Con la intención de contribuir al debate en torno a los asuntos relativos a la Defensa Nacional y a analizar los consensos que surgen en la comunidad académica, desde Zona Militar abordamos el ciclo de entrevistas «Consensos en Defensa Nacional«.

Tuvimos el placer de tener como primer entrevistado al Doctor Paulo Botta, quien nos brindo su diagnostico sobre la situación de los temas relativos a la defensa y al instrumento militar, haciendo especial énfasis en la dinámica que existe en la concientización de la propia sociedad sobre la importancia del tema y en los impacto de política exterior y desarrollo que conllevan las políticas de defensa.

Paulo Botta es Licenciado en Relaciones Internacionales por la Universidad Católica de Córdoba. Es Doctor en Estudios Avanzados por la Universidad Complutense de Madrid, Profesor Pro Titular y director del programa ejecutivo en Medio Oriente Contemporáneo de la Universidad Católica Argentina. Es profesor titular de la Escuela de Estudios Occidentales de la Universidad del Salvador
Investigador principal en la Universidad de la Defensa Nacional en la Escuela Superior de Guerra Conjunta y Aérea.

Es Coordinador del Departamento de Eurasia del Instituto de Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional de la Plata
Investigador senior del Instituto de Estudios Globales de Roma. Presidente de la Fundación Centro de Estudios del Medio Oriente Contemporáneo y miembro consejero del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI).

A continuación la entrevista.

Zona Militar – ¿Qué diagnóstico de manera sintetizada se puede hacer de la realidad de la Defensa Nacional?

Paulo Botta – El diagnóstico que podemos hacer no es nuevo, pero todos los años  es un poco peor que el anterior. Creo que el principal problema es que estamos demasiado abocados a pensar en la Defensa Nacional en términos de recursos financieros, lo cual es importante, aunque en la realidad hay un tema fundamental que estamos dejando de lado: que nuestra ciudadanía cada vez entiende menos la necesidad de defender lo nuestro.

Quienes  nos dedicamos a  estos temas ya estamos convencidos de su  importancia, discutimos lo financiero, lo organizativo  las alianzas, entre otros ejes, pero  hay mucha gente que directamente no entiende que esto puede ser importante.

Al argentino «medio» la Defensa Nacional no le parece importante. La Defensa Nacional es endogámica, hay un grupo reducido de personas que siempre nos vemos en muchos lados, que hablamos siempre de estos temas pero hacemos poco por trasmitir esa necesidad a la sociedad toda.

En resumen, la realidad que se ve en la Defensa es endogámica, muy centrada en lo financiero y muy poco centrada en dar a conocer y en vincular las necesidades y las demandas del ciudadano medio con la realidad de la Defensa.

Nosotros tenemos parte de culpa porque no damos ese paso de tratar de llamar la atención sobre la importancia y además porque nuestras discusiones son casi siempre  discusiones financieras, en torno a cuanto equipo o cuánto se debe destinar al Instrumento Militar, pero no le hacemos entender a la ciudadanía que la Defensa Nacional constitucionalmente hablando, es algo que nos compete a todos.

ZM – ¿Para usted, cuáles son las principales amenazas que enfrenta el Estado Nacional donde podría intervenir el ámbito de la Defensa Nacional?

PB – La principal amenaza es derivada de este punto anterior que señale, como no vemos la importancia,y por ello no invertimos: como no invertimos, tenemos capacidades limitadas, y por todo ello no vemos amenazas. Hay una enorme cantidad de temas que pueden potencialmente ser riesgos y amenazas, pero no lo vemos.

Pero si tomamos las principales, la primera es el expolio de nuestros recursos naturales, particularmente en el mar. En segundo lugar, la presencia de fuerzas centrífugas  derivadas de la propia incapacidad del Estado Nacional para gestionar «la cosa común», No hace falta identificar actores externos que tengan una voluntad maliciosa.

La Defensa Nacional tiene que trabajar en eso, fortalecer los puntos de unión y actuar como una fuerza centrípeta, que lleve a la gente a la unidad y que no favorezca a la división y a la colisión de intereses contrapuestos, es la base para la protección eficaz de los bienes sociales.

