Al parecer, Hungría está estudiando la posibilidad de adquirir el avión ligero de ataque/entrenamiento Super Tucano de Embraer, según los informes.

Algunas fuentes han declarado al excelente blog Before Flight que Hungría está estudiando la posibilidad de comprar un número no revelado de turbohélices Super Tucano para el entrenamiento avanzado de sus pilotos de cazas Gripen.

Hungría ya ha encargado al fabricante brasileño dos aviones de transporte multimisión KC-390 Millennium.

El interés de la Fuerza Aérea Húngara por los entrenadores comenzó a crecer a finales del año pasado, cuando la empresa Aero Vodochody llevó su nuevo avión L-39NG para realizar una demostración en la base aérea de Kecskemet.
El país retiró sus aviones de entrenamiento L-39 en 2009 y actualmente envía a sus pilotos a formarse al extranjero.

Entre los aviones de entrenamiento, la Fuerza Aérea Húngara cuenta actualmente con seis Zlin 242 y dos Zlin 143. Los entrenadores Zlin fueron entregados en dos lotes; cuatro fueron entregados durante 2017 y 2018 y otros cuatro fueron entregados en diciembre de 2020.

El plan de Hungría de restablecer la formación de pilotos militares en su país también fue confirmado a finales de 2017 por el general de brigada József Koller, comandante de la base de helicópteros 86 en Szolnok.
En ese momento, anunció el inicio de la capacitación en Szolnok de algunos futuros pilotos militares de aviones de ala fija y rotatoria.

Embraer no confirmó la información, diciendo que los detalles de las negociaciones no pueden ser revelados.

Tal vez te puede interesar: Embraer planea desarrollar y fabricar un avión militar híbrido

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.