fragata

Holanda y Bélgica han decidido llevar en conjunto el reemplazo de sus fragatas clase «M» multipropósito por un nuevo tipo de buque denominado ASWF que significa Anti-Submarine Warfare Frigate. Se anunció que serán dos fragatas para Bélgica y dos para Holanda.

La nueva clase de buques están diseñados para detectar y combatir submarinos como tarea principal. Asimismo, la llamada «guerra de la información» juega un rol crucial en el desarrollo de las nuevas fragatas como así lo determina la Defense Vision 2035 que tiene como centro la cuestión cibernética y la inteligencia a la hora de prepararse para las amenazas del futuro.

La denominación de los buques por su función, (como se observa en el caso citado M o ASWF), es una práctica común en ambos países. Los nombres de los cuatro futuros buques aún son desconocidos, pero si es común denominarlos por su principal función, de ahí las fragatas clase M por su capacidad multipropósito o las ASWF por tratarse de fragatas de guerra antisubmarina.

Los nuevos buques recibirán las últimas técnicas de guerra antisubmarina y una sólida autodefensa contra las amenazas de superficie. También existe una amplia automatización para poder realizar operaciones comerciales con una tripulación básica limitada. Las discusiones sobre las especificaciones de los sistemas que suministrarán Damen Schelde Naval Shipbuilding y Thales están en pleno apogeo, según asegura el medio Navy Recognition.

Según la publicación, los nuevo buques ASWF estarán disponibles en 2030 para ambas armadas. Es Holanda, quién en estrecha consulta con Bélgica, está a cargo del proceso de sustitución de las nuevas fragatas. El inicio del proyecto comenzó en 2020.

Tal vez te puede interesar: China incorporará más buques de guerra para extender su alcance y proteger su creciente flota de portaaviones

Imagen de portada: Ministerio de Defensa de Holanda.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.