ZM – ¿Cómo evaluaría la situación del Instrumento Militar de las Fuerzas Armadas y cómo cree que debería orientar la política la adquisición del equipamiento pensando en el futuro?

PB – Argentina hoy casi no tiene Fuerzas Armadas operativas de acuerdo a estándares internacionales, esa es la realidad. No tenemos aviación de combate, nuestra Armada que supo ser ejemplo hoy no tiene fuerza de submarinos, no tiene proyección aeronaval. Hoy en día, operativamente hablando, todo el instrumento está muy limitado. Tenemos que empezar desde ahí.

Con respecto a la política de adquisición hay que entender que no es solo una cuestión de dinero y de quien me quiera vender, hay que comprender que las adquisiciones son decisiones políticas. Un ejemplo de esto es lo que le acaba de ocurrir a Turquía: tenía una necesidad que era un sistema de defensa antiaérea, tenían una oferta de Occidente, el sistema Patriot y como contraparte una oferta rusa con los S-400 y se decantaron por la segunda. Ahora tienen consecuencias en el plano político en sus relaciones con Estados Unidos.

La Política de adquisición no es solo una decisión financiera, es una decisión política. Leyendo artículos de Zona Militar sobre las ofertas rusas para Argentina, sobre todo en temas aéreos, la pregunta que me hago es, teniendo en cuenta que estamos en un ámbito de competencia global, ¿Argentina podría comprar armamento a Rusia sin tener ninguna consecuencia? Pensando lo que le pasó a Turquía.

No es solo una cuestión de ofertas y disponibilidad financiera. La adquisición en materia de Defensa es una cuestión política, que tiene que ver con los procesos de inserción, con definir aliados y enemigos entre otros puntos.

ZM – ¿Cuáles deberían ser los aliados naturales de la Argentina en el contexto mundial y qué ámbitos de cooperación cree que se puede profundizar?

PB – Los países no se mudan, si no te gusta tu barrio te mudas pero los países no pueden hacerlo.

Por lo tanto, los aliados naturales son los países de nuestra región.

Brasil debería ser visto como un aliado natural o, por los menos, como un socio en algunos puntos. En Defensa hay mucha potencialidad, y siento que no hemos aprovechado lo suficiente oportunidades de cooperación como las que hubo en el ámbito aeroespacial. Deberíamos pensar en la posibilidad de cooperar  de manera más intensiva en ámbitos navales.

Chile, también se debería tomar y considerar como aliado natural.

Ello no significa que no tengamos diferencias y muchas veces intereses contrapuestos, pero hay que dejar abierta la puerta para instancias de cooperación.

Con respecto a la segunda parte de la pregunta , se debería tratar de generar  una presencia en todos los ámbitos de cooperación. Estos ámbitos deberían identificarse  en función de nuestros intereses, donde puede haber coincidencia con otros estados de la región

Un ejemplo es lo que está pasando en los últimos años derivado de la explotación de los recursos pesqueros, un tema que preocupa a todos los àíses ribereños del Atlántico sur sudamericano, e incluso de los países con costas en el Pacífico sur con respecto a los recursos se deberíamos tener un punto de vista común.

Pensemos en el Área de Patrullaje, de búsqueda y Salvamento común que tenemos en la Antártida con Chile. ¿Por qué no plantear lo mismo con Brasil con respecto a la protección de los recursos del Atlántico sur? Ambos países comparten el litoral atlántico en el hemisferio sur más importante. ¿Por qué no cooperar ahí de la misma manera que hacemos búsqueda y salvamento de manera conjunta con Chile? ¿Por qué no hacerlo con Brasil?

Sin embargo, hay un tema central que no debemos olvidar cuando planteamos ámbitos de cooperación. Para ingresar a una sociedad, uno tiene que aportar capital. Por más que identifiquemos aliados y ámbitos de operacional, hay que medir con cuanto capital uno cuenta.

Se presenta la idea del multilateralismo como si fuera una oposición a las capacidades nacionales y no es así. El multilateralismo no es que se encarguen otros, es que nos encargamos todos, pero para que nos encargamos todos, uno tiene que aportar algo también.

El desarrollo de capacidades propias no se opone a la generación de ámbitos de cooperación sino que, por el contrario, lo presupone.

