La capacidad de asestar golpes del portaaviones Proyecto 1143.5 “Almirante Kuznetsov” no tiene nada que ver con su ala aérea embarcada, sin embargo este buque se vio aquejado de múltiples problemas desde su entrada en servicio y su operatividad es baja.

Durante la Guerra Fría, la armada de Rusia dio prioridad a mover una gran cantidad de misiles de crucero por todo el mundo, lo que amenazaba las capacidades de proyección de poder de los grupos de batalla de portaaviones estadounidenses. En las décadas de 1950 y 1960, las élites militares soviéticas consideraban que los portaaviones eran herramientas imperialistas de agresión, y cualquier iniciativa de la URSS para construir uno propio fue derribada por el poder político. Con el tiempo, esto comenzó a cambiar, pero solo gradualmente.

En este enlace puedes conocer el historial de desarrollos y proyectos de portaaviones soviéticos a lo largo de la historia: El Top 10 de los portaaviones rusos a través de la historia.

La clase Kiev (Proyecto 1143 Clase Krechyet) que se lanzó en la década de 1970 fue un desconcertante compromiso cruzado entre un crucero misilístico pesado ​​y un portaaeronaves capaz de llevar helicópteros y cazas tácticos VTOL Yak-38, y por su diseño podría considerárselo como un crucero antisubmarino. Derivado originalmente de los clase Moskva, de los cuales heredo su problemática planta motriz, estaba pesadamente armado y equipado con sonar y modernísimos radares de vigilancia aérea y de superficie de diversos tipo a diferencia de los barcos norteamericanos que solo tenían misiles de defensa puntual y ningún tipo de sonar o armamento pesado (aunque de esto se encargaban sus escoltas).

Cuatro de estos buques (el Kiev, el Minsk, el Novorossiysk y el Almirante Gorshkov) fueron botados entre 1972 y 1982.

.

Finalmente, a los diseñadores de barcos rusos se les permitió desarrollar el primer portaaviones dotado de aeronaves de ala fija  de la Unión Soviética, partiendo del diseño de la clase Kiev, pero no podía alejarse demasiado de la filosofía de transporte de misiles de su predecesor. El barco que resultó fue algo diferente a todo lo ideado en el oeste: un portaaviones con aeronaves de ala fija de despegue convencional, mediante un skijump, que también tenía una considerable capacidad ofensiva, independientemente de si su ala aérea estaba desplegada en su cubierta o no. Este barco eventualmente sería conocido como clase Kuznetsov, y el primer ejemplar se botó a principios de la década de 1980.

La construcción del portaaviones se llevó a cabo en los astilleros de Nikolayev, ubicados en Ucrania, y se construyeron 2 buques, el Almirante Kuznetsov (Proyecto 1143.5) que entro en servicio en 1991 y el Varyag (Proyecto 1143.6) que fue botado en 1988 pero nunca entro en servicio al suspenderse su construcción.

.

LOS PORTAAVIONES PROYECTO 1143.5 Y 1143.6 CLASE KUZNETSOV

Diseñados como una actualización del Proyecto clase OREL, los portaviones clase Kuznetsov estaban previsto para operar con el caza embarcado Yakovlev Yak-41M, un S/VTOL supersónico que no llego a entrar en producción, de ahí la razón de su sistema skijump que en cierta manera limita el peso máximo con el que puede despegar un caza convencional.

El único portaaviones ruso ha tenido un pasado colorido, por decir lo menos. Ha tenido tres nombres, primero fue bautizado como Riga, luego en 1982 Leonid Brezhnev, Tbilisi en 1987 y finalmente bautizado como Almirante Kuznetsov (Héroe de la Unión Soviética en la 2da Guerra Mundial que llego a ser comandante en jefe de la armada soviética) entrando en servicio en 1991 pero debido a la desintegración de la URSS y pujas entre Rusia y Ucrania sobre su posesión el buque permaneció amarrado durante años antes de ser reactivado y no estuvo operativo hasta 1995 cuando finalmente fue desplegado en el Mediterráneo y actualmente forma parte de la Flota del Norte. Entre sus despliegues podemos destacar el infructuoso intento de rescate de la tripulación del submarino Kursk.

