El camino hacia una soberanía bicontinental

8

En un territorio bicontinental, en donde la Argentina está constituida entre el continente americano, islas del Atlántico Sur y una porción de la Antártida, es imprescindible comenzar a aplicar una estrategia que a futuro nos brinde mayor control de nuestra soberanía en la geografía de este joven país. Esto es un factor determinante en la construcción de nuestra identidad y de nuestra proyección al mundo.

En marzo de 2016 la Cancillería presentó el nuevo límite exterior de la Plataforma Continental Argentina, sometiéndolo a evaluación ante el órgano científico de la ONU que finalmente aprobó la solicitud. De esa forma, el país logró sumar oficialmente casi 1,6 millones de km2 a su superficie.

La ampliación limítrofe recién fue ratificada por medio del Decreto 693/ 2020 publicado en el Boletín Oficial, promulgando la ley 27.557 en agosto de este año, la cual dio pie a la presentación del nuevo mapa de los espacios marítimos y la creación del Consejo Nacional de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur, este último bajo el Decreto 694/2020 (Ley 27.558).

Si bien la Comisión de la ONU reconoce la controversia que existe con respecto a las Islas Malvinas, no tiene jurisdicción sobre cuestiones de soberanía. El gobierno argentino empleó todos los métodos y fórmulas dentro de las restricciones permitidas en la convención, y su aprobación del nuevo límite es un dato firme fundado en cuestiones científicas y geográficas.

Mientras que el gobierno chileno asegura que el nuevo mapa de Argentina se proyecta sobre un territorio antártico reclamado por sus autoridades, desde el año 2007, el gobierno británico hace lo propio de manera muy controversial por superponer su intento de soberanía sobre reclamos rivales entre Argentina y Chile. Se podría deducir entonces, que el Reino Unido por el momento no se sentará a negociar hasta que las presiones económicas en la zona lleven a su gobierno a buscar una salida a la cuestión soberana.

Pero más allá de la disputa por la soberanía, el fallo del organismo tiene un valor enormemente importante ya que podría tener implicaciones directas para la exploración y la explotación de los recursos naturales de esa zona del Atlántico sur, desde los depósitos de gas y petróleo, hasta los minerales y recursos biológicos.

Por otro lado, no debemos olvidar que el Tratado Antártico firmado el 1° de diciembre de 1959 en Washington D. C. (Estados Unidos) define a la Antártida como todas las tierras y barreras de hielo ubicadas al sur de la latitud 60°S. Y este documento con sus 12 países firmantes tiene un tiempo de vigencia indefinido, dejando suspendidos los litigios sobre las reclamaciones asegurando a cada nación firmante un statu quo por el tiempo que dure el tratado.

Particularmente, esto posterga las diferencias limítrofes en el continente blanco, entre Argentina y Chile. Pero igualmente los expertos coinciden en que en la Antártida estas diferencias serán resueltas por ambos países en el marco de la cooperación mutua y los tratados vigentes, y que no marcarán un punto de quiebre en las relaciones bilaterales.

No es descabellado pensar entonces que basado en sus derechos soberanos, de alguna manera ambas naciones hermanas puedan comenzar a trabajar juntas de manera activa y regional para el control jurisdiccional de las aguas y los recursos naturales que hay sobre las mismas.

Al ser un país bicontinental, nuestra identidad nos marca algunos ejes claros de la política exterior argentina: la integración y complementariedad con los países de la región sudamericana, una fuerte presencia antártica que impulse una relación estratégica con países que comparten intereses y la consolidación de una agenda externa que tome en cuenta su gran potencial marítimo en materia de biodiversidad, preservación del medio marino, recursos naturales, energía y vías de navegación. Dejando de lado al Reino Unido, que ninguna soberanía puede ejercer sobre territorios en disputa, y tampoco proyectarse hacia la Antártida, ya que no podría justificar su reclamo en el sector por una cuestión lógica.

Todo esto, tal vez marque el comienzo del fin de un reclamo que es de todos los argentinos, quienes entendimos que la lucha no es guerra y que al mismo tiempo nuestra historia no es pasado. Es solo la primera página en un derecho soberano, una historia que arrastra desde las más osadas aventuras, hasta heroicos actos de arrojo. Es un ayer que nos marcó el hoy, para posicionarnos en un futuro. Es un compromiso de todos y una deuda propia que comienza en nuestros hogares, porque el agua de nuestra mesa también es soberanía.

Tal vez te pueda interesar: Argentina el nuevo mercado estratégico ruso

*Alejandro Almazán fue alumno del Taller de Redacción aplicado a la Defensa

**Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de Zona Militar.

8 COMENTARIOS

  1. Datos para aclarar:

    1- La ONU no es un organismo que de legitimidad territorial a ninguna nación. No tiene ningún valor real para las partes lo que diga dicho organismo ya que lo que verdaderamente importa es lo que digan los países en disputa. La ONU solo dice que en términos geográficos la afirmación Argentina tiene razón. No que el territorio es nuestro de facto que es muy distinto. Eso es una tontería que se inventaron nuestros políticos. Lo único que dará legitimidad a nuestro reclamo en todo el Atlántico Sur es nuestro poder de imponer al resto de partes nuestra visión y nada más.