El desarrollo de capacidades propias no se opone a la generación de ámbitos de cooperación sino que, por el contrario, lo presupone.

Paulo Botta

ZM – ¿Cómo evaluaría usted la percepción actual de la ciudadanía sobre el rol de las Fuerzas Armadas?

PB – Debemos partir de la base que el 50% de los argentinos está preocupado por satisfacer necesidades muy básicas. Entonces es muy difícil decirle a la mitad de la población que priorice cosas que se ven como difusas cuando sus necesidades básicas no están satisfechas. Ahí hay un escollo importante pero que es un punto esencial, no se pueden tener Fuerzas Armadas desarrolladas y modernas sin una economía que crezca, sin una base industrial, sin una población con necesidades básicas satisfechas y educada.

Por otra parte, es fundamental que la sociedad vuelva a creer que las Fuerzas Armadas son parte integrante del poder de la Nación, un instrumento del estado, y no un enemigo de la población.

Lamentablemente, en algunos  ámbitos persiste la idea de las Fuerzas Armadas como un enemigo, lo cual es incorrecto. Si un médico comete mala praxis, a nadie en su sano juicio se le ocurre cerrar los hospitales y la facultad de medicina. El valor de la salud está por encima de los errores de algún médico, por ello hay que continuar preservando la salud de todos. Con el mismo criterio, si miembros de las Fuerzas Armadas hace treinta, cuarenta años atrás cometieron delitos, no por eso se debe seguir con que no hay que tener Fuerzas Armadas. El valor de la defensa está por encima de los errores de algún militar.

ZM – ¿Cuáles son los consensos básicos que usted podría compartir y considerar con sus pares académicos, superando las diferencias de ideologías y posiciones políticas a la hora de pensar la Defensa Nacional?

PB – Es lo que está en la Constitución Nacional, hay que proteger a nuestros ciudadanos, a nuestros recursos, a nuestro territorio para asegurar la soberanía y aumentar nuestra autonomía. A partir de ahí vamos a discutir cómo lo hacemos, pero tenemos que proteger esos puntos .Todos estamos de acuerdo en eso, es lo que está en nuestra Constitución.

Lo segundo que quiero destacar es que la Defensa Nacional no es algo que tenga que estar limitado al aparato militar, pero no se puede hablar de Defensa sin un instrumento militar.

Las Fuerzas Armadas y el servicio exterior son los aparatos fundamentales con los que cuenta el Estado para encarar sus objetivos en la arena internacional. No pueden estar ausentes.

Son instrumentos de una estrategia nacional, otra palabra casi ausente del diccionario político argentino.

La Defensa Nacional es un agregado de muchas otras cosas,  la tecnología de las Pymes, la capacidad de innovación, las capacidades de los ciudadanos, etc.

ZM – Pensando en el espacio académico como un asesor natural a la gestión política, ¿qué propuestas se le ocurren para cambiar, profundizar o mantener en la política de Defensa Nacional?

PB – En primer lugar, a nivel de la población general, hay que concientizar sobre la importancia que tiene la Defensa Nacional para cualquier Estado que pretenda ser soberano. Ningún Estado soberano puede poner la carga de la Defensa en otro sujeto.

En segundo lugar, adentrándonos en el ámbito propio de la estructura de las Fuerzas Armadas, hacer que los mismos militares reactualicen sus esquemas mentales, como burocracia técnica del Estado, es decir, actualización y profesionalización, pero con los medios adecuados. Sin medios todo es retórico, y la defensa no es algo retórico, tiene que encarnarse en la realidad

En tercer lugar, a nivel de los decisores políticos , dejar de ver la Defensa como algo privativo de los militares y entender que la Defensa es un ámbito que el Estado no puede dejar de considerar a menos que realice una especie de automutilación. Se debe dejar de pensar a la Defensa como algo externo y pensarlo y concebirlo como un activo que puede ayudar a solucionar  los problemas que enfrenta y puede enfrentar en el futuro el país.

