queen elizabeth

Con la entrada en servicio de los portaaviones STVOL de la clase Queen Elizabeth y del sistema de armas F-35B, la Royal Navy recuperó una capacidad que había perdido con la retirada en 2006 de sus aviones Harrier y la posterior eliminación, en 2014, del último de los portaaviones clase Invincible.

El mes pasado en una declaración en la Cámara de los Comunes, el Primer Ministro prometió un gasto adicional en defensa para “restaurar la posición de Gran Bretaña como principal potencia naval de Europa”, situación que va acorde con los planes de comenzar a desplegar en este caso su primer Grupo de Batalla a zonas lejanas y de interés, teniendo previsto además que para el 2023 se tenga un grupo desplegado rutinariamente o disponible para hacerlo en corto tiempo.

Durante los años 2018, 2019 y 2020 la Royal Navy se ha ido preparando paulatinamente para operar nuevamente un grupo de batalla liderado por un portaaviones, el Queen Elizabeth, que ya ha realizado varios despliegues con escoltas y operando con diferentes aeronaves, llegando a la capacidad operativa inicial (COI) en los primeros días de enero del presente año. Teniendo ahora la capacidad de poder ser desplegado con su grupo de batalla al lejano Pacifico, zona donde convergen los intereses de las principales potencias mundiales y de los países de la región.

A comienzos de este año el comodoro Michael Utley, comandante del Grupo de Ataque de portaaviones del Reino Unido, expresó que el primer despliegue estará liderado por el portaaviones Queen Elizabeth con un ala aérea y una escolta conformada por dos destructores Tipo 45, dos fragatas Tipo 23, un o dos submarinos nucleares y un petrolero clase Tide.

Este portaaviones y su gemelo tienen un desplazamiento de unas 65.000 toneladas, una eslora de 280 metros, una manga de 70 metros y la capacidad de transportar hasta 65 aeronaves. Pero, el ala aérea que transportará el portaaviones para este despliegue, está integrado por 12 F-35B propios y 12 de la USMC, además de 14 helicópteros Merlin y Wildcat.

Es importante destacar que este país es de los principales socios del Proyecto F-35, que lo lleva a adquirir un total de 138 F-35B, de los cuales solo ha recibido 21 unidades, presentando un escenario con insuficientes aviones para operar en su portaaviones.

El Embajador de China en el Reino Unido, Liu Xiaoming, instó al Gobierno Británico a no enviar su portaaviones al Pacífico, expresando que «China tiene un derecho legítimo de defender su soberanía e integridad territorial. Nuestros derechos son reconocidos por la ley internacional. Estados Unidos se mantiene enviando navíos…hasta el mar del sur de China solo para provocar, infringir y pisotear la soberanía de China”. Este también agregó que «no quisiera que el Reino Unido se uniera a Estados Unidos para retar la soberanía de China e interrumpir la estabilidad y tranquilidad de la región. Espero que Gran Bretaña después del Brexit juegue un papel para la paz y no para crear problemas”.

Esta manifestación del Embajador adquiere mayor importancia ya que China en estos últimas décadas ha aumentado su fuerza aeronaval de manera exponencial, fabricando más de 150 buques de guerra, entre portaaviones, LHD, LPD, destructores, etc. Teniendo actualmente la capacidad de desplegar sus buques desde Oriente Medio al Mar de Japón.

Es importante también presentar que el portaaviones navegará por el Mar Mediterráneo, el canal de Suez, Oriente y llegando hasta el Mar de Japón, realizando seguramente ejercicios navales con la Marina Egipcia, la Marina India; y ya se confirmó que participará de ejercicio con el Grupo de Ataque estadounidense despegado en esa zona y con las Fuerzas de Autodefensa del Japón, tratando con eso de fortalecer las alianzas con esos países.

No menos importante es de destacar que el portaaviones Francés Charles de Gaulle después de su modernización, entre abril y julio del 2019, realizó un despliegue similar que lo llevó a navegar por la mismas zonas que lo hará el Queen Elizabeth con su Grupo de Ataque en pocos meses.

Veremos cómo se desarrolla este importante despliegue de un nuevo Grupo de Ataque en esta zona tan importante y qué comportamiento tendrá China en lo que hoy es su área de influencia.

Tal vez te pueda interesar: El “Wargaming” y su uso pedagógico

Imágenes cortesía de Royal Navy

*Pedro Silva es Escribano Público e investigador de temas de defensa, principalmente de Malvinas y sobre el desarrollo aeronaval de China. Fue alumno de la primera edición del Taller de Redacción aplicado a la Defensa.

**Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de Zona Militar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.