Corea y Vietnam midiendo fuerzas con el rival norteamericano, ahora el objetivo es Taiwan y el riesgo de una confrontación armada crece hacia el sudeste asiático. Las potencias siempre fueron lobos con piel de cordero.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.