Te puede interesar: Ciclo de Entrevistas ZM: “Consensos en Defensa Nacional”

Avatar
Equipo de redacción de Zona Militar. Para contacto directo info@zona-militar.com

11 COMENTARIOS

  1. Algunos comentarios:

    -Comparto plenamente la idea que desde los divulgadores civiles, miembros en activo o situación de retiro de las FFAA es necesario un giro de 360 grados en torno a la comunicación sobre la defensa y las fuerzas armadas en general. Salir de los púlpitos elitistas, de salones de clases en donde todos piensan como uno, juntadas entre colegas a hablar de unas fuerzas armadas que ya no existen. Pisar en la «calle» de una buena vez con los argentinos. Hablándoles fácil sin por ello perder rigor. El rol docente es fundamental y las nuevas tecnologías lo permiten de forma masiva sin demasiado costo.

    -No solo es necesario tener una economía fuerte para tener fuerzas armadas poderosas (Se las puede tener aún no teniendo tal economía) sino que el apoyo social es clave. Por ello es importante volver a comprender que las fuerzas armadas y la defensa en general son un hecho político, con ideologías y que nuestras FFAA deben ser parte de la vida social activa en nuestro país. SIN APOYO POPULAR NO HAY PRESUPUESTO PARA NADA!! No importa que ideología o linea de acción se siga. No vende lo de defender los recursos naturales y amenazas terroristas inexistentes. Insistir por esa linea de trabajo ya se demostró errónea y servil a la destrucción del aparato de defensa.

    -La cooperación con Chile es el peor error geopolíticamente hablando que podemos cometer. Son traidores y tenemos la Antártida en disputa. La Fuerza de Paz Binacional Cruz del Sur es la mayor ofensa a la soberanía nacional desde 1982. Un asco propio de quien no desea a la Argentina en prosperidad y soberana. Los chilenos van de la mano con los ingleses en la Antártida y todo el atlántico sur. El resto es humo y falsas ilusiones sin fundamento.

    -Una forma de recuperar apoyo social debería ser promover y fomentar la entrada masiva de miles de ciudadanos genuina mente civiles y sin estudios superiores en las FFAA. Por medio de la creación de una verdadera reserva. No este chiste de veteranos y egresados de liceos que no va a ningún lado hace décadas. Un servicio de un año como máximo. No buscando necesariamente una instrucción sino el apoyo social a las Fuerzas. De ahí sale el presupuesto que no tienen a la larga. Una conscripción
    oculta.

    -Fomentar el reconocimiento natural de nuestras hipótesis de conflicto con Chile y el Reino Unidos. Nada vende y compra armamento mejor que la amenaza de una guerra. Nadie compra la flauta y la pipa de la paz; no en temas de defensa por lo menos. ¿Un sistema de defensa busca la paz? Por supuesto, pero por medio de hablar de amenazas militares, conflictos armados y fogonear a todo volumen siempre que se pueda. Mas si son reales como en nuestro caso.

    -Basta de vivir en canal volver en temas de defensa. Las clases de historia cotidianas de un pasado glorioso por si solas no van a salvar al país del desastre. Ej: La campaña militar de 1982. El pasado sin un presente con base solida carece de atractivo para el debate. Lo primero siempre es el presente, futuro y no el pasado.

    Saludos Compatriotas!

    • «es necesario un giro de 360 grados en torno a la comunicación sobre la defensa y las fuerzas armadas en general»

      Mejor sería un giro de 180 grados, ya que si usted gira 360 grados…terminará exactamente en el mismo lugar desde el cual partió. Por lo demás, estoy de acuerdo con sus observaciones. Saludos.

    • El cuatro de Marzo de 1948 Chile y Argentina firmaron un acuerdo » Que ambos gobiernos actuarán de común acuerdo en la protección y defensa jurídica de sus derechos en la Antártida Sudamericana, comprendidos entre los meridianos 25 y 90 de longitud oeste de Greenwich, en cuyos territorios se reconocen Chile y la República Argentina indiscutibles derechos de soberanía.americana y se comprometian a su procteccion y defensa de sus derechos » sigue Despues el diablo metio la cola , y por aca muchos ayudaron : Mearemos en el pacifico y violaremos a sus mujeres (que Sanmartiniano). Despues iremos por Chile .
      Divide y reinaras. Un poco de autocritica
      Saludos, un civil Argentino.