    2-Chile ahora esta tramitando la misma resolución y la ONU se la dará valida ya que como comente antes el organismo no da derecho a nada realmente. Reino Unido también se reserva el derecho a reclamar lo mismo cuando lo considere necesario ante la ONU.

    3-El Tratado Antártico no es indefinido en su duración como afirma la nota. Se seguirá aplicando si las partes firmantes lo vuelven a rubricar cuando en las reuniones de control lo hagan. La próxima relevante sera en 2040 y el tratado actual vence según lo firmado en 2050!!! Aún peor el Tratado Antártico puede ser disuelto si una mayoría simple de los países firmantes así lo quieren mañana mismo y comenzar a reclamar los territorios.
    Entonces no afirmemos cosas que no son reales…

    4- El Reino Unido reclama la totalidad de la Antártida Argentina y casi la chilena. Me pregunto ¿De que lado se pondrá Chile? De Argentina o de su aliado el Reino Unido…
    Tenemos la historia para respondernos esa pregunta. Lo dejo ahí y el que se quiera engañar con falsas ilusiones que lo haga.

    Saludos compatriotas!!

    • Al último punto yo le respondería que no cabe la menor duda que Chile está del lado de UK, es más, pueden ser un lacayo adquirido de los Británicos desde la guerra de Malvinas.
      En referencia al sector Antártico, solo tenemos que recordar la reserva de agua dulce que puede representar al futuro en el planeta y sabremos porqué de ciertas pretensiones internacionales en el Atlántico Sur.

      • Chile debiese haber estado gobernado por descerebrados si iba a apoyar a un gobierno que lo quizo invadir militarmente a fines del 78 luego de declarar «insolublemente nula» la mediación de la corona británica por el asunto del Beagle, es decir, darle proridad a la opción Bélica, sobre la Diplomática, que es lo que trataron de hacer (Torpemente) con el Reino Unido.
        El reclamo de Argentina sobre la ampliación de la soberanía de la plataforma continental, es claramente un acto agresivo hacia sus vecinos, toda vez que no hubieron negociaciones previas al respecto.
        Chile ya rechazo de plano la pretención de la Argentina, y toda vez que la FACH y la Armada Chilena son infinitamente superiores a sus contrapartes Argentinas, el susodicho reclamo de plataforma ampliada será solo un gesto para «La Galería» .

        • Chile no tiene nada que hacer en el Atlántico, su política expansiva siempre está pensando en invadir territorio ajeno, como lo hizo con Bolivia, como lo hizo con Perú, como lo hizo con Argentina. Chile no es un «hermano latinoamericano» y no se le puede tener confianza.

  2. Muy claro tu comentario Proyecto 70. Después d esta explicación y con los antecedentes q existen respecto a nuestros litigios con chile y d cómo actuaron en el conflicto Malvinas, espero q nuestra cancillería tome el toro por las astas y se haga sentir. El RU siempre fue un país conquistador y la Antártida no es la excepción y si a eso le sumamos q tiene un Ladero como las autoridades chilenas, que siempre gane quien gane, ante un conflicto con Argentina están despiertos, es un cóctel explosivo. Es ahora cuando debemos dejar sentado nuestra posición, tanto en la ONU como en aquellos organismos en donde se toman decisiones d esta envergadura. Siempre nuestro pueblo en estas cosas no se divide, apoya y sobre todo entiende q nuestro territorio está por encima d las banderas políticas. Abrazos
    SC61

  3. Yo más bien diría que la ONU, como también la OEA, son organismos que solo sirven a los intereses de las grandes potencias. Sirven para legitimar los intereses de los países más poderosos. En el caso del TIAR, EEUU lo usó cuando le convino, pero cuando UK atacó un país americano continental, no hizo nada. Por otra parte, la ONU no puede decir esta naranja es tuya, pero también lo es de ese otro. No puede decir que un mismo territorio pertenece a más de una nación.

  4. Muy interesante los comentarios…la óptica de Sergio respecto a la unión sin banderas políticas, también la apreciación de INOCENCIO respecto a que la ONU y demás organismos internacionales no son hipócritas que conforman a todos…osea si dice, tenes razón en tus fundamentos geográficos etc etc… ,listo. Respecto de Csar es probable que tenga razón sobre Chile y RU que un poco se explica en el comentario de Aubrey.
    Aunque Chile es un pais hermano y solo necesita que nos pongamos fuertes …y nos vamos a entender como buenos hermanos….el que sobra es el que vive en la isla. El RU queda lejos de la Antartida y de Malvinas …nada tienen ni tuvieron que hacer acá. Veo que además de vacunas hay que empezar a comprar otras cosas a los ex comunistas. Hay que pensar que los papeles llevan años presentándose y no hay que tener miedo ….no olvidemos que estuvimos cerca de ganar en el 82. Hoy somos mas atrevidos para el poco ¨palo¨ que tenemos….es hora de adquirir un buen PALO, un PALO Bien GRANDE!!!! y hacerse el loco….que esperamos??????

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.