La forma en que los rusos supuestamente lo trasladaron del Mar Negro al Severomorsk después de la caída de la Unión Soviética es interesante por decir lo mínimo. Un wesbite ruso relata una leyenda que puede ser más ficción que realidad, pero de todos modos es entretenida:

Tras el colapso de la URSS, el Almirante Kuznetsov podría haber sido heredado por Ucrania, que reclamó su propiedad. En 1991, el barco, entonces asignado a la Flota del Norte, fue sometido a pruebas con la Flota del Mar Negro en Feodosia, dejándolo en territorio ucraniano. Sin embargo, el primer subcomandante de la Flota del Norte voló a Ucrania de inmediato e intervino. El vicealmirante dio la orden de levantar el ancla y dirigirse inmediatamente a Severodvinsk. Con las luces de navegación apagadas, el barco salió de su puerto y pasó más de tres semanas navegando hacia su base permanente sin ningún avión y sin dos tercios de su tripulación, quienes estaban con permiso de descanso en ese momento. Habiendo salvado el portaaviones, el vicealmirante juzgó acertadamente que los marineros “lo alcanzarían en tren”.

El Kuznetsov está dotado de una cubierta corrida de proa a popa, doble cubierta angulada y un ski jump de 12º, adoptado a raíz de las dificultades para desarrollar un sistema de catapultas de vapor operacionales. Su capacidad de autodefensa y ataque fue mejorada respecto al Almirante Gorshkov, del que deriva, pero heredo de este su problemática planta propulsora.

.

Su ala aérea embarcada está compuesta por el caza de superioridad aérea Sukhoi Su-33 (la versión navalizada del Su-27), el entrenador Su-25UTG y los helicópteros Ka-31, Ka-27LD, Ka- 27PLO, Ka-27S. Debido a la cancelación de los prototipos de alerta temprana Antonov An-72 Madcap y Yakolev Yak-44 se desarrolló una variante AWAC del Ka-31. Este helicóptero no tiene la capacidad de procesar los datos a bordo y debe transmitirlos al puesto de comando en el barco o en tierra.

Inicialmente estaba previsto que el caza polivalente MiG-29K, capaz de portar misiles antibuque y armamento «inteligente» complementara al caza Su-33, optimizado para actuar como caza de defensa de la flota pero poco útil en el ataque a superficie, pero los escasos presupuestos posteriores a la caída de la URSS no lo permitieron. El MiG-29K tuvo su revancha, ya que una variante modernizada y mejorada fue financiada y adquirida por la Armada India, que tiene 45 MiG-29K/KUB desplegados a bordo del portaaviones INS Vikramaditya y en bases costeras. Acto seguido, la Armada Rusa anuncio su intención de comprar 24 MiG-29KR el 8 de Marzo de 2011,como complementos del Su-33, discriminados en 20 monoplazas MiG-29KR y 4 biplazas MiG-29KUBR.

El segundo buque fue inicialmente llamado “Riga” pero luego se cambió su designación a Varyag (un famoso crucero ruso). Su construcción fue paralizada en 1992 con su casco completado y el 70% de los trabajos realizados. Quedo en poder de Ucrania que en el año 2000 lo vendió a una compañía china para ser “transformado en un casino flotante”. El Varyag estuvo un par de años amarrado en un puerto chino, hasta que comenzaron los trabajos de restauración y modificación del mismo y ahora es el primer portaaviones de China, el CV-16 Liaoning, pero es opinión generalizada que sus capacidades son muy limitadas y que su función es mas de entrenamiento y para que la Armada del EPL adquiera experiencia operando portaaviones de cara a la futura incorporación de portaaviones nucleares dotados de catapultas electromágneticas. Cómo llegó a China el Varyag es toda una saga en sí misma. Puedes conocer esta saga en el excelente blog Rusadas: «La completa fabulosa historia del portaaviones chino Shi Lang, Varyag, Riga o como quiera que se llamase el casino que iban a montar en Macao»