  2. Muy interesante el reportaje, aplaudo este tipo de propuesta (entrevistar a especialistas).
    Comparto plenamente la opinión del autor.
    Admito que me ha costado y aun me cuesta, pero desde una cuestión estratégica, es lo mejor para la Argentina establecer relaciones de amistad y alianza con Brasil y Chile. Hay momentos históricos y coyunturales y los de hoy obviamente no son los mismos que hace 40 años.

  3. No va a entender hasta tener tanques extranjeros paseando por Avenida de Mayo o cazas enemigos sobrevolando la cancha de Boca. Hay una vieja frase que dice algo así como que los soldados son como Dios, nadie se acuerda de ellos ni los valora hasta que los necesitan. Esperemos nunca tener que lamentar con lágrimas de sangre la dejadez que durante años le propinó la dirigencia política a las FFAA.

  4. Muy interesante la propuesta .
    «Al Argentino medio la defensa nacional no le parece importante» mmmm yo creo que no es asi , puede ser un sector muy influenciado por los medios de comunicaciones , pero los sectores populares dan por descontado que nuestras fuerzas armadas estan en condiciones, es mas , amplios sectores sienten orgullo por ellas ( se ningunea tanto a las fuerzas que la imagen que pose el pueblo es que esta todo bien) por ejemplo cuando sale alguna noticia en los diarios ,tv (poco y nada) referente a las fuerzas son buenas noticias desfile , actos la llegada de algun material (lanchas , helicoptero , etc) nunca se informa de la cantidad y estado y muchisimo menos de lo que no funciona , etc Creo que la unica noticia «mala » que a trascendido es el hundimiento del San Juan
    Si hay un sector minoritario que a partir de su ignorancia del tema piensa que las fuerzas son una carga inutil.Si bien son minoria estos se radicalizaron a partir de Malvinas.
    Coperacion con los paises hermanos , creo que es algo fundamental , ahora operar en nuestro mar ? no se , como dije arriba el comun piensa que esta todo ok ,lo veria como algo violatorio de nuestra soberania. de hecho yo tampoco lo veo muy positivo.
    Muy buena la nota.

  5. No me gustó la eleccion del entrevistado, el CARI es un centro de pensamiento internacional muy ligado al pensamiento pro anglosajón del mundo, fijense que cuando le preguntan por las amenazas no menciona la ocupacion británica de las malvinas y el atlántico sur, que es nuestra principal amenaza, ya con eso te das cuenta a lo que se apunta. igual buena intencion por parte de de zona militar.

  6. Buen día a todos. Lo primero es felicitar a ZM por esta iniciativa d entrevistar a personas, las cuales por función, enseñan a concientizarnos en temas d defensa nacional. Leo en la nota, como q se generaliza a la sociedad argentina, diciendo q no está concientizada d lo q se puede lograr teniendo FFAA actualizadas. A mi entender, es un error, ya q el como docente tiene por convicción llevar el mensaje a donde no llega. Y fundamento este comentario en el resumen q esta persona hace en la última pregunta en donde simplifica todo su pensamiento dando como respuesta tres parámetros q a su entender, se deberían hacer. Se puede coincidir no, con esas apreciaciones, pero lo importante es q ahí están y se deben leer y razonar. Soy SC61 no soy VGM pero si estuve en el continente enlistado hasta q finalizó la guerra d 1982. Desde ahí hasta hoy, nuestro país pasó por situaciones en donde el eje político toma decisiones q nos llevan a q hoy tengamos la situación q tenemos. Coincido cuando escribe dando entender q una alianza estratégica es la mejor versión para entre otras cosas, controlar nuestra plataforma marina, coincido cuando plantea q debemos intercambiar conocimientos pero lo q no coincido, y es parte del debate, es q piense q la ciudadanía argentina no le interesa defender lo nuestro. La ciudadanía si le interesa, solo q después d la guerra se han firmado documentos, como el acuerdo d Madrid entre otros, en donde nuestro país se ve obligado a determinadas inacciones. Lo primero q m gustaría comentarle al Dr Botta es pq no se trabaja en contrarrestar eso documentos. Respecto a q si nuestro país adquiere equipamientos a tal cual país alguno puede tomar represalias y toma el ejemplo Turquía, le respondo q es parte d una nación tomar y tener determinaciones q favorezcan a las Intereses para defender nuestro suelo. Cuando toma decisiones fuertes siempre alguien no está d acuerdo, así funciona el conducir.
    En fin, podemos discutir las formas pero no el fondo, LA GRAN MAYORÍA D LA CIUDADANÍA SABE LO Q ES NUESTRAS FUERZAS ARMADAS y los q no, se debe trabajar para q esa población tome conciencia. Se informó por este medio, ZM, q la Federación Rusa puede proveernos d equipamiento d última generación a nuestras FFAA, pq se debería incomodar USA o FRANCIA si ellos Mismos nos estuvieron proveyendo d equipamientos tanto nuevos como por intercambios? Este recelo q existe entre el poder político con los militares es tangible y la gran parte d la ciudadanía a la q se hace referencia en la nota, lo sabe. Q pueden hacer los militares si seguramente plantean necesidades y después el poder político d turno no lo lleva adémate? Es una manta corta, es real y no hay q esconderla. Podríamos estar escribiendo horas sobre el tema.
    Felicitaciones a zona Militar por esta iniciativa, somos muchos los q los seguimos y leemos y otros tanto los q estamos subcriptos al portal. Así q a seguir así q no están solos. Felicidades!!

