El Centro de Gestión del Ciclo de Vida de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos anunció la entrada de un nuevo avión en la flota de la Fuerza Aérea.

El miércoles, el comunicado de prensa del centro dijo que la Fuerza Aérea ha recibido su primer avión de ataque ligero AT-6 Wolverine de Textron Aviation.

«¡Felicidades a nuestra Oficina del Programa de Aviones de Ataque Ligero de la Dirección de Cazas y Aviones Avanzados, por liderar los esfuerzos para adquirir y desplegar el AT-6 Wolverine de Textron Aviation!», dijo en un comunicado en una cuenta oficial de Twitter.

El turbopropulsor polivalente AT-6 Wolverine ofrece el mayor nivel de configurabilidad de misiones, la tecnología ISR más avanzada y la máxima capacidad de despliegue y sostenibilidad. El AT-6 equipa a operadores de todo el mundo con un valor inigualable, facilidad de entrenamiento, eficiencia logística y un 85 por ciento de piezas comunes con el Beechcraft T-6 Texan II.

El AT-6 Wolverine cuenta con 35 configuraciones de armamento que satisfacen los requisitos del SOCOM de Apoyo Aéreo Cercano (CAS), Inteligencia Armada, Vigilancia y Reconocimiento (ISR), Coordinación de Ataque y Reconocimiento (SCAR), y Control Aéreo Avanzado (Aerotransportado) (FAC(A)).

El nuevo tipo de avión de combate de las Fuerzas Aéreas proporcionará un avión económico, no desarrollado, destinado a operar globalmente en los tipos de entornos de Guerra Irregular que han caracterizado las operaciones de combate en los últimos 25 años.

Una capacidad de ataque ligero podría mantener la aptitud en la guerra irregular, maximizar la capacidad de la inversión financiera y aprovechar las tecnologías innovadoras existentes. Una opción de avión de ataque ligero no sólo ofrece valor y flexibilidad adicionales, sino que también acelera la modernización de las fuerzas asociadas actuales y potenciales que no requieren aviones de combate avanzados.

Una solución económica, el costo por hora de vuelo del AT-6 es inferior a 1.000 dólares y su pequeña carga de mantenimiento subraya la rentabilidad, la capacidad de despliegue y la sostenibilidad de la aeronave.

Tal vez te puede interesar: La Base Nellis de la USAF lanza un nuevo ejercicio de prueba operativa: Black Flag

5 COMENTARIOS

  1. Leo está nota y no puedo entender que se haya abandonado al IA 58 PUCARA en lugar de haberlo modernizado. Un avión que aún tendría mucho mercado, y actualizado, sería mejor que cualquiera de éstos. Encima, argentino y exportable.

    Nuestra Fuerza Aérea, claramente no actuó defendiendo intereses nacionales.

    • No se abandono al PUCARA, Solo se ha cambiado su mision y esta siendo actualizado.Nadie quiere hoy un avion bi motor para este tipo de misiones ISR o de guerra asimetrica. Solamente nuestro pais lo quiere por que es lo que hay y si ya estuviese modificado para ser vendido de todas formas tendria un monton de competencia de empresas mucho mas confiables.

    • El Pucará estaba equipado con bombas burras y cohetes de 70 mm.

      El Super Tucano tiene más de 40 configuraciones de armas, desde misiles Hellfire hasta misiles aire-aire de corto alcance y bombas guiadas de última generación.

    • Coincido con Sergio. Si la USAF adquiere un SdA como el Wolverine, bien podríamos haber mantenido a la mayor cantidad de Pucara en servicio. Es bien sabido que la Lockheed hizo bien su «trabajo» de reventar la capacidad de la actual FAdeA en seguir construyendo nuestros aviones al liquidar planos, utilaje, etc. Ahora perdimos la capacidad de CAS, ya que el Tucano no da la talla para reemplazar a nuestro Pucará. Tampoco hay a la vista un reemplazo para los Pucará en función de apoyo cercano. Otra capacidad perdida aún sin recuperar.

  2. FaDeA tiene que dejar de ser una empresa que depende de la FAA. Y abrir la empresa a capitales privados.
    Es la única manera de que la empresa salga adelante con proyectos «vendibles » Como son el Pucará o el Pampa GT.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.