A principios de marzo de 1933, el General Hans Kundt, al ver fracasar sus intentos de envolvimientos, primero por el sur al atacar Nanawa con la Séptima División y luego por el norte al atacar Toledo con la Tercera División, se decidiría por una acción ofensiva en el centro del dispositivo paraguayo a través de una maniobra sorpresiva sobre Alíhuata, con la recién llegada Novena División, apoyada por otras acciones ofensivas de la Octava División sobre Herrera y la Cuarta División sobre el Kilómetro 7.

Inicialmente la maniobra fue un éxito, las tropas paraguayas que defendían Alíhuata, un destacamento de escasos 1.000 hombres a órdenes del Teniente coronel Samaniego, tuvieron que replegarse en dirección a Arce y el 13 de marzo los bolivianos reconquistaban el fortín.

En Herrera, la débil Octava División boliviana intenta nuevamente abrirse paso en dirección a Arce para amenazar dicho fortín también desde el oeste, sin embargo, otra vez fue rechazada por las sólidas defensas organizadas por la Segunda División paraguaya del Teniente coronel Antola.

En el Kilómetro 7, al norte de Saavedra, la Primera División paraguaya del Teniente Coronel Fernández era atacada por la reforzada Sexta División del Coronel Peñaranda, que intentaba envolverla por ambos flancos, las persistentes infiltraciones obligaron a Fernández a desprender su división en dirección a Gondra.

Más al sur, en Nanawa, la Séptima División boliviana, realizaba ataques menores para mantener aferradas las tropas paraguayas desplegadas en ese sector.

Ofensiva en el sector Central

El 17 de marzo, Estigarribia creará la Séptima División y la pondrá a órdenes del Teniente Coronel José Ortiz, conformada inicialmente por el Regimientos de Infantería 9, Regimiento de Infantería 12 y el Regimiento de Infantería 17, a los que se le sumaria el Regimiento de Infantería 14, perteneciente a la Sexta División que defendía Toledo. Esta División tendría la misión de mantener abierto el camino hacia el sur que conectaba con Gondra, Pirizal y Nanawa.

Una vez que disminuyo la precisión sobre Herrera, reubico el Regimiento de Infantería 10 para fortalecer las defensas de Arce.

En el Kilómetro 7, ante la posibilidad de quedar aislada la Primera División paraguaya se replegó ordenadamente en dirección a Gondra donde se organizó una fuerte posición defensiva, este sector tenía gran importancia en el esquema defensivo para permitir fluir la logística hacia el sur, donde se intensificaban los combates en Pirizal y Nanawa.

De esta forma se estabilizaba el frente manteniéndose la línea general Herrera, Arce, Falcón, Rancho 8, Gondra, Pirizal y Nanawa.

Estabilización del Frente

La estabilidad lograda por Estigarribia en el frente de combate, a través de una controlada actitud defensiva seria determinante para reorganizar sus fuerzas, ganar tiempo y poder planificar una ofensiva de magnitud cuando la situación fuera mas favorable.

Dotación de una ametralladora pesada Browning M1917 con su trípode, esta fue un arma muy empleada en los combates en los cañadones y claros del monte, nótese el equipo de los soldados paraguayos, con polainas altas para protegerse de las espinas del monte, como así también la caramañola y la manta terciada, único abrigo en las frías noches del desierto chaqueño (Fuente: Víctor Meden). 

   Edificios que conformaban el Fortín Alihuata (Fuente: Víctor Meden)

Sección de infantería paraguaya, nótese en la cintura todos tenían provista una caramañola. (Fuente: Museo militar Asunción)

Te puede interesar: Batalla Campo Vía: modelo de envolvimiento en la Guerra del Chaco

Magister en Historia Militar, autor de libros y de numerosos artículos sobre temas militares. Docente, escritor e historiador. Miembro del Instituto Argentino de Historia Militar.

6 COMENTARIOS

  1. Estimado, siempre da gusto leer sus artículos sobre la Guerra del Chaco. La claridad de su exposición con el acompañamiento de las fotografías, nos sumerge en la batalla.
    Como estudiante de la especialización en Historia Militar Contemporánea, me permito preguntarle … Qué libro/s me puede recomendar sobre este conflicto?

  2. Excelente artículo, como todos los del autor, sobre una guerra muy poco conocida…mis sinceras felicitaciones de un ex-oficial del Ejercito de Chile.
    Slds

  3. Agradezco los comentarios. Estimado JC en cuantos a los libros recomendaría las memorias de Estigarribia, las de Rolon por su valor historiográfico al ser protagonista de los sucesos descriptos y otros libros interesantes son: el de Zook y el de Casabianca, sin embargo todos carecen de esquicios y gráficos actualizados y a colores de las batallas. Luego de permanecer un año en Asunción y estudiar en profundidad la Guerra del Chaco es mi intención publicar en breve un altas histórico militar sobre la guerra que permita entender en base a gráficos, fotos y cortos relatos los sucesos de la guerra, para lo cual realice 80 mapas originales a colores, que siguen la secuencia desde el inicio hasta la finalización del conflicto. Saludos cordiales

  4. Siempre me resulta interesante leer sobre este sangriento conflicto sudamericano, siendo nieto de un veterano paraguayo de esta guerra. Mi abuelo tuvo la suerte de sobrevivir a esta guerra. Desde hace años tenía curiosidad por saber detalles del conflicto en el que luchó mi antepasado, por suerte Internet pone al alcance del lector material que antes estaba reservado a las bibliotecas, no siempre fáciles de acceder.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.