  7. Es muy fácil escribir lo que se debe hacer pero no tanto hacer lo que se debe cuando se tiene la oportunidad.

    Nuestras FFAA tienen como mochila el pensamiento atrasado de políticos de cualquier partido que presos de una mirada estrecha y/o parcial de la realidad consideran que nuestro país no tiene conflictos y mucho menos amenazas que pudieran implicar la necesidad del uso o la amenaza del uso del poder militar del Estado. En ese sentido hacen un esfuerzo enorme por olvidar que parte de nuestro territorio se encuentra bajo bandera extranjera, base militar incluida, y que si bien nuestra Constitución Nacional es clara en el sentido de que se debe recuperar esa parte del territorio por medios pacíficos, nada impide que el invasor, por una razón u otra, no se atenga a nuestra a la CNA en la defensa de sus propios intereses. Asimismo, los políticos ignoran que el aparato militar para ser eficaz en la disuasión o la defensa, requiere de tiempos estratégicos tanto para formar y actualizar a sus cuadros y las reservas como para poner operativos a los medios que el Estado pone en sus manos.

    Los políticos, cortos de vista, afirman una y otra vez a quién quiera oirlos que nuestro país carece de «hipótesis de conflicto» siendo que estas son ni más ni menos que las herramientas que se utilizan para estudiar posibles escenarios futuros, esencialmente contingentes, y que carecer de ellas implica afrontar el futuro desconociendo los riesgos y oportunidades que podrían presentarse si las cosas no devienen como las imaginan en su realismo mágico.

    Además, por la motivos ideológicos, mera inoperancia o directamente mala voluntad, nuestro poder militar ha alcanzado un punto en el que incluso ha dejado de disuadir a quienes podrían tener intención de comprometer de alguna forma nuestros intereses vitales.

    Nuestra Defensa Nacional requiere hechos concretos más que palabras elaboradas de quienes han tenido la invaluable oportunidad de ser parte de la decisión en la materia que, no me cabe la menor duda, ha de ser una política de Estado que supere la alternancia democrática, es más, se trata de un mandato fundacional de nuestro Estado que queda claramente expresado cuando en el Preámbulo de la Constitución Nacional los constituyentes manifiestan que el mismo es creado entre otros motivos para «proveer a la defensa común.

  8. Interesante reportaje, pero no comparto éso de aliados naturales, ya que quedó demostrado más de una vez, que cada país sigue sus propios intereses, Brasil es el mejor ejemplo.
    Me parece muy inocente ésa corriente de pensamiento.
    Y no confundir, relaciones cordiales, con intereses geopolicos nacionales.
    Muchos actores confluyen para tergiversar estos terminos, en el conjunto de la sociedad.

    • Brasil es un aliado natural, y los que no supimos hacer una lectura correcta en la mayoría de los casos fuimos nosotros……para variar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.