A través de fuentes consultadas, Zona Militar pudo acceder al estado de algunos de los programas que la Fuerza Aérea Argentina ha implementado para recuperar y potenciar parte de su flota de transporte en diversos segmentos. La incorporación de nuevas unidades, como la recuperación de aquellas que estaban fuera de servicio, presentan diversos grados de avance, mientras que otras esperan de nuevas definiciones.

Como es de público conocimiento, la FAA concentra su capacidad de transporte en una reducida flota de K/C-130 Hércules, que consiste en el presente de seis unidades. Actualmente, cuatro unidades se encuentran operativas luego de concluir su modernización en la Fábrica Argentina de Aviones «Brigadier San Martín». De unidades restantes, los trabajos sobre el TC-64 avanzan lentamente, mientras que el L-100 TC-100 recibirá la PDM e inspección isocrónica, aguardando definiciones sobre si aplicará el kit de modernización.

A los venerables Hércules, se sumó a principios del año pasado la recuperación del Fokker F-28 TC-52, gracias a la tenacidad y profesionalismo de los técnicos de la Fuerza Aérea Argentina y FAdeA. Desgraciadamente, aún no se vislumbra un reemplazo definitivo para los Fellowship. No obstante, con este panorama en cuenta, los trabajos con que poner operativo al TC-53 prosiguen su curso. Si bien no han brindado una fecha concreta, se espera que a lo largo del presente año finalicen para a ser incorporado al servicio activo.

Con estos números de unidades presentes, a mediados del año pasado en el marco de la Pandemia COVID-19, una serie de rumores indicaban la recuperación de los Fokker F-27 Troopship, que fueran dados de baja en el año 2016. Desde Zona Militar pudimos acceder a los estudios de factibilidad que se realizarían para evaluar la recuperación del TC-79. En base a las fuentes señaladas, no se han producido avances ni definiciones para proseguir o descartar los trabajos de recuperación y puesta en servicio. Es es preciso aclarar que la FAA seleccionó como reemplazo de los F-27 al Airbus C-295, no concretándose su compra pese a lo avanzado de las negociaciones.

En base a las reducidas capacidades de transporte que posee, la Fuerza Aérea Argentina viene avanzando con los procesos contractuales para la adquisición de un Boeing 737, una decena de TC-12B y UC-12B Hurón, a lo que se han sumado las propuestas por tres Mi-171.

Boeing 737-700

Como indicaron las autoridades del Edificio Cóndor, el Boeing 737-700 permitirá recuperar la capacidad de transporte «semi estratégico». Por medio de las fuentes señaladas, el arribo del 737 esta programado para el mes de abril a la Argentina, en condiciones de ser puesto a disposición para comenzar su servicio operativo.

Gracias a las características del 737, la FAA podrá delegar tareas de transporte de efectivos que venían recayendo en los K/C-130. Para brindar una idea general, los Hércules pueden transportar a un total de 92 pasajeros o 64 paracaidistas, mientras que el 737-700 posee un máximo de 148. Además, su mayor velocidad máxima de 946 Km/h habilitará la realización, en caso de emergencia, de vuelos de repatriación a nivel regional con mayor velocidad y eficiencia dentro del marco de la Pandemia COVID-19.

El pasado 18 de marzo, la FAA inicio el trámite administrativo para la provisión de un servicio de mantenimiento, reparación y limpieza, como soporte de operaciones del sistema Boeing 737. Las tareas serán realizadas por Aerolíneas Argentinas, que cuenta con basta experiencia y capacidad al operar en su flota a los 737.

huron
Ceremonia retiro UC-12 Foto: US Navy

Por su parte, la adquisición de los Hurón se encuentra demorada por cuestiones relativas al proceso contractual. A pesar de que se han licitado recientemente los servicios de simulador de vuelo para King Air B-200, no hay una fecha definitiva para la llegada de las primeras unidades de un total de doce. Su arribo permitiría concretar el reemplazo de los IA-50 G-II Guaraní (desprogramados en 2007), como dar respiro a la flota de Twin Otter en el continente en vuelos de enlace. Además, las autoridades buscan con su inclusión que los pilotos del ala de transporte puedan sumar una mayor número de horas de vuelo, junto a la instrucción y adiestramiento por medio de simulador en la Base Aérea de Morón.

En lo respectivo a las alas rotatorias, en la VII Reunión de la Comisión Intergubernamental para la Cooperación Técnico-Militar entre la República Argentina y la Federación Rusa, los representantes de la FAA han indicado a los representantes rusos que la compra de tres Mi-171 es una necesidad. De la flota de dos unidades, ambas están por empezar sus respectivos procesos de ICM, que comprenden la inspección de células y motores con una duración aproximada de los trabajos de entre 8 y 12 meses.

No es de extrañar que durante los próximos meses se profundicen los contactos y gestiones, con vistas a reforzar las operaciones en las Campañas Antárticas. Esta cuestión se suma al planeamiento de la FAA para restituir la Brigada Aérea Río Gallegos, que sería la base, de avanzar con su adquisición, de la flota completa de cinco Mi-171E.

Tal vez te interese La Fuerza Aérea Argentina firma convenio con Aerolíneas para el futuro mantenimiento del 737

7 COMENTARIOS

  1. Una buena rotacion la daria 8 mi 17, si me dicen no hay plata es verso, ojo, soy choriplanero, kirchnerista y corrupto, pero como muchos de nosotros, entiendo la necesidad de las FFAA, mas en un momento historico como este.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.