USAF

El 53° Wing de la USAF ha consolidado su serie de pruebas a gran escala en la Base de la Fuerza Aérea Nellis, en Nevada EE.UU., en un nuevo evento llamado «Black Flag«.

Black Flag pretende ser el equivalente de prueba del ejercicio de entrenamiento Red Flag de la Fuerza Aérea (USAF), según dijo el 53° Wing a través de un comunicado de prensa el domingo. A diferencia de Red Flag que se enfoca en la preparación para el combate, Black Flag está diseñado para ejercitar el desarrollo de las capacidades de la fuerza.

Busca hacer esto enfocándose en pruebas operativas y desarrollo de tácticas en un entorno que simula de manera realista fuerzas en masa en un entorno de alta amenaza. Black Flag también es el tercero de un trío de eventos de prueba, junto con los ejercicios de prueba multidominio Orange Flag y Emerald Flag.

Por su parte, el comunicado de prensa resalta la importancia del ejercicio Black Flag como uno «esencial para la defensa nacional», donde además el coronel Ryan Messer, Comandante de la 53° Wing afirma que «un ejercicio del nivel de Black Flag es el resultado de tanta dedicación de los profesionales del 53° Wing como también del apoyo de los líderes de alto nivel que reconocen la importancia y están invirtiendo en las pruebas».

Por su parte, el jefe del Comando de Combate Aéreo, el general Mark Kelly, firmó una orden el 15 de diciembre que integra formalmente las pruebas en Black Flag. Y afirma que, «Black Flag acelera meses de trabajo y lo combina en un gran evento de prueba de fuerza de alta gama. Debido a que el combate real implica un gran empleo de fuerza, la prueba también debe incluir un gran empleo de fuerza», concluyó.

La orden de Kelly decía que las pruebas realizadas como parte de Black Flag permitirán a las Fuerzas Aéreas de Combate encontrar nuevas capacidades y formas para que los cazas, bombarderos, aviones de reconocimiento y vigilancia de inteligencia y programas clasificados trabajen juntos.

Otros beneficios de Black Flag será «fomentar una cultura de Test Like We Fight que complemente Train Like We Fight de Red Flag», entre otros, afirma Kelly.

El 53° Wing, que es el único ala responsable de las pruebas operativas y el desarrollo de tácticas para cazas, bombarderos y aviones piloteados de forma remota, realizó pruebas beta del concepto Black Flag durante los recientes eventos de prueba de fuerza de gran tamaño en agosto y noviembre.

Una prueba beta se llevó a cabo el 17 de noviembre en el campo de pruebas y entrenamiento de Nevada, e incluyó unidades del F-15E, F-16, F-22 y F-35 del 422 ° Escuadrón de Prueba y Evaluación, así como reabastecimiento de combustible desde un KC-135. y KC-46.

Tal vez te pueda interesar: Submarino USS Key West de la US Navy regresa al mar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.