Este mes, el fabricante de aviones estadounidense Boeing ha iniciado el montaje de un nuevo avión de entrenamiento avanzado de las Fuerzas Aéreas de EE.UU., denominado T-7A Red Hawk, en su fábrica de St.Louis, Missouri.

El avión de entrenamiento se diseñó completamente utilizando sistemas de definición y gestión de datos basados en modelos 3D desarrollados en Boeing durante las dos últimas décadas. El T-7A Red Hawk empleó la ingeniería digital y el diseño del avión Boeing T-X que pasó del concepto firme al primer vuelo en sólo 36 meses.

«El futuro del dominio aéreo reside en la capacidad de moverse con rapidez, asumir riesgos inteligentes y asociarse de nuevas maneras para realizar el trabajo», dijo Shelley Lavender, vicepresidente senior de Ataque, Vigilancia y Movilidad de Boeing.

El T-7A Red Hawk, fabricado por Boeing, introduce capacidades que preparan a los pilotos para los cazas de quinta generación, entre las que se incluyen: entorno de alta gravedad, gestión de información/sensores, características de vuelo de alto ángulo de ataque, operaciones nocturnas y habilidades transferibles aire-aire y aire-tierra.

Como señala la compañía, el Sistema Avanzado de Entrenamiento de Pilotos también incorpora simuladores terrestres de última generación, tanto reales como virtuales, para dar a los pilotos y a los instructores una experiencia de lo más real.

En septiembre de 2018, la Fuerza Aérea de Estados Unidos adjudicó a Boeing un contrato de 9.200 millones de dólares para suministrar 351 aviones de entrenamiento avanzado y 46 simuladores de entrenamiento en tierra asociados. Saab forma equipo con Boeing en el entrenador y proporciona el fuselaje de popa del avión.

Según las Fuerzas Aéreas estadounidenses, está previsto que los primeros aviones y simuladores del T-7A lleguen a la Base Conjunta San Antonio-Randolph (Texas) en 2023. Todas las bases de formación de pilotos de pregrado acabarán pasando del T-38C al T-7A.

Esas bases incluyen: Columbus Air Force Base, Mississippi; Laughlin AFB, Texas; Sheppard AFB, Texas y Vance AFB, Oklahoma.

Tal vez te puede interesar: El proceso de compra del Boeing 737 para la Fuerza Aérea Argentina continua con el oferente seleccionado

2 COMENTARIOS

  1. Probablemente este es el próximo «caza» de México para reemplazar sus F-5. Si este caza no tuviera piezas de origen británicas, este seria una opción al FA-50 para la FAA.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.