Por ultimo, no hay que perder de vista algo fundamental respecto al diseño del Almirante Kuznetsov. El buque fue diseñado y construido sobre la base de otra doctrina militar, la soviética, y dentro de esta su misión era proteger las áreas de patrulla de los submarinos nucleares portadores de misiles misiles balísticos intercontinentales y evitar ataques contra ellos. De hecho, el barco era componente de la defensa de las fuerzas nucleares marítimas soviéticas».

.

LA IMPRESIONANTE POTENCIA DE FUEGO DEL ALMIRANTE KUZNETSOV

La gente siempre parece estar un poco confundida por la designación única del almirante Kuznetsov como un «crucero de misiles portaaeronaves pesado» en lugar de como un portaaviones convencional. A primera vista, el barco parece tener muchos más misiles que los súper portaaviones estadounidenses, y que los portaaviones estadounidenses de la clase Midway, de tamaño y desplazamiento similares al Kuznetsov.

El Almirante Kuznetsov está equipado con no menos 4 lanzadores séxtuples VLS (sistemas de lanzamiento vertical) de misiles antiaéreos 3K95 Kinzhal, con seis celdas de misiles cada uno. Estos disparan el misil de defensa aérea  9M330 / SA-N-9 «Gauntlet», y se transportan en total la friolera de 192 de estos misiles. Además, la nave se eriza con un muro virtual de sistemas de armas de defensa puntual (CIWS), incluidos seis cañones gattling AK-630 de 30 mm y no menos de ocho (notoriamente formidables) sistemas CIWS de misiles / cañones Kashtan (cañón CADS- N -1y misiles Kortik / SA-N-11). El barco incluso luce sus propias defensas antisubmarinas con un par de sistemas de cohetes antisubmarinos / antitorpedos UDAV-1  (RBU12000 AS) con 60 proyectiles en total. Aunque el sistema UDAV-1 es un concepto menos complejo, los portaaviones estadounidenses apenas están comenzando a desplegar una defensa capaz contra los torpedos en la actualidad. 

.

Todo este armamento es impresionante, pero de naturaleza defensiva. El verdadero poder ofensivo del almirante Kuznetsov proviene de sus 12 misiles antibuque supersónicos P-700 “Granit”/ SS-N-19 “Shipwreck”. Cada una de estas bestias pesa 15.500 libras, unos 7.031 kilogramos, aproximadamente lo mismo que un caza F-5E Tiger II configurado para combate. Pueden estar armados con una ojiva convencional de 1.600 libras (726 kilogramos), una ojiva explosiva de combustible-aire o una ojiva nuclear de 500 kilotones (equivale a unas 33 bombas de Hiroshima).

Estos misiles fueron diseñados a fines de la década de 1970 y tenían la intención de permitir que las futuras naves capitales de Rusia pudieran atacar de manera confiable a los grupos de batalla de portaaviones estadounidenses desde fuera del alcance de sus sistemas ofensivos y defensivos. En combate, los misiles se lanzarían en grandes salvas, luego se dirigirían hacia sus objetivos tan rápido como mach 2.5 a gran altura y 3.000 Km/h en picado terminal, o alrededor de mach 1.5 al nivel del mar (1.800 Km/h a 25 metros de altura).

