El sistema aéreo no tripulado (UAS) Loyal Wingman, desarrollado por Boeing para la Real Fuerza Aérea Australiana (RAAF), que utilizará la inteligencia artificial para unirse a otras plataformas tripuladas y no tripuladas, ha volado por primera vez.

Boeing Australia, desarrollador y constructor del primer avión militar diseñado y fabricado en Australia en más de 50 años, dijo que el UAS voló bajo la supervisión de un piloto de pruebas de Boeing que monitorizaba la aeronave desde una estación de control en tierra en el complejo de Woomera Range.


«El primer vuelo del Loyal Wingman es un paso importante en este significativo proyecto a largo plazo para la Fuerza Aérea Australiana y Boeing Australia, y estamos entusiasmados de formar parte de esta exitosa prueba», dijo el Vice-Mariscal del Aire Cath Roberts, Jefe de Capacidades de la RAAF.


«El proyecto Loyal Wingman es pionero en la integración de sistemas autónomos e inteligencia artificial para crear equipos inteligentes hombre-máquina».

«A través de este proyecto, estamos aprendiendo a integrar estas nuevas capacidades para complementar y ampliar el combate aéreo y otras misiones», dijo.

Con un alcance de más de 3.700 km, la aeronave se utilizará como multiplicador de fuerzas, ayudando a proyectar el poder hacia el futuro mientras se mantienen las capacidades tripuladas fuera de peligro.

Actualmente se están desarrollando otros aviones Loyal Wingman, con planes de vuelos de equipo previstos para finales de este año.

Australia no es el único país que está desarrollando esta capacidad. Las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos tienen dos programas similares en marcha, Skyborg y Valkyrie, mientras que el Reino Unido lanzó su propio programa Loyal Wingman a principios de este año.

Tal vez te puede interesar: Boeing presenta el primer UAV Loyal Wingman para la Real Fuerza Aérea Australiana

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.