Los misiles eran muy avanzados para su época, integrando redes y tácticas cooperativas automatizadas de «enjambre». Eran lanzados hacia a un objetivo (u objetivos) generalmente basados ​​en datos de terceros, como coordenadas derivadas por un barco explorador, un avión de patrulla marítima o incluso un submarino. Volarían hacia sus objetivos desde más de 350 millas (563 kilómetros) de distancia en navegación inercial, luego, a medida que se acercaban al área del objetivo, un misil del enjambre «emergería» a una altitud mayor para usar su propio radar activo y sensores antirradiación para obtener información de orientación actualizada. Luego clasificaría estos objetivos y los asignaría a misiles en el enjambre de abajo, según el tamaño y la posición de cada blanco.

Si el misil emergente fuera destruido, otro tomaría automáticamente su lugar. Los misiles también podrían aceptar actualizaciones de fuentes de terceros y supuestamente tenían conectividad con la ahora desaparecida red de satélites soviéticos EORSAT. Una vez en la fase de ataque terminal de su vuelo, cada misil superviviente adquiriría su propio objetivo y perseguiría implacablemente a ese objetivo fulgurante en el horizonte a velocidades supersónicas y dando (presumiblemente) a los sistemas de armas de defensa puntual estadounidenses poco tiempo para reaccionar.

El diseño tenía la intención de asignar casillas de búsqueda para los buscadores de misiles para garantizar que solo se adquirieran los objetivos de mayor prioridad y se rechazaran los de menor prioridad, y para garantizar la eliminación de conflictos entre misiles.

Dentro de los requerimientos técnicos emitidos por el ministerio de defensa, estaba la capacidad de hundir una agrupación naval —un portaviones y tres cruceros de escolta— en una salva», precisó en una entrevista Zvezdá Anatoli Svitsvov, vicedirector responsable del desarrollo de los misiles de crucero de la empresa NPO Mashinostroyenia.  

El módulo de puntería del misil está protegido de las interferencias, y el misil es capaz de lanzar sus propias contramedidas para confundir misiles antiaéreos. En la clasificación de la OTAN, estos misiles se denominan ‘Shipwreсk’ —naufragio, en español—.

.

No hay duda, el P-700 nació para ser un asesino de portaaviones de alta gama. Su velocidad y número abrumarían las defensas de un grupo de batalla de portaaviones, y sus ojivas individuales eran lo suficientemente grandes como para hundir incluso a los buques de superficie más grandes de Estados Unidos. Las aspiraciones de la Armada Soviética eran claras, con grandes cantidades de estos misiles disponibles en los cruceros de batalla clase Kirov (Proyecto 1144 Orlan), en los submarinos de misiles guiados nucleares Proyecto 949 Granit (clase Oscar para la OTAN) y en los portaaviones que eventualmente serían conocidos como clase  Kuznetsov, los grupos de ataque de superficie soviéticos podrían haber llenado el aire con estos mortales misiles antibuque.

Incluso hoy en día, con solo un crucero de batalla clase Kirov (que pronto serán dos ), cinco submarinos clase Oscar y un portaaviones clase Kuznetsov en servicio, cuando se emparejan o incluso operan solos, estos representan una amenaza formidable. Afortunadamente, las capacidades CIWS estadounidenses, el sistema de combate AEGIS desplegado a bordo de los cruceros y destructores de la Armada de los EE. UU. y las capacidades de guerra electrónica en todos estos barcos, así como el paso del tiempo, probablemente han mitigado hasta cierto punto el peligro que representan estos misiles. 

Lo que es más confuso sobre el contundente arsenal de misiles antibuque del  Kuznetsov es que parece no existir cuando examinas el barco. Estos misiles son grandes: sus tubos de lanzamiento ocupan una gran parte de la proa del enorme crucero de batalla clase Kirov de propulsión nuclear. Tales estructuras no son evidentes en el Kuznetsov, que parece, bueno, solo un portaaviones.

Pero si uno mira más de cerca, encontrara las señales de que los doce misiles P-700 del barco están sentados justo debajo de la superficie de la cubierta de vuelo delantera. Dos filas paralelas de seis tubos de lanzamiento verticales están montadas al ras y cubiertas con las mismas superficies antideslizantes que el resto de la cubierta de vuelo del barco. Las células de lanzamiento «desaparecen» tan pronto como se cierran sus trampillas.

.

Parece una elección de diseño «interesante» tener cazas de 30 toneladas, armados y llenos de combustible, abriéndose camino sobre algunos de los misiles antibuque más poderosos jamás ideados, pero los diseñadores soviéticos tenían sus objetivos que lograr, y lo lograron  Es difícil no imaginar el vigoroso «debate» sobre el calce de estos misiles en el único diseño verdadero de portaaviones de ala fija de la URSS, ya que el espacio podría haberse utilizado para necesidades relacionadas con la aviación. Pero de una forma u otra, el Kuznetsov terminó con esta característica funky, una que ha arrastrado mucho después de que la Unión Soviética ya no existiera.

Durante la última década se ha hablado de que el sistema de misiles P-700 Granit será retirado del almirante Kuznetsov. El área debajo de la cubierta donde se encuentran almacenados los misiles se utilizaría para ampliar el hangar donde descansan y se reparan las aeronaves de ala fija y rotatoria del buque, una característica en la que el barco siempre ha estado corto. De hecho el segundo portaaviones chino, el CV-17 Shandong basado en la clase Kuznetsov, aumento la cantidad de cazas J-15 a bordo de 24 a 36 eliminando la zona donde se albergan los misiles P-700 y sumando ese volumen al hangar. Pero esto buque es de nueva construcción, a diferencia del primer portaaviones chino, el CV-16 Liaoning, que no es otra cosa que el ex Varyag modificado y completado en China por astilleros locales.r y Ka-27

.

UN BUQUE LLENO DE PROBLEMAS

Lamentablemente, en los últimos años el barco se ha asociado más con la tragedia que con los éxitos, especialmente en la prensa occidental. Se arrastra alrededor de un espeso rastro de humo negro que hace que el barco parezca una herramienta de propaganda antigua más que un barco de combate. En despliegues anteriores, el portaaviones ha sufrido fallas mecánicas crónicas y accidentes mortales. Un remolcador oceánico sigue al barco como medida de precaución, lo que no es exactamente el signo de un buque de guerra de primera clase. Su avión de combate de ala fija, el Su-33, es visualmente impresionante, pero no exactamente de vanguardia, incluso cuando entró en servicio hace décadas. A pesar de una actualización ligera reciente, sus capacidades de combate, sobre todo las aire-superficie, distan mucho de las de un Boeing F/A-18E Super Hornet o un Dassault  Rafale M.  

El principal problema del “Almirante Kuznetsov”, es su planta propulsora, heredada de los portaaviones clase Kiev​ (Proyecto 1143 Clase Krechyet) y clase Baku (Proyecto 1143 Clase Krechyet modificada). Por alguna razón poco conocida, los soviéticos en lugar de usar un sistema de propulsión nuclear similar al del buque de batalla clase Kirov, instalaron en la clase Kuznetsov  8 calderas turbo presurizadas y 4 turbinas de vapor con salidas a cuatro ejes propulsores. Este sistema tenía la triste cualidad de sufrir incendios con facilidad y fue la causa de que el portaaviones Almirante Gorshkov (Proyecto 1143 Clase Krechyet modificada) solo estuviera cinco años en servicio, de 1987 a 1992, debido a que en 1992 quedo inactivo tras un grave accidente en su planta motriz, en 1993 esta volvió a sufrir un incendio de grandes proporciones y por último en 1994 la explosión de una de sus calderas y los daños producidos por el incendio consecuente lo dejaron definitivamente fuera de servicio. 

Como sus predecesores de la clase Kiev, la planta propulsora del Almirante Kuznetsov ha dado muchos problemas, con fallos en las calderas que a veces lo han dejado inutilizado; estando inactivo por ello entre los años 1996 y 2000 y en el año 2002. Esa es la principal razón por la que el Kuznetsov siempre es acompañado por un remolcador en sus despliegues oceánicos.

El largo y problemático proceso de construcción del Kuznetsov solo agravo los problemas que acarreaba su planta motriz desde su instalación en los cruceros portahelicópteros clase Moskva (Proyecto 1123) a mediados de los 60 del siglo pasado. Un artículo de noticias ruso describe al Kuznetsov como de «corazón débil» debido a los bajos estándares de construcción naval cuando se estaba terminando en la década de 1990 en el Astillero Nikolayev del Mar Negro en Mykolaiv, Ucrania.

Además, el almirante Valentin Selivanov dijo en este extenso e interesante reportaje: «Desde el principio, se instalaron tuberías de mala calidad en sus calderas». El mismo almirante pasó a describir las pruebas de mar de Kuznetsov en la década de 1990. Debido a los problemas con las tuberías, no todas las calderas podían funcionar a plena capacidad todo el tiempo y, a menudo, se averiaban. A veces, el barco se reducía a funcionar con una sola caldera, lo que le daba una velocidad de alrededor de 4 nudos. Durante una visita oficial a Malta en 1996 por los festejos del tricentenario de la Armada Rusa, todas las calderas del Kuznetsov dejaron de funcionar y el portaaviones empezó a ser arrastrado hacia las rocas de la costa, de milagro su tripulación logro poner una caldera en funcionamiento, y ralentizo la marcha hacia las rocas, y luego una segunda caldera que ayudo a que el Kuznetsov escapara por poco del desastre, retornando luego  a duras penas a Rusia con solo dos calderas en funcionamiento.

.

Desde su entrada en servicio en 1995, el portaaviones, propulsado por combustibles fósiles, ha logrado solo cuatro despliegues de primera línea, todos ellos en el Mediterráneo y de solo unos pocos meses de duración. Por el contrario, los portaaviones nucleares estadounidenses normalmente se despliegan durante al menos seis meses cada dos años. El USS Enterprise de propulsión nuclear, botado en 1962, completó 25 despliegues antes de dejar el servicio en 2012.

En este enlace puedes seguir el historial de servicio del Almirante Kuznetsov desde su botadura hasta la campaña en Siria: Modernizando al Almirante Kuznetsov.

Las condiciones internas y de habitabilidad del Almirante Kuznetsov son muy deficientes. Debido a los problemas con sus máquinas, de acuerdo a algunas fuentes, el portaaviones ruso  carece de calefacción, por lo que en el ártico es gélido; y a la vez una buena parte de sus ventiladores interiores no funcionan, por lo que en el Mediterráneo resulta caluroso y húmedo para los tripulantes. Sin calefacción las tuberías internas se congelan y fracturan, por lo que para prevenir esto gran parte del barco no tiene agua corriente. Se dice que unos 60 camarotes no tienen agua corriente, tanto en verano como en invierno y que la mitad de sus 50 letrinas están fuera de servicio y muchos camarotes están cerrados. Otro rumor es que debido a todo esto el olor interior es casi insoportable y para muchos oficiales, el ser asignados al Kuznetsov es más un castigo que un premio.

Las averías e incidentes son habituales y muchos tripulantes no están bien entrenados. En enero de 2009 un cortocircuito provocó un incendio frente a las costas de Turquía que mató a un marinero. Ese mismo año los marineros del almirante Kuznetsov aparentemente estropearon un reabastecimiento de combustible en el mar, derramando cientos de toneladas de combustible en el mar de Irlanda,

El ala embarcada es muy reducida (una docena de Su-33, o recientemente una combinación de los mismos con MiG-29KR), dispone de pocos pilotos entrenados y estos no pasan mucho tiempo a bordo. A ello se une la falta de catapultas, que limita la capacidad ofensiva de ambos cazas, y la antigüedad de los Su-33 embarcados, que carecen de sistemas electrónicos modernos, lo que les impide funcionar de modo efectivo como aviones de ataque. Hubo diversos proyectos multirol para complementar y/o reemplazar al Su-33 pero la caída de la URSS y la situación económica posterior atento contra ellos. Incluso se pensaba fabricar 72 Su-33 y 27 MiG-29K, pero al final solo se fabricaron 24 cazas embarcados Su-33.

En estos enlaces puedes encontrar la historia de algunos de los cazas polivalentes propuestos para complementar y/o reemplazar al Su-33. Desde el Su-27KM de alas en flecha invertida (un proyecto previo al Su-47 Berkut), el curioso avión de ataque con ala en flecha negativa Sukhoi Sh-90/T-12, el biplaza multirol Su-27KUB y el caza polivalente embarcado MiG-29K:

MIG-29K (Izdeliye 9.31) – El Fulcrum embarcado.

Los cazas de ala en flecha negativa de Sukhoi: Su-27KM, la respuesta soviética al Super Tomcat.

Los cazas de ala en flecha negativa de Sukhoi: El avión de asalto T-12, el Shturmovik de los años 90.

Su-27KUB “Koobik”, la Grulla embarcada polivalente.

La columna de humo negro que expulsa en sus despliegues al mediterráneo es otro síntoma de la mala salud de sus máquinas. El combustible empleado en sus calderas, denominado Mazut, es un combustible petroquímico pesado y equivalente al fueloil Bunker B y Bunker C. Según la norma ISO 8217, Mazut puede clasificarse como combustible RMG o RMK. El vicealmirante Pyotr Svyatashov explicó la presencia de ese humo negro alquitranado, diciendo que debido a una calibración incorrecta en los mecanismos de precalentamiento o inyección, el Mazut inyectado en la cámara de combustión podría no haber tenido tiempo de quemarse por completo; en otras palabras, los productos parcialmente quemados están causando el humo negro.

En esta imagen puede verse la notable columna de humo negro que expulsa el Almirante Kuznetsov .
El Kuznetsov en navegación visto desde el espacio.

.

INGRESO A DIQUE SECO PARA REPARACIÓN Y MODERNIZACION

Se suponía que la eliminación del sistema P-700 Granit y la ampliación del hangar sucederían durante una gran remodelación que se iba a realizar en el Almirante Kuznetsov  en algún momento del período 2017-2018. Parece que la revisión nunca se llevó a cabo, y en su lugar se llevó a cabo un reacondicionamiento ligero, ya que el barco estaba preparado para zarpar hacia la costa siria una vez más a fines de 2016. Esta vez, lo haría desplegando nuevas aeronaves, los cazas multirol MiG-29KR y los helicópteros de ataque Kamov Ka-52K Katran,  junto a los ligeramente mejorados  Su-33 que incorporaron algunos sistemas de bombardeo visual más precisos. Ambos modelos volarían misiones de combate real en ese país asediado por una sangrienta guerra civil, perdiéndose un MiG-29KR y un Su-33 por problemas con los cables de detención del portaaviones y cierta falta de experiencia por parte de la tripulación del buque.

Se desconoce si los tubos de misiles P-700 todavía están activos y llenos misiles operativos. Es posible, ya que estaba programado que el barco pasara por un reacondicionamiento mucho más profundo, que incluía el reemplazo de sus desgastadas calderas, al regresar de su despliegue en Siria.

Finalmente el buque entro a dique seco en Diciembre de 2017. Sin embargo una serie de incidentes, el hundimiento en octubre del 2018 del dique seco flotante PD-50 donde se llevaban a cabo los trabajos de reparación / modificaciones y un incendio a bordo en diciembre del 2019, atrasaron los trabajos y aumentaron los costos del retrofit.

El Almirante Kuznetsov en el dique seco PD-50.

Se rumoreaba que otras mejoras programadas para el barco durante su remodelación profunda incluían la instalación de nuevas turbinas de gas en reemplazo del anticuado sistema de calderas que ha mermado la confiabilidad del barco durante años. Sin embargo en fotos publicadas en la web en julio del 2018 se ve a sus desgastadas calderas KVG-4 siendo reemplazadas por otras tantas KVG-4 pero de nueva manufactura. Estas nuevas calderas han sido fabricadas en Rusia en vez de Ucrania, y tienen una vida útil de 25 años. La Marina Rusa rechazó una versión más moderna.

Recientemente, la agencia TASS informo que el portaaviones ruso Almirante Kuznetsov se someterá a pruebas en el mar en 2022. Las mejoras aplicadas han incluido una extensión de vida de 5 años. Se han sustituido las calderas y reparado turbinas, timón y hélices. El equipamiento para aviones y electrónica ha sido renovado, y se ha instalado un nuevo complejo de armas. La modernización fue menos ambiciosa de lo anunciado inicialmente debido a recortes en los presupuestos para la misma, los atrasos por los incidentes arriba nombrados y la necesidad de modernizar el Astillero #35 en Murmansk para que el el portaviones pueda volver a un dique seco. Si bien parecía que las cosas iban a mejorar para el solitario portaaviones ruso, con nuevos aviones e inversiones en el barco, lo accidentes en puerto abrieron un interrogante sobre el futuro del Kuznetsov. Rusia planea mantenerlo   en servicio durante al menos otra década, pero probablemente seguirá en servicio muchos años mas pasado ese tiempo, y a pesar de las pomposas declaraciones de los altos mandos de la armada rusa sobre la construcción de nuevos superportaaviones nucleares, no hay un reemplazo a la vista y puede que nunca lo haya.

Puedes conocer algunos de esos nuevos proyectos haciendo click en los siguientes enlaces: Portaaviones Shtorm, Portaaviones Lamantin y Portaaviones Catamaran.

Estado de una caldera KVG-4 luego de su reemplazo.

GALERIA FOTOGRAFICA 1. En este excelente y completísimo enlace se pueden visualizar 430 fotografías del Almirante Kuznetzov. Durante su construcción, su botadura, los ensayos en mar, en operación, imágenes del interior del buque, sus calderas, comedor, camarotes, etc. Para visualizarlo clickea el enlace a continuación: Proyecto 1143.5 Kreml Almirante de la Flota de la Unión Soviética Kuznetsov.

GALERIA FOTOGRAFICA 2. Las mejores fotos de las aeronaves del portaviones Almirante Kuznetsov

GALERIA FOTOGRAFICA 3. Walk Around por puente de mando, hangar y otras locaciones del Almirante Kuznetsov

INFOGRAFÍA PORTAAVIONES ALMIRANTE KUZNETSOV: Clickear aqui

Fuentes: The Drive, Sputnik, War is Boring, Historia y Tecnología Militar.

Infografía del Kuznetsov y su despliegue en Siria.

.

.

.

Te puede interesar: Rusia revela el concepto del portaaviones UMK Varan

2 COMENTARIOS

  1. Una de las características propias para calificar el armamento ruso sería la palabra «bestial», en su afán por superar a su archienemigo occidental han fabricado aviones, buques y tanques, a prueba de todo, con capacidad para todo, armados para todo, superiores a todo, que puedan resultar temibles sin lugar a ninguna duda. Pero resulta demasiado pedir, semejantes fortalezas terminan siendo demasiado complejas y no solo empiezan a tener fallas si no que también son insostenibles.
    El portaaviones Alte. Kuztnesov es una nave impresionante pero termina siendo tan difícil de trasladar como su compañero del aire An 225, así sucede un destino similar al del Titanic o al Bismark. Lo más grande del mundo no siempre es lo mejor